X
El sucesor de Mauricio Macri se reunirá con Manuel López Obrador y también se encontrará con Carlos Slim. Estará acompañado por el diputado Felipe Solá, quien suena para ocupar el cargo de canciller.
Redacción 01/11/2019 8:23

El presidente electo, Alberto Fernández, partirá este viernes hacia la Ciudad de México para reunirse con el jefe de Estado de ese país, Andrés Manuel López Obrador, en su primer viaje internacional tras su victoria en las urnas.

En la comitiva estará el diputado nacional Felipe Solá, quien acompañó al ex jefe de Gabinete en cada uno de sus viajes al extranjero, por lo que crecen las chances de que sea designado canciller del próximo gobierno.

También viajarán Santiago Cafiero, que asoma como probable jefe de Gabinete, el ex funcionario bonaerense y dirigente del Grupo Callao Miguel "Mike" Cuberos, otro habitual acompañante del presidente electo en los viajes al exterior, y el político e intelectual progresista chileno Marco Enríquez Ominami.

Todavía no está confirmado el día y horario de la visita a López Obrador, encuentro que será privado y sin protocolo ya que aún Fernández no tomó posesión del cargo, pero la versión más fuerte es que recién ocurriría el lunes que viene.

En la agenda de Fernández también figuran reuniones con el jefe de Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, y con el empresario Carlos Slim.

Fernández arribará a tierra azteca a las 6:30 de la mañana de este sábado y será recibido por el embajador de la Argentina en México, Ezequiel Sabor.

La elección de México como primer destino internacional obedece a la decisión geopolítica de Fernández de privilegiar el vínculo con los países de la región latinoamericana, sin descuidar las relaciones internacionales con otros estados.

López Obrador fue uno de los primeros presidentes que felicitó por teléfono a Fernández el domingo pasado cuando se confirmó el triunfo electoral: en dicha conversación telefónica acordaron la visita.

Este jueves, Fernández recibió en sus oficinas de San Telmo al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y luego al mandatario sanjuanino, Sergio Uñac.