X

Tras cruzar al canciller Faurie, el presidente electo cuestionó la postura de la Casa Rosada en torno a la crisis en el país vecino. Por otra parte, destacó la transición con Macri.

Redacción 12/11/2019 11:10

El presidente electo, Alberto Fernández, salió al cruce del gobierno de Mauricio Macri al considerar que "es una vergüenza discutir si es golpe de Estado o no" la crisis que atraviesa Bolivia y que terminó con la renuncia, forzada, del ex presidente Evo Morales y su posterior asilo político en México.

"Es una vergüenza lo que pasó en Bolivia, es una vergüenza discutir si es un golpe de Estado o no, y es una vergüenza la actitud de la OEA", sostuvo Fernández para continuar con sus críticas a la postura del Gobierno y las declaraciones del canciller argentino, Jorge Faurie. El ministro de Relaciones Exteriores y Culto sostuvo este lunes que "no están los elementos para describir esto como un golpe de Estado" porque "las Fuerzas Armadas no han asumido el poder".

 

 

En ese sentido, el dirigente del Frente de Todos cargó contra el funcionario de Macri: "Faurie es un hecho desgraciado en la historia de la diplomacia argentina". En diálogo con Radio 10, también cuestionó la postura del gobierno de Donald Trump: "Tampoco comparto lo dicho por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, no hay ningún ejército victorioso, no es verdad que el Ejército de Bolivia haya garantizado la democracia, en todo caso la impidió".

"Gracias a Dios hemos rescatado con vida a Evo, su vicepresidente (Álvaro García Linera) y sus ministros, que ahora están asilados", remarcó.

 

 

Por otra parte, Fernández destacó el proceso de transición entre el gobierno de Macri y su equipo de funcionarios. Bajo esa lógica, celebró que en Argentina se esté "transcurriendo la democracia en paz, y un traspaso de mandato en paz, porque eso es algo que habla de la madurez".