X

Casinos BA: Boldt y el socio de Angelici con ofertas que los ponen en carrera

La firma de Tabanelli ofertó un 53% por el Trilenium y Pinamar. Mautone un 55,5% por el Central de Mar del Plata y Monte Hermoso. Elevada propuesta de Gravier por Tandil, Hermitage y Miramar: 71,6%.
Por 23/01/2019 12:25

A poco más de un año de haber anunciado la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el llamado a licitación para la administración y el control por 20 años de máquinas tragamonedas en siete casinos de la provincia, este miércoles se realizó la apertura de sobres con las ofertas económicas de cada una de las empresas interesadas, instancia a la que se llegó en un contexto de pujas hasta último momento. Y es que, aunque Boldt –firma encabezada por Antonio Tabanelli que actualmente maneja todos los slots bonaerenses- había presentado propuestas para los tres renglones en los que se dividió la licitación, objeciones de sus competidores mediante, finalmente fue habilitada a participar en sólo una de las tres canastas, donde se había presentado en soledad (por el manejo del casino Trilenium –el más fuerte- y el de Pinamar).

De esta manera, en cada uno de los tres renglones en los que se dividieron los siete casinos en danza hubo un único oferente. Pero eso no sellaba la cuestión. Era necesario conocer las ofertas económicas y si las mismas resultaban de la conveniencia de la Provincia. Al momento, el Estado bonaerense se queda con un 50% de las ganancias por las máquinas tragamonedas pero se encarga del mantenimiento, los servicios, el pago de las horas Polad (Policía Adicional), entre otros aspectos que reducen su porción. Una vez que entren en vigencia los nuevos contratos, serán las empresas las que se tengan que hacer cargo de estas cuestiones.



Vidal junto al titular de Lotería y Casinos, Matías Lanusse.


Así dadas las cosas, durante el acto que se realizó este mediodía en el Instituto Provincial de Lotería y Casinos, en el que estuvo presente Letra P, Boldt ofertó por el primer reglón (casinos Trilenium y Pinamar) quedarse con un 53% de las ganancias. Para el segundo renglón (casinos de Tandil, Miramar y el Hermitage de Mar del Plata), la UTE (Unión Transitoria de Empresas) conformada por Entretenimientos Saltos del Moconá y el Bingo Oasis de Pilar, propiedad de Alejandro Gravier y Ricardo Glazman, ofertó quedarse con una porción suculenta: 71,6%. Finalmente, para la tercera canasta, integrada por el casino Central de Mar del Plata y el de Monte Hermoso, la empresa Casino de Victoria S.A, a cargo de Daniel Mautone –socio del operador macrista Daniel Angelici en bingos bonaerenses- propuso un 55,5%.

Según pudo saber Letra P, tanto la oferta de Boldt como la realizada por la firma de Mautone cuadran con los cálculos de ganancias que la Provincia prevé para los casinos en cuestión, pero la propuesta de Gravier-Glazman (71,6%) no resultaría demasiado atractiva para las arcas bonaerenses.

De acuerdo a lo detallado a este medio por fuentes confiables, un porcentaje de ganancia inferior a los 35 puntos para ese lote de casinos, lejos está de ser lo deseado por la Provincia. En efecto, algunos de los competidores en el acto de apertura de sobres no evitaron deslizar comentarios en voz baja acerca de lo elevada de esta propuesta.



Una vez conocidas estas apuestas, la administración provincial se tomará escasos días para proceder a su análisis. De considerarse no conveniente alguna de ellas (como diversos actores estiman que puede llegar a suceder con el segundo renglón), el oferente tendrá la posibilidad de efectuar, en el plazo de 20 días, una propuesta que resulte más seductora a los intereses estatales.

De no alcanzarse el número de la felicidad en esa segunda oportunidad, el lote quedará desierto, por lo que se tendría que llamar a una nueva licitación por el mismo. Mientras tanto, los casinos que no obtengan en este proceso a su operador, seguirán bajo la órbita de la empresa que actualmente maneja los slots: Boldt.

En efecto, el 31 de diciembre último había vencido la prórroga que el gobierno de Vidal le había otorgado a esta empresa para el control de las máquinas de juego de azar. Por tal razón, el 20 de diciembre pasado la Provincia notificó a Boldt que, atento a que el trámite de la licitación se encuentra en proceso, era necesario prorrogar los contratos vigentes hasta que entren en vigencia las nuevas concesiones.

LA OFERTA QUE NO FUE. Pero dos semanas después de esa notificación de renovación de prórroga, la Provincia emitió -el 8 de enero pasado- una resolución haciendo lugar a las impugnaciones que Bingo Oasis de Pilar y Casino de Victoria realizaron contra las ofertas de Boldt en los renglones dos y tres, respectivamente, a partir de lo resuelto en un dictamen por el fiscal de Estado, Hernán Gómez, quien avaló las objeciones planteadas a Boldt por las firmas competidoras que adujeron que la empresa de Tabanelli no cumplió con los requisitos de la oferta de financiamiento de los pliegos al no detallar plazos y tasas comprometidos.



Con esta decisión, el gobierno bonaerense se aseguró que el resultado de la presente licitación –ampliamente publicitada por la Provincia- no vuelva a quedar –al menos completamente- en manos de la empresa que hace más de dos décadas viene controlando las máquinas de juego de azar en la provincia.

A contrarreloj, Boldt recurrió a la Justicia para revertir esta situación y poder participar plenamente del proceso, pero el magistrado en lo contencioso administrativo de Quilmes Hugo Guarnieri no hizo lugar a la cautelar peticionada por lo que, finalmente, la firma de Tabanelli sólo se pudo presentar por el primer lote de casinos, donde de todas formas se encuentra el más suculento en cuanto a slots, el Trilenium.

¿Qué hubiese sucedido si Boldt jugaba por los casinos de los renglones dos y tres? Según pudo saber Letra P de voces confiables, la oferta que no vio la luz oficialmente era más beneficiosa para la Provincia que el 55,5% presentado por Mautone y el 71,6% de Saltos del Moconá en UTE con el tándem Gravier-Glazman.

Bajo este escenario, cerca de Boldt deslizaron a este medio que la empresa que se encamina a conservar el Trilenium tampoco desistió de los restantes casinos, ya que apelaría el reciente rechazo del juez Guarnieri a su planteo. De esta manera, aunque este miércoles se ingresó al sprint final de este largo proceso licitatorio, aún parecen quedar algunos movimientos sobre el paño.

Casinos BA: Boldt y el socio de Angelici con ofertas que los ponen en carrera

La firma de Tabanelli ofertó un 53% por el Trilenium y Pinamar. Mautone un 55,5% por el Central de Mar del Plata y Monte Hermoso. Elevada propuesta de Gravier por Tandil, Hermitage y Miramar: 71,6%.

 

A poco más de un año de haber anunciado la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el llamado a licitación para la administración y el control por 20 años de máquinas tragamonedas en siete casinos de la provincia, este miércoles se realizó la apertura de sobres con las ofertas económicas de cada una de las empresas interesadas, instancia a la que se llegó en un contexto de pujas hasta último momento. Y es que, aunque Boldt –firma encabezada por Antonio Tabanelli que actualmente maneja todos los slots bonaerenses- había presentado propuestas para los tres renglones en los que se dividió la licitación, objeciones de sus competidores mediante, finalmente fue habilitada a participar en sólo una de las tres canastas, donde se había presentado en soledad (por el manejo del casino Trilenium –el más fuerte- y el de Pinamar).

De esta manera, en cada uno de los tres renglones en los que se dividieron los siete casinos en danza hubo un único oferente. Pero eso no sellaba la cuestión. Era necesario conocer las ofertas económicas y si las mismas resultaban de la conveniencia de la Provincia. Al momento, el Estado bonaerense se queda con un 50% de las ganancias por las máquinas tragamonedas pero se encarga del mantenimiento, los servicios, el pago de las horas Polad (Policía Adicional), entre otros aspectos que reducen su porción. Una vez que entren en vigencia los nuevos contratos, serán las empresas las que se tengan que hacer cargo de estas cuestiones.



Vidal junto al titular de Lotería y Casinos, Matías Lanusse.


Así dadas las cosas, durante el acto que se realizó este mediodía en el Instituto Provincial de Lotería y Casinos, en el que estuvo presente Letra P, Boldt ofertó por el primer reglón (casinos Trilenium y Pinamar) quedarse con un 53% de las ganancias. Para el segundo renglón (casinos de Tandil, Miramar y el Hermitage de Mar del Plata), la UTE (Unión Transitoria de Empresas) conformada por Entretenimientos Saltos del Moconá y el Bingo Oasis de Pilar, propiedad de Alejandro Gravier y Ricardo Glazman, ofertó quedarse con una porción suculenta: 71,6%. Finalmente, para la tercera canasta, integrada por el casino Central de Mar del Plata y el de Monte Hermoso, la empresa Casino de Victoria S.A, a cargo de Daniel Mautone –socio del operador macrista Daniel Angelici en bingos bonaerenses- propuso un 55,5%.

Según pudo saber Letra P, tanto la oferta de Boldt como la realizada por la firma de Mautone cuadran con los cálculos de ganancias que la Provincia prevé para los casinos en cuestión, pero la propuesta de Gravier-Glazman (71,6%) no resultaría demasiado atractiva para las arcas bonaerenses.

De acuerdo a lo detallado a este medio por fuentes confiables, un porcentaje de ganancia inferior a los 35 puntos para ese lote de casinos, lejos está de ser lo deseado por la Provincia. En efecto, algunos de los competidores en el acto de apertura de sobres no evitaron deslizar comentarios en voz baja acerca de lo elevada de esta propuesta.



Una vez conocidas estas apuestas, la administración provincial se tomará escasos días para proceder a su análisis. De considerarse no conveniente alguna de ellas (como diversos actores estiman que puede llegar a suceder con el segundo renglón), el oferente tendrá la posibilidad de efectuar, en el plazo de 20 días, una propuesta que resulte más seductora a los intereses estatales.

De no alcanzarse el número de la felicidad en esa segunda oportunidad, el lote quedará desierto, por lo que se tendría que llamar a una nueva licitación por el mismo. Mientras tanto, los casinos que no obtengan en este proceso a su operador, seguirán bajo la órbita de la empresa que actualmente maneja los slots: Boldt.

En efecto, el 31 de diciembre último había vencido la prórroga que el gobierno de Vidal le había otorgado a esta empresa para el control de las máquinas de juego de azar. Por tal razón, el 20 de diciembre pasado la Provincia notificó a Boldt que, atento a que el trámite de la licitación se encuentra en proceso, era necesario prorrogar los contratos vigentes hasta que entren en vigencia las nuevas concesiones.

LA OFERTA QUE NO FUE. Pero dos semanas después de esa notificación de renovación de prórroga, la Provincia emitió -el 8 de enero pasado- una resolución haciendo lugar a las impugnaciones que Bingo Oasis de Pilar y Casino de Victoria realizaron contra las ofertas de Boldt en los renglones dos y tres, respectivamente, a partir de lo resuelto en un dictamen por el fiscal de Estado, Hernán Gómez, quien avaló las objeciones planteadas a Boldt por las firmas competidoras que adujeron que la empresa de Tabanelli no cumplió con los requisitos de la oferta de financiamiento de los pliegos al no detallar plazos y tasas comprometidos.



Con esta decisión, el gobierno bonaerense se aseguró que el resultado de la presente licitación –ampliamente publicitada por la Provincia- no vuelva a quedar –al menos completamente- en manos de la empresa que hace más de dos décadas viene controlando las máquinas de juego de azar en la provincia.

A contrarreloj, Boldt recurrió a la Justicia para revertir esta situación y poder participar plenamente del proceso, pero el magistrado en lo contencioso administrativo de Quilmes Hugo Guarnieri no hizo lugar a la cautelar peticionada por lo que, finalmente, la firma de Tabanelli sólo se pudo presentar por el primer lote de casinos, donde de todas formas se encuentra el más suculento en cuanto a slots, el Trilenium.

¿Qué hubiese sucedido si Boldt jugaba por los casinos de los renglones dos y tres? Según pudo saber Letra P de voces confiables, la oferta que no vio la luz oficialmente era más beneficiosa para la Provincia que el 55,5% presentado por Mautone y el 71,6% de Saltos del Moconá en UTE con el tándem Gravier-Glazman.

Bajo este escenario, cerca de Boldt deslizaron a este medio que la empresa que se encamina a conservar el Trilenium tampoco desistió de los restantes casinos, ya que apelaría el reciente rechazo del juez Guarnieri a su planteo. De esta manera, aunque este miércoles se ingresó al sprint final de este largo proceso licitatorio, aún parecen quedar algunos movimientos sobre el paño.