X
El ministro de Economía develó el “planteo de fondo” que elucubra la gestión Vidal para los 3.250 trabajadores de la naviera estatal. Afirmó que no se busca una venta porque “nadie querría comprarla”.
Redacción 19/09/2018 13:25

En el marco del creciente conflicto en torno al Astillero Río Santiago (ARS), el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, reveló el plan “de fondo” que tiene la administración vidalista para los 3.250 trabajadores que se desempeñan en la fábrica estatal: “Estamos planteando que pasen a hacer obra pública, que tanto hace falta en la provincia, en infraestructura. Ésos son los planteos de fondo, más estructurales, saliendo un poco de la coyuntura”. En declaraciones a radio Mitre en las que no ahondó en detalles, el funcionario provincial insistió en que ése es el objetivo a futuro “para darle obra pública y servicios a los bonaerenses, que son los que sostienen esos $3.500 millones”, sostuvo en alusión al monto que destina la Provincia al ARS, de los cuales, afirmó, “el 99% va a sueldos”.

En esa línea, el titular de la cartera económica aseveró que el gobierno bonaerense “no está planteando privatizar ni vender” la fábrica de barcos “por una cuestión práctica: hoy sería inviable, (porque) nadie querría comprarla”.

Haciendo hincapié en lo “inviable” del Astillero, Lacunza desmenuzó: "Con las actuales condiciones de producción de estos contratos de trabajo, hacer un barco en el Astillero, sale diez veces más caro que en el mundo". “Astilleros Río Santiago es una empresa del estado provincial, hace barcos. Hace años está funcionando con un estándar de producción muy bajo”, añadió.
 


En sintonía con lo expresado por su par de Gobierno, Joaquín De la Torre, que apuntó contra los “privilegios” de los trabajadores del ARS, el ministro de Economía bonaerense arremetió: “Hace diez años que no hacen ningún barco. La discusión de fondo es que nosotros ponemos en cuestión algunos privilegios, algunas prebendas que sobre todo el gremio tuvo con complicidad de gobiernos anteriores, algunas cosas que consideramos ilegales que ya denunciamos”. Así, remarcó que “un premio a la eficiencia constituye un 20% del salario. Son los únicos trabajadores de la Argentina que cobran vacaciones dos veces”.

Sin olvidarse de disparar contra el kirchnerismo, Lacunza hizo foco en Mario Secco: “El Astillero queda en Ensenada, lo cual no es un hecho menor porque el intendente es un conocido activista kirchnerista”.

En cuanto a la toma del edificio de Economía, el ministro machacó: “Fue violenta porque treparon las rejas, abrieron las puertas, invadieron todas las oficinas, intimidaron a los empleados, hubo algunos daños menores, intervinieron las computadoras”.