X
Por 02/11/2019 17:29

A poco más de un mes del cierre del período ordinario de la Legislatura porteña y con un proceso de traspaso en marcha del PRO en la Casa Rosada y la gobernación bonaerense, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta avanza con la designación de los siete miembros de la Auditoría General de la Ciudad. La danza de nombres se baila al ritmo de una puja de poder en la que confluyen los radicales Daniel "el Tano" y Emiliano Yacobitti, el peronismo porteño, Elisa Carrió y hasta el presidente Mauricio Macri.

Como cada cuatro años, la Legislatura eleva el pliego de aspirantes a auditores que proponen las distintas fuerzas políticas que integran el Parlamento. Después, la negociación política hace el resto. La sorpresa de la lista la dio el secretario de Legal y Técnica del Presidente, el abogado Pablo Clusellas.

 

 

El custodio de la firma de Macri, amigo presidencial desde los años de picados de fútbol en Newman, ahora deberá presentarse ante una audiencia pública para defender su candidatura. En la gobernación porteña destilan furia por su presentación porque obliga a modificar el esquema de reparto y complica a legisladores porteños que pugnaban por ese lugar. Además, como reveló Letra P, Rodríguez Larreta le dijo a su gabinete que no quiere al gobierno capitalino como "aguantadero" de los funcionarios nacionales.

El PRO tendrá dos plazas en el organismo que audita la gestión porteña. Por el momento, el diputado Daniel Presti, que actualmente ejerce como jefe del bloque Vamos Juntos corre con ventaja y llega con el aval de Rodríguez Larreta. En el grupo de candidatos amarillos también está el actual auditor Vicente Rodríguez, que cuenta con el respaldo de José Torello y Fabián Rodríguez Simón; el auditor y ex legislador porteño Jorge Garayalde y la legisladora Paula Villalba, con el apoyo de Francisco Cabrera.

 

 

La Unión Cívica Radical repite formación: Angelici tiene un precauerdo para que la ex legisladora María Raquel Herrero renueve mandato y Yacobitti, también, confía en que Mariela Coletta seguirá en el edificio de la calle Jean Jures.

La Coalición Cívica propuso al joven Juan Calandri, actual secretario parlamentario del bloque de Carrió en Diputados. Por otra parte, el peronismo porteño tiene tres candidatos para dos asientos disponibles. Mariana Gagliardi, del riñón de Mariano Recalde, corre con ventaja y quedaría al frente del organismo, debido a que la ley N°70 indica que la presidencia le corresponde a la oposición.

De la negociación entre los sindicalistas Andrés Rodríguez y Víctor Santa María saldrá el segundo candidato del Frente de Todos. A priori, el actual auditor Hugo Vasques (UPCN) corre con una luz de ventaja por sobre Lisandro Mariano Teszkiewicz.