ELECCIONES 2019

La vacante de la Cámara Electoral desata una nueva interna en Cambiemos

A horas de que Macri envíe los pliegos para cubrir 30 vacantes en el Poder Judicial, un pelotón de diputados y senadores radicales cuestionan al propuesto para completar la CNE. Las razones.

La UCR desató una nueva ofensiva, de último momento, dentro de la alianza Cambiemos, cuando el presidente Mauricio Macri se prepara para enviar al Senado los pliegos para cubrir 30 vacantes en el poder judicial, entre ellos, el tercer sillón de la Cámara Nacional Electoral (CNE), la máximo fuero de apelaciones de ese fuero, que actualmente está integrado por Alberto Dalla Via y Santiago Corcuera. El tercer lugar fue ocupado desde 1984 por Alberto Munné, que falleció en 2016, y dejó un puesto libre que desde entonces se disputan dos funcionarios de la Cámara: el secretario de actuación judicial Hernán Gonçalves Figueiredo y la directora de administración del organsimo, Alejandra Lázzaro. El primero cuenta con el aval del PJ, aunque el letrado mantiene su orientación política en reserva, a diferencia de la mujer, que admite su activa pertenencia al radicalismo.

 

La postulación del tercer camarista del fuero electoral es materia de especulaciones desde hace dos años, pero las intrigas recrudecieron esta semana, cuando el Gobierno anticipó el envío de los 30 pliegos destinados a cubrir puestos pendientes de designación en el fuero de la seguridad social, en el correccional nacional y en el civil, pero la pieza más importante de toda esa batería es el sillón de la CNE. Para este año electoral que recién comienza, la Cámara reviste una importancia estratégica respecto a las decisiones que deberá tomar en materia de organización y fiscalización de los comicios nacionales. Pero también respecto a los fallos que tiene por delante, en una agenda reservada, donde también hay una serie de acordadas previstas para controlar temas vinculados con la utilización de nuevas tecnologías en la publicidad electoral, la intervención en las redes sociales, mensajes de whatsapp, control de fake news y el plan del Gobierno para agilizar la transmisión de los datos durante el escrutinio provisorio. 

 

Ante las consultas de Letra P, fuentes de Casa Rosada admitieron que los pliegos posiblemente ingresen al Senado el próximo lunes, pero este viernes un grupo de diputados y senadores radicales firmó un comunicado donde reclaman que sea tenido en cuenta el promedio que tiene la letrada en un concurso del Consejo de la Magistratura y que, además, se aplique el cupo femenino en la designación, para beneficiar la designación de Lázzaro, cuyo ingreso a la CNE le permitiría a la UCR contar con dos miembros afines, junto a Dalla Via.

 

La Cámara Nacional Electoral en su composición original: Alberto Dalla Via, Rodolfo Munné y Santiago Corcuera (Foto: CIJ)

 

 

“En instancias en que nuestro país se debate frente a un nuevo modelo de construcción social y político, promoviendo desde todos sus extremos una mayor participación de la mujer en espacios decisorios, hoy nos encontramos frente a la oportunidad de trascender las palabras y transitar hacia decisiones que revitalicen la institucionalidad argentina”, resaltaron los legisladores boiniblancos, en una señal que fue minimizada desde la Casa Rosada.

 

 

 

“La postulación de Gonçalves Figueiredo es una decisión tomada y consultada, ahora resta que comience el proceso de análisis de los pliegos, todo lo demás son gesticulaciones”, explicó a Letra P una fuente del Ministerio de Justicia que conduce Germán Garavano. La fuente no agregó detalles sobre el acuerdo del oficialismo con el titular de la banca del bloque Argentina Federal en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, que estaría de acuerdo con incluir al postulado. Su designación implicaría la presencia de dos magistrados de orientación peronista, junto a Corcuera.

 

Quizás por eso los escuderos radicales resaltaron que la Cámara es un “órgano integrante del Poder Judicial de la Nación, es la máxima autoridad decisoria en materia político-electoral; moderadora frente a tensiones que ponen en jaque a nuestra calidad democrática, a nuestro sistema de partidos y la promesa de una legitima competencia electoral”. Para los firmantes de la queja pública, es “un órgano de histórica tradición masculina” que “hoy abre sus puertas a una nueva integración que vaya en sintonía y resulte coherente ante la mentada participación de la mujer en ámbitos decisorios de nuestro país”. Según el texto, “desde el año 2016, con el lamentable fallecimiento del doctor Munné, la Cámara Nacional Electoral se encuentra a cargo de los doctores Dalla Vía y Corcuera, a la espera de una pronta integración definitiva que complete la terna de sus autoridades”.

 

 

 

Para garantizar el respaldo a su correligionaria, recordaron que el 10 de mayo de 2018, el Consejo de la Magistratura “ha resuelto otorgar a la doctora Lázzaro en un lugar prioritario entre los postulantes para ocupar esta función; destacando no sólo su experticia técnica, sino su condición humana y personal que resumen su capacidad para llevar adelante con éxito esta misión”.

 

Por esa razón los firmantes consideraron como “ejemplificador para el nuevo modelo de construcción social equitativo y democrático, respetar el orden de mérito establecido por el Consejo de la Magistratura, atendiendo a las consideraciones efectuadas sobre la doctora Lázzaro; dando así una esperanzadora señal no sólo para la institucionalidad del país y la confianza de nuestro ciudadanía, sino impulsando y promoviendo una mayor equidad y participación de las mujeres en posiciones de visibilización y decisión”.

 

 

 

El texto lleva la firma de los diputados Brenda Austin, Aída Ayala, Karina Banfi, Miguel Bazze, Atilio Benedetti, Luis Borsani, Gabriela Burgos, José Cano, Albor Cantard, Soledad Carrizo, Gonzalo del Cerro, Julián Dindart, Alejandro Echegaray, Carlos Fernández, Alejandra Martínez, Lorena Matzen, Josefina Mendoza, Gustavo Menna, Marcelo Monfort, Claudia Najul, Lusi Pastori, Fabio Quetglas, Estella Regidor, Roxana Reyes, José Luis Riccardo, Nadia Ricci, Olga Rista y Federico Zamarbide. Se sumaron las senadoras Inés Brizuela y Doria, Silvia Giacoppo, María Belén Tapia y Pamela Verasay.

 

Mario Decara deja la Defensoría del Pueblo y se abre el debate legislativo por su reemplazo.
Ricardo Quintela juró su segundo mandato en diciembre del 2023. ¿Puede ir por un tercero?

También te puede interesar