X
El Gobierno puso esa caja en la mesa de negociación del Presupuesto 2019. La medida resentirá la obra pública, pero era la de "mayor aceptación". La Casa Rosada activó un operativo contención.
Por 14/08/2018 15:57

El decreto del gobierno de Mauricio Macri que elimina el Fondo Federal Solidario (FOFESO) sacudirá las cuentas provinciales, pero la medida no tomó por sorpresa por los gobernadores: la Casa Rosada había adelantado la jugada al principio de la negociación por el Presupuesto 2019, que tiene como aspecto central la rebaja del déficit fiscal hasta llevarlo al 1,3% para el año próximo, como requiere el acuerdo suscripto con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El conocido como "fondo sojero" transfería a provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja. Fue creado en 2009 bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, se distribuye con los coeficientes de la Ley de Coparticipación y su presupuesto para 2017 alcanza los 5.000 millones de pesos. En rigor, el DNU de Macri, que se conocería el miércoles, voltearía la medida impulsada por CFK y su gabinete.

Varios gobernadores sabían de antemano que el Gobierno avanzaría con la eliminación del FOFESO. Durante las negociaciones preliminares por el Presupuesto 2019, los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Rogelio Frigerio (Interior), ante la mirada de los mandatarios provinciales, pusieron sobre la mesa esta posibilidad. Lo mismo escucharon los ministros de Economía de los distritos por parte del secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, el secretario de Provincias y Municipios, Alejandro Caldarelli, y el subsecretario de Relaciones con Provincias, Paulino Caballero.

 

 

El DNU impacta de lleno en las cuentas provinciales, pero la mayoría de los gobernadores no cuestionarían la medida porque, según pudo saber Letra P, la eliminación del FOFESO era la variable de ajuste de “mayor aceptación”. Por las dudas, la Casa Rosada lanzó un operativo contención: Frigerio y su viceministro, Sebastián García de Luca, se dividieron los distritos y en las últimas horas hablaron con gobernadores para adelantarles la jugada. En tanto, el subsecretario de Relaciones Municipales, Lucas Delfino, hizo lo propio con los intendentes. Mientras que el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el presidente del interbloque Cambiemos en la Cámara baja, Mario Negri, repitieron el esquema de control de daños con legisladores nacionales.

Según pudo confirmar Letra P, algunos gobernadores, anoticiados de antemano de la posibilidad del DNU, activaron acuerdos con intendencias locales para encontrar nuevas fuentes de financiamiento para continuar con obras públicas que, de acuerdo al espíritu del FOFESO, deberían contribuir a mejorar la infraestructura edilicia de las distintas reparticiones y/u organismos públicos, sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial, así como para infraestructura e inversión productiva, con expresa prohibición de utilizar las sumas de dicho fondo, para el financiamiento de gastos corrientes.

 

 

Según los datos de la Dirección Nacional de Asuntos Municipales, Buenos Aires había recibido 4.023 millones de pesos en 2017 por el FOFESO; Catamarca, 505 millones; Córdoba, 1.627 millones; Corrientes, 681 millones; Chaco, 914 millones; Chubut, 290 millones. Entre Ríos recibió en 2017 unos 895 millones; Formosa, 667 millones; Jujuy, 521 millones; La Pampa, 344 millones; La Rioja, 379 millones; Mendoza, 764 millones; Misiones, 605 millones; Neuquén, 318 millones; Río Negro, 463 millones; Salta, 702 millones; San Juan, 619 millones.

A su vez, San Luis recibió en 2017 unos 418 millones; Santa Cruz, 290 millones; Santa Fe, 1.638 milones; Santiago del Estero, 757 millones; Tucumán, 872 millones; Tierra del Fuego, 226 millones; y Capital Federal, 452 millones. De acuerdo a los números del Ministerio de Hacienda, el ahorro fiscal para la Nación es de $ 8.500 millones en 2018 y $ 26.500 millones en 2019.

La Casa Rosada justifica la eliminación para cumplir la meta fiscal acordada con el FMI, pero desde lo técnico funcionarios nacionales aclaran que el DNU fue creado “cuando las provincias solo recibían la cuarta parte de la recaudación de impuestos nacionales” y la situación actual es distinta porque los distritos “han pasado a recibir en la actualidad un tercio de los recursos nacionales y continuarán aumentando su participación en los próximos años”. “Lo cual torne innecesaria la continuidad de este mecanismo de compensación”, advierten en el oficialismo.