X
Este domingo habrá Convención y se anunciará la fórmula de la UCR, que llamó a elecciones propias en febrero. Las condiciones del intervenido PRO, que rechaza cualquier apertura.
Por 19/01/2019 15:15

La Convención de la Unión Cívica Radical (UCR) de Río Negro que se realizará este domingo en Maquinchao, una pequeña localidad de la región sur provincial, buscará imponer a la diputada nacional Lorena Matzen como candidata a gobernadora y así incidir en la discusión interna sobre el PRO, que llevará a Sergio Wisky con la ventaja de la bendición presidencial. La instancia orgánica se realizará a ocho días de que venzan los plazos que dictó la Justicia electoral para inscribir alianzas y antes de la interna partidaria convocada el 3 de febrero, que podría generar un dolor de cabeza por el lanzamiento de un sector disidente.

Aunque se llamará a abrir el frente “a todos los partidos que quieran”, en clara alusión a lo que Matzen le dijo a Letra P a mediados de año y generó especulación sobre un gran acuerdo con Juntos Somos Río Negro (JSRN), el partido del gobernador Alberto Weretilneck, se allanará el camino para discutir -la semana que entra- con el macrismo y la Coalición Cívica (CC-ARI) qué pasa con Cambiemos en Río Negro. La idea es ratificarlo, pero con condiciones.

 

 

“Hablaremos sobre la alianza y propondremos suscribir al mismo pacto. Igual, habrá que discutir”, respondió el presidente de la UCR rionegrina, Darío Berardi, a este medio. Decidido a instalar a Matzen como cabeza de lista, llevará el proyecto de ratificar el pacto con el resto de los partidos que replicaron a Cambiemos, pero con una candidata radical a la cabeza.

El único escollo, reconocieron desde el partido, se presentará la semana que viene. Con la potestad de exigir lugares, deberán negociar uno a uno los nombres de la lista con el PRO y el ARI. Con el afán de competir, y de evitar cualquier dificultad, Weretilneck logró eliminar las PASO y avanzó en su candidatura a pesar de que toda la oposición se opone. 

 

 

ACUERDO. Como anticipo de la presión, la intendenta radical de Maquinchao, Silvana Pérez, pidió por Matzen gobernadora. “Como mujer radical, me gustaría que ella fuera la candidata”, admitió en diálogo con el programa Formato 740 de AM 740 (La Carretera). El sentimiento de la joven dirigente, tal lo ratificó Berardi, será lo que transmitirán después del fin de semana.  “Creo que habrá acompañamiento. Llamaremos a todos los partidos que quieran, pero la UCR tiene una candidata: Lorena Matzen”, admitió.

El impedimento interno, que busca respaldo con los desencantados radicales, es el proyecto electoral de Germán Jalabert. El ex funcionario en el gobierno de Miguel Saiz quiere a imponer su lista en la interna del 3 de febrero -donde se resolverán uno a uno los nombres de la nómina radical-, y ya reclamó color para presentarse como precandidato a gobernador con un posicionamiento definido: romper Cambiemos, una fórmula de ambos candidatos radicales y oponerse a la re-re de Weretilneck.

 

 

“El sector oficial nos alejó, no nos representa y no queremos saber nada con el PRO”, bramó Jalabert mientras conseguía los requisitos necesarios para presentarse a la interna partidaria que tiene un antecedente, en 2018, cuando se determinaron las autoridades (Berardi y Matzen, junto al mandamás de General Fernández Oro, Mariano Lavín, fueron electos). En aquella oportunidad, el ex intendente de El Bolsón, Oscar “Cacho” Romera, intentó disputarle la conducción al oficialismo, pero, sobre el filo del cierre, acordó bajarse y consiguió lugares en la estructura de unidad.

INTERVENIDO. Un dato no menor es cómo llega el PRO al cierre de listas. Sumergido en una crisis, hoy controlada por Enrique Braun, un incondicional de Francisco Quintana que estuvo sentado en la primera fila del acto que Mauricio Macri encabezó en Santa Cruz con Alicia Kirchner, deberá justificar a Wisky como candidato. A pesar de que nunca convocó a elecciones partidarias, Braun acompañará al diputado de San Carlos de Bariloche en la campaña.

 

  

Río Negro: la UCR busca imponerle a Macri el candidato para la gobernación

Este domingo habrá Convención y se anunciará la fórmula de la UCR, que llamó a elecciones propias en febrero. Las condiciones del intervenido PRO, que rechaza cualquier apertura.

La Convención de la Unión Cívica Radical (UCR) de Río Negro que se realizará este domingo en Maquinchao, una pequeña localidad de la región sur provincial, buscará imponer a la diputada nacional Lorena Matzen como candidata a gobernadora y así incidir en la discusión interna sobre el PRO, que llevará a Sergio Wisky con la ventaja de la bendición presidencial. La instancia orgánica se realizará a ocho días de que venzan los plazos que dictó la Justicia electoral para inscribir alianzas y antes de la interna partidaria convocada el 3 de febrero, que podría generar un dolor de cabeza por el lanzamiento de un sector disidente.

Aunque se llamará a abrir el frente “a todos los partidos que quieran”, en clara alusión a lo que Matzen le dijo a Letra P a mediados de año y generó especulación sobre un gran acuerdo con Juntos Somos Río Negro (JSRN), el partido del gobernador Alberto Weretilneck, se allanará el camino para discutir -la semana que entra- con el macrismo y la Coalición Cívica (CC-ARI) qué pasa con Cambiemos en Río Negro. La idea es ratificarlo, pero con condiciones.

 

 

“Hablaremos sobre la alianza y propondremos suscribir al mismo pacto. Igual, habrá que discutir”, respondió el presidente de la UCR rionegrina, Darío Berardi, a este medio. Decidido a instalar a Matzen como cabeza de lista, llevará el proyecto de ratificar el pacto con el resto de los partidos que replicaron a Cambiemos, pero con una candidata radical a la cabeza.

El único escollo, reconocieron desde el partido, se presentará la semana que viene. Con la potestad de exigir lugares, deberán negociar uno a uno los nombres de la lista con el PRO y el ARI. Con el afán de competir, y de evitar cualquier dificultad, Weretilneck logró eliminar las PASO y avanzó en su candidatura a pesar de que toda la oposición se opone. 

 

 

ACUERDO. Como anticipo de la presión, la intendenta radical de Maquinchao, Silvana Pérez, pidió por Matzen gobernadora. “Como mujer radical, me gustaría que ella fuera la candidata”, admitió en diálogo con el programa Formato 740 de AM 740 (La Carretera). El sentimiento de la joven dirigente, tal lo ratificó Berardi, será lo que transmitirán después del fin de semana.  “Creo que habrá acompañamiento. Llamaremos a todos los partidos que quieran, pero la UCR tiene una candidata: Lorena Matzen”, admitió.

El impedimento interno, que busca respaldo con los desencantados radicales, es el proyecto electoral de Germán Jalabert. El ex funcionario en el gobierno de Miguel Saiz quiere a imponer su lista en la interna del 3 de febrero -donde se resolverán uno a uno los nombres de la nómina radical-, y ya reclamó color para presentarse como precandidato a gobernador con un posicionamiento definido: romper Cambiemos, una fórmula de ambos candidatos radicales y oponerse a la re-re de Weretilneck.

 

 

“El sector oficial nos alejó, no nos representa y no queremos saber nada con el PRO”, bramó Jalabert mientras conseguía los requisitos necesarios para presentarse a la interna partidaria que tiene un antecedente, en 2018, cuando se determinaron las autoridades (Berardi y Matzen, junto al mandamás de General Fernández Oro, Mariano Lavín, fueron electos). En aquella oportunidad, el ex intendente de El Bolsón, Oscar “Cacho” Romera, intentó disputarle la conducción al oficialismo, pero, sobre el filo del cierre, acordó bajarse y consiguió lugares en la estructura de unidad.

INTERVENIDO. Un dato no menor es cómo llega el PRO al cierre de listas. Sumergido en una crisis, hoy controlada por Enrique Braun, un incondicional de Francisco Quintana que estuvo sentado en la primera fila del acto que Mauricio Macri encabezó en Santa Cruz con Alicia Kirchner, deberá justificar a Wisky como candidato. A pesar de que nunca convocó a elecciones partidarias, Braun acompañará al diputado de San Carlos de Bariloche en la campaña.