X
El informe que elaboró la consultora Analogías marca amplias preferencias para Cambiemos y el peronismo. Macri, en caída libre. Lifschitz, con números superiores al Presidente.
Por 03/01/2019 9:54

Una encuesta de la consultora Analogías revela que Cambiemos y el peronismo son las fuerzas que puntean entre los santafesinos a la hora de elegir gobernador este año. Tercero, otra vez como en 2017, aparece el socialismo.

Ante la consulta de a cuál espacio votaría para la categoría gobernador, el macrismo trepó al 32%, mientras que la suma del justicialismo y Unidad Ciudadana se quedó en 27%. Por debajo de ambos quedó la fuerza provincial que gobierna la provincia, el Frente Progresista, con 18%.

Los números, a priori, se asemejan bastante a lo que ocurrió en las legislativas de 2017. En esa oportunidad, Cambiemos ganó con el 37,8%, el Frente Justicialista que encabezaron Agustín Rossi y Alejandra Rodenas, llegó al 25,9%. Mientras que el oficialismo provincial quedó lejos, con el 14,6%.

Por el momento, Cambiemos tiene dos candidatos lanzados a la silla más pesada de la Casa Gris, el intendente radical José Corral y el presidente del PRO Federico Angelini.

 

 

En tanto, el peronismo tiene en carrera al senador nacional Omar Perotti. Unidad Ciudadana tiene que definir su postulante, rol que saldrá del camporista Marcos Cleri, el rossista Leandro Busatto y la legisladora María de los Ángeles Sacnun. Se espera, en tanto, la definición de la ex vicegobernadora María Eugenia Bielsa.

 

 

El oficialismo hipotecó chances de competencia en las PASO que se celebrarán el 28 de abril y llevará como único candidato al ex gobernador Antonio Bonfatti.

 

 

El trabajo, de 2.500 casos y efectuado entre el 10 y el 12 de diciembre, también indagó en la mirada que Santa Fe tiene sobre las gestiones del presidente Mauricio Macri y el gobernador Miguel Lifschitz. También se consultó acerca de la imagen del mandatario socialista.

Santa Fe es uno de los terrenos más hostiles para el Presidente. Solo el 30,4% de los santafesinos lo evaluó de manera positiva, mientras que un 54,9 la desaprueba. En el desagregado, se lee que la mayor adhesión la tiene en la franja etaria de los 60 a los 74 años (41,4%). El mayor descontento, por otro lado, lo sufre en la franja que va desde los 30 a los 44 años (61%).

En tanto, Lifschitz tiene una evaluación aprobada del 44,4%, mientras que un 33,8% no lo aprueba.

En tanto, en términos de imagen del mandatario socialista, un 19,1% la consideró muy buena, un 25,4% buena, un 22,5% regular buena, un 12% regular mala y, entre mala y muy mala, superó por muy poco el 12%.