X

Descartan a Rodríguez y Kicillof mandó a un hombre de su entorno a estudiar la política en seguridad

El candidato a gobernador puso a Pérez Teruel a analizar la temática junto a Carlos Bianco, quien no ocupará esa cartera. Massa evalúa la conveniencia de promover postulantes propios.
El candidato a gobernador puso a Pérez Teruel a analizar la temática junto a Carlos Bianco, quien no ocupará esa cartera. Massa evalúa la conveniencia de promover postulantes propios.
Por 08/10/2019 11:11

Mientras sigue esquivando definiciones públicas sobre un armado de Gabinete pese a los 18 puntos de ventaja que cosechó en las elecciones Primarias, el candidato a gobernador bonaerense por el Frente de Todos, Axel Kicillof, instruyó a su jefe de campaña Carlos Bianco y al abogado Santiago Pérez Teruel a que se reúnan con especialistas y proyecten temas urgentes a atender sobre una de las áreas más sensibles en la gestión diaria: la seguridad. Cerca de Kicillof descartan que la ex ministra de Seguridad de la Nación, Cecilia Rodríguez, se convierta en titular de esa cartera en Buenos Aires. Así, el nombre de Pérez Teruel cobra relevancia, mientras Sergio Massa analiza la conveniencia de postular a dos funcionarios propios.


 


Pérez Teruel es uno de los abogados que tiene Kicillof en su equipo de trabajo diario. Lo acompaña desde la época en que era ministro de Economía. Primero, en 2014, fue designado como subdirector general de Asuntos Jurídicos de la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Subsecretaria Legal de la Secretaria Legal y Administrativa del ministerio de Economía y ocho meses más tarde, en mayo de 2015, ascendió al cargo de Director General de Asuntos Jurídicos de la cartera económica.

Con el macrismo en el Gobierno, Pérez Teruel fue desplazado de la Procuración del Tesoro. Además de la materia Seguridad también lleva a la par el estudio de temas judiciales en el ámbito bonaerense a pedido de Kicillof.

Asimismo, integra el cuerpo docente de la Universidad de José C. Paz, una casa de estudios afín al candidato. El rector, Federico Thea, es uno de los integrantes de consulta en temas de educación que tiene Kicillof. Como abogado, Pérez Teruel integra el Comité Académico del Seminario de Posgrado de “Auditoría (Legal) de Procesos Judiciales”, en esa universidad. 

SEGURIDAD Y NARCOTRÁFICO. Bianco no será ministro de Seguridad, pero sí se mete en el tema; al menos así se lo hizo saber a Letra P en una entrevista que concedió días atrás. “Me junté con muchos expertos en temas de seguridad de distintas líneas. Estoy estudiando el tema, no porque vaya a ser funcionario de seguridad ni mucho menos, pero Axel me pidió que estudiara el tema”.

Seguridad es un área caliente y por donde el Gobierno cree que puede limar la performance de Kicillof en las últimas semanas de campañas. Este domingo, en una entrevista en el programa de Luis Novaresio, el candidato fue consultado sobre la despenalización de la tenencia de drogas para uso personal como prevención del narcotráfico. “Tiene varios elementos, preventivos y después de persecución del delito. Hoy están fallando las dos cosas, hay un enorme negocio. Con la pérdida de empleo que hay, me contaba un cura del Barrio Carlos Gardel en Morón, hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo. Obviamente que es un delito, pero no pasa por ahí perseguir a ese”, dijo.

Con esa declaración, distintos funcionarios del actual gobierno le salieron al cruce. Este lunes, el candidato tuvo que aclarar que “se va a combatir el narcotráfico, se va a perseguir el delito y lo que es delito debe ser castigado, de eso no hay duda”.

 


Bianco, que es uno de los encargados de estudiar el tema, también le dijo a Letra P que “tirar un búnker (de producción y distribución de droga) no te saca la droga de los barrios. Es una piecita de dos por dos, con paredes de 15 centímetros y dos chapas arriba. La tiras y al otro día hay un búnker en la otra cuadra. En muchos barrios ya ni siquiera hay un búnker donde ir a comprar, sino que está el narcodelivery. El búnker es para las cámaras. Dicen los expertos que en el mundo, en la Argentina y en la provincia se incauta el 3% de la droga que circula y todos dicen que, si se incauta más droga, es porque circula más droga. No porque el Estado es eficiente. Esos eran sus dos caballitos de batalla, pero los expertos en el tema lo desarticulan en dos segundos”. La agenda de seguridad surcará con fuerza la agenda en las dos últimas semanas de campaña.

FUERA DE RADAR (POR AHORA). Uno de los nombres que asomó para el área de Seguridad cuando crecieron las chances electorales de Kicillof fue el de la ex ministra de esa cartera a nivel nacional, Cecilia Rodríguez. Hoy Rodríguez es la secretaria de Seguridad en el municipio de Avellaneda. En el entorno del candidato desmienten que vaya a ocupar un lugar en el Gabinete si es que el candidato del Frente de Todos gana las elecciones del próximo 27 de octubre.

Rodríguez comparte con Kicillof y otros investigadores e investigadoras el libro “Radiografía de la provincia de Buenos Aires. Crisis de un territorio en disputa”. Durante la presentación que el candidato hizo del libro, Rodríguez fue una de las expositoras. En ese acto, remarcó: “Pensamos acerca de qué policía queremos, cómo combatir, qué política de seguridad, a qué apuntar, cómo no criminalizar a los jóvenes que están en vulnerabilidad socio delictiva, que son cosas que nos pasan y mucho en nuestros barrios y nuestra provincia. Tenemos un montón de preguntas. Axel tiene respuestas para todo esto, quédense tranquilos”. Sin embargo, el entorno del candidato desmiente que Rodríguez vaya a ocupar la conducción de esa cartera.

En la danza de nombres también aparecen dos opciones con sello del Frente Renovador. Uno es Diego Gorgal, el referente que tiene el massismo en la materia. El otro, el diputado provincial Jorge D’Onofrio. Las chances de este último son mínimas.
 


Sin embargo, al tratarse de un área con mucho costo político, el líder del Frente Renovador, Massa, mira con cautela ese horizonte en el complejo territorio bonaerense. Una fallida gestión de una persona de su confianza en esa área podría traerle más pérdidas que ganancias.

Además, Kicillof ya avisó que no quieren que le loteen el gabinete. Hasta esta semana, el candidato se movía con libertad. Él y su equipo mantuvieron reuniones varias en la sede de trabajo de calle Piedras. Desde intendentes y pastores evangélicos hasta enviados de la bolsa de valores subieron por el primer piso y golpearon la puerta de las oficinas del kicillofismo.