X
Lo había solicitado el procurador general bonaerense Julio Conte Grand. Está imputado de “tráfico de influencias agravado”.
Por 29/08/2018 13:54

Martín Manuel Ordoqui, el juez platense integrante de la Sala V del Casación bonaerense, fue apartado del cargo por 90 días. La medida fue dictada por la Suprema Corte bonaerense haciendo lugar al pedido realizado por el procurador general Julio Marcelo Conte Grand.

La resolución fue firmada este 29 de agosto, fecha en se celebra el Día del Abogado, un jornada posterior a la inspección realizada en el despacho del magistrado de donde se llevaron las computadoras.

 

 

Ordoqui está imputado por tráfico de influencias en el marco de la causa en la que se investiga la hipótesis de una banda mixta de policías y ladrones que operaba en La Plata y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con protección de jueces.

Según el expediente judicial, Ordoqui operaba judicialmente para conseguir beneficios procesales a personas acusadas de graves delitos a cambio de dinero. Pero no sería el único juez de esa instancia apuntado.

En el pedido de licencia, Conte Grand sostuvo que el magistrado “habría incurrido en conductas de extrema gravedad que menoscaban el normal y adecuado funcionamiento del servicio de Administración de Justicia”, según se desprende del dictamen al que accedió Letra P.

 

 

Tal como anticipó este medio, tras la imputación, Ordoqui designó abogado defensor. El letrado penalista Alejandro Montone asumió ese rol y analiza la presentación de una serie de solicitudes que serán plasmadas la próxima semana. Un dato para no dejar de tener en cuenta en el análisis: Montone fue quien pidió, en el año 2012, el juicio político para Melazo por su actuación como juez en la causa de la masacre policial de La Plata en octubre de 2007.

En el marco de la causa que investiga la fiscal Betina Lacki ya hay 10 procesados con prisión preventiva dictada y un policía excarcelado. Entre los detenidos hay narcos, barras, policías y el ex juez de Garantías de La Plata, César Melazo. También allanaron la casa del fiscal jubilado, Tomas Moran.