X
El titular de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, dijo que la alianza “no goza de buena salud” y arremetió contra los dichos de Carrió: “Un dislate más al que nos tiene acostumbrados”.
Redacción 12/07/2018 9:35

Los recientes dichos de la líder de la Coalición Cívica, Elisa "Lilita" Carrió, mofándose de los socios radicales sirvieron para reavivar el malestar que muchos boina blanca ya arrastran en la convivencia dentro de la alianza gobernante. En ese sentido, el titular de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, sostuvo que lo declarado por la diputada nacional “es un dislate más al que nos tiene acostumbrados”, pero, más allá de esto, reprochó el rol del partido centenario en el esquema de gobierno al observar: "En la medida de que sigamos sin posibilidades de incidir en la toma de decisiones, yo no tengo argumentos para sostener la continuidad de Cambiemos".

En declaraciones a FutuRock, Sappia consideró que el frente de Gobierno “no goza de buena salud”, y apuntó hacia el PRO, espacio al que acusó de actuar “con soberbia”. “El radicalismo no participa de la toma de decisiones y esto hace que no se configure una coalición de gobierno sino meramente electoral, que se agota en el momento en que termina el escrutinio. Después no pasa más nada”, sostuvo.

Y ahondó: “Los radicales no hemos participado en la toma de decisiones. Hay algunos radicales designados por el Presidente en funciones públicas pero no ejercen una representación específica de nuestro partido

Sobre los dichos de Carrio, los calificó como “un hito más dentro de una serie de situaciones que, evidentemente, demuestran que no hay una voluntad de considerar a la UCR como una parte integrante de Cambiemos”.

"Lo que pasó con Carrió es un dislate más al que nos tiene acostumbrados. Demuestra que no hay una voluntad seria de continuar avanzando para mejorar las condiciones de ejecución de la coalición. Ésta última es una coalición electoral que a veces asume características parlamentarias, pero no es una coalición de gobierno", arremetió.

Radical díscolo pero con cargo no ve motivos “para sostener Cambiemos”

El titular de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, dijo que la alianza “no goza de buena salud” y arremetió contra los dichos de Carrió: “Un dislate más al que nos tiene acostumbrados”.

Los recientes dichos de la líder de la Coalición Cívica, Elisa "Lilita" Carrió, mofándose de los socios radicales sirvieron para reavivar el malestar que muchos boina blanca ya arrastran en la convivencia dentro de la alianza gobernante. En ese sentido, el titular de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, sostuvo que lo declarado por la diputada nacional “es un dislate más al que nos tiene acostumbrados”, pero, más allá de esto, reprochó el rol del partido centenario en el esquema de gobierno al observar: "En la medida de que sigamos sin posibilidades de incidir en la toma de decisiones, yo no tengo argumentos para sostener la continuidad de Cambiemos".

En declaraciones a FutuRock, Sappia consideró que el frente de Gobierno “no goza de buena salud”, y apuntó hacia el PRO, espacio al que acusó de actuar “con soberbia”. “El radicalismo no participa de la toma de decisiones y esto hace que no se configure una coalición de gobierno sino meramente electoral, que se agota en el momento en que termina el escrutinio. Después no pasa más nada”, sostuvo.

Y ahondó: “Los radicales no hemos participado en la toma de decisiones. Hay algunos radicales designados por el Presidente en funciones públicas pero no ejercen una representación específica de nuestro partido

Sobre los dichos de Carrio, los calificó como “un hito más dentro de una serie de situaciones que, evidentemente, demuestran que no hay una voluntad de considerar a la UCR como una parte integrante de Cambiemos”.

"Lo que pasó con Carrió es un dislate más al que nos tiene acostumbrados. Demuestra que no hay una voluntad seria de continuar avanzando para mejorar las condiciones de ejecución de la coalición. Ésta última es una coalición electoral que a veces asume características parlamentarias, pero no es una coalición de gobierno", arremetió.