X

Vidal avanzó en el Senado con el recorte al Turf y ya negocia en Diputados

El proyecto se aprobó solo con los votos de Cambiemos. El Ejecutivo retiene un fondo que recibe la actividad hípica a través de las tragamonedas. El sector presiona en la Cámara baja.
Por 11/07/2018 15:57

El Senado de la provincia de Buenos Aires aprobó este miércoles el proyecto de ley que impulsó la gobernadora María Eugenia Vidal para reducir gradualmente el subsidio o fomento que recibe la actividad hípica calculado en 1.000 millones de pesos por año. 
 


La medida venía siendo evaluada desde hace tiempo y a principios de año, la gobernadora anunciaba que giraría un proyecto para reducir gradualmente el porcentaje que recibe la actividad hípica bonaerense a través del Fondo Provincial del Juego (FO.PRO.JUE). 

Tras dos grandes plenarios de comisiones, uno en el que distintos actores del turf mostraron su rechazo a la iniciativa -y alertaron sobre la pérdida de 80 mil puestos de trabajo- y otro en el que participó el titular de Loterías, Matías Lanusse, para defender la medida, los legisladores del Ejecutivo llevaron al recinto este proyecto y consiguieron aprobarlo: la votación final fue 28 votos afirmativos contra 13 rechazos. 

En términos generales se escribe una nueva ley de turf, pero el conflicto puntual aparece en el artículo 29 del proyecto. Allí es donde se ejecuta el recorte de los 1.000 millones de pesos que percibe en un contexto de turbulencia que el Gobierno nacional y provincial encuentran propicio para el ahorro y optimización de recursos. Cambiemos sostiene que con este proyecto el ajuste es del 10% del total que dinero que mueve la industria del Turf. 
 

ART 29: El Instituto Provincial de Lotería y Casinos asignará hasta el mes de diciembre de 2019 fondos provenientes del porcentaje previstos para el Fondo Provincial de Juego (FO.PRO.JUE.) en el artículo 1° del Decreto 356/04 y su modificatorio, a transferencias destinadas a atender las erogaciones que demanden las actividades hípicas y afines, atendiendo a razones de mérito, conveniencia y oportunidad. Inicialmente, se asignará nueve (9) puntos del Fondo Provincial de Juego (FO.PRO.JUE.) en el artículo 1° del Decreto 356/04 y su modificatorio, a dichas transferencias, y se reducirá a razón de un (1) punto del aludido porcentaje por bimestre.


“La actividad tiene la capacidad de auto sustentarse sin fomentar el juego. Queremos salir de la lógica; los subsidios son herramientas sociales para mayores necesidades. En la medida en que el estado pueda retirarse lo debe hacer”, fundamentó el titular de la comisión de Legislación General, Juan Pablo Allan (Cambiemos) para acompañar la medida. 

Por el oficialismo también hablaron los senadores, Andrés De Leo y el titular de la bancada Roberto Costa. El primero –que es presidente de la comisión de Presupuesto- remarcó en la misma línea que Allan que “en aquellas actividades que puedan generar recursos genuinos, el Estado debe ir retirándose para destinar esos recursos a otras áreas”. En tanto que la senadora Aldana Ahumada, que trabajó con el Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña sostuvo tras la sesión que "el subsidio a la actividad hípica alcanza los 1.000 millones de pesos anuales”, y agregó que “si lo pensamos en obras, representa 125 km de repavimentación de rutas, 30 guardias en hospitales o cientos de viviendas para toda la provincia de Buenos Aires". Lo mismo que había fundamentado Vidal cuando anunció el envío del proyecto. 

“¿A qué le damos importancia sabiendo que los recursos de la provincia son escasos?”, agregó De Leo. El discurso de Cambiemos se basó en la pregunta sobre qué es prioritario y qué hay que fomentar. Por ello, el presidente del bloque, Costa, hizo un planteo tanto determinista. “Prefiero usar la manta para cubrir un pibe que a un caballo”. 


El senador Juan Pabllo Allan defendiendo el proyecto (Foto: AG La Plata)

El Ejecutivo estima que el proyecto potenciará al sector ya que se puede incorporar la posibilidad de realizar espectáculos, emprendimientos inmobiliarios, como paseos de compras, además de explotar derechos de imagen, la potestad exportar la señal de las carreras al exterior y la recepción de apuestas desde nuevas agencias hípicas.

El proyecto no contó con el respaldo de ningún bloque opositor. En Unidad Ciudadana, el senador Gervasio Bozzano dijo que “no podemos dejar de financiar actividades que generan un efecto multiplicador de la economía en momentos de cruda recesión”.Mientras que la titular de la bancada kirchnerista, Teresa García sostuvo no entender  "por qué el Ejecutivo impulsó esta ley con tanto énfasis en este momento, ante una situación de una economía restrictiva, de una economía en la que todos los días se pierden puestos de trabajo, donde el círculo virtuoso del consumo no arranca, cuando tenemos esta crisis y esta situación complicada. Desde que asumió Vidal estuvo la intención de que este fondo de compensación a la actividad hípica se modificar".



Vareadores de caballos llegaron hasta la Legislatura bonaerense para mostrar su rechazo a la medida (Foto: AG La Plata)  


PRÓXIMA ESTACIÓN: DIPUTADOS. El proyecto deberá ser aprobado ahora en la Cámara de Diputados donde Cambiemos no tiene la holgura de bancas con la que se mueve en el Senado. En la Cámara baja, Cambiemos cuenta con 44 bancas mientras que la oposición toda suma 48. 

Este miércoles, en el Senado, tanto el Frente Renovador como la bancada del PJ Unidad y Renovación rechazaron el proyecto lo que se puede leer como un gesto a lo que sucederá en Diputados. “El caballo es parte de nuestra cultura, de nuestra identidad. ¿Ustedes prefieren que un turista venga a Argentina y vaya al bingo o a un gran premio?”, describió el senador massista, Fernando Carballo

En este escenario, Cambiemos tiene dos caminos: o intentar convencer a bloques más pequeños (Peronismo Kirchnerista, Convicción Peronista e Integrar) a que acompañe la medida y sacar de ahí los cuatro votos le faltarían a priori o bien aceptar y negociar modificaciones para que el proyecto vuelva al Senado, tal como ocurrió con la baja de tarifas. La apuesta del sector hípico es que el proyecto no prospere de ninguna manera en Diputados. 

 

Vidal avanzó en el Senado con el recorte al Turf y ya negocia en Diputados

El proyecto se aprobó solo con los votos de Cambiemos. El Ejecutivo retiene un fondo  que recibe la actividad hípica a través de las tragamonedas. El sector presiona en la Cámara baja.

El Senado de la provincia de Buenos Aires aprobó este miércoles el proyecto de ley que impulsó la gobernadora María Eugenia Vidal para reducir gradualmente el subsidio o fomento que recibe la actividad hípica calculado en 1.000 millones de pesos por año. 
 


La medida venía siendo evaluada desde hace tiempo y a principios de año, la gobernadora anunciaba que giraría un proyecto para reducir gradualmente el porcentaje que recibe la actividad hípica bonaerense a través del Fondo Provincial del Juego (FO.PRO.JUE). 

Tras dos grandes plenarios de comisiones, uno en el que distintos actores del turf mostraron su rechazo a la iniciativa -y alertaron sobre la pérdida de 80 mil puestos de trabajo- y otro en el que participó el titular de Loterías, Matías Lanusse, para defender la medida, los legisladores del Ejecutivo llevaron al recinto este proyecto y consiguieron aprobarlo: la votación final fue 28 votos afirmativos contra 13 rechazos. 

En términos generales se escribe una nueva ley de turf, pero el conflicto puntual aparece en el artículo 29 del proyecto. Allí es donde se ejecuta el recorte de los 1.000 millones de pesos que percibe en un contexto de turbulencia que el Gobierno nacional y provincial encuentran propicio para el ahorro y optimización de recursos. Cambiemos sostiene que con este proyecto el ajuste es del 10% del total que dinero que mueve la industria del Turf. 
 

ART 29: El Instituto Provincial de Lotería y Casinos asignará hasta el mes de diciembre de 2019 fondos provenientes del porcentaje previstos para el Fondo Provincial de Juego (FO.PRO.JUE.) en el artículo 1° del Decreto 356/04 y su modificatorio, a transferencias destinadas a atender las erogaciones que demanden las actividades hípicas y afines, atendiendo a razones de mérito, conveniencia y oportunidad. Inicialmente, se asignará nueve (9) puntos del Fondo Provincial de Juego (FO.PRO.JUE.) en el artículo 1° del Decreto 356/04 y su modificatorio, a dichas transferencias, y se reducirá a razón de un (1) punto del aludido porcentaje por bimestre.


“La actividad tiene la capacidad de auto sustentarse sin fomentar el juego. Queremos salir de la lógica; los subsidios son herramientas sociales para mayores necesidades. En la medida en que el estado pueda retirarse lo debe hacer”, fundamentó el titular de la comisión de Legislación General, Juan Pablo Allan (Cambiemos) para acompañar la medida. 

Por el oficialismo también hablaron los senadores, Andrés De Leo y el titular de la bancada Roberto Costa. El primero –que es presidente de la comisión de Presupuesto- remarcó en la misma línea que Allan que “en aquellas actividades que puedan generar recursos genuinos, el Estado debe ir retirándose para destinar esos recursos a otras áreas”. En tanto que la senadora Aldana Ahumada, que trabajó con el Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña sostuvo tras la sesión que "el subsidio a la actividad hípica alcanza los 1.000 millones de pesos anuales”, y agregó que “si lo pensamos en obras, representa 125 km de repavimentación de rutas, 30 guardias en hospitales o cientos de viviendas para toda la provincia de Buenos Aires". Lo mismo que había fundamentado Vidal cuando anunció el envío del proyecto. 

“¿A qué le damos importancia sabiendo que los recursos de la provincia son escasos?”, agregó De Leo. El discurso de Cambiemos se basó en la pregunta sobre qué es prioritario y qué hay que fomentar. Por ello, el presidente del bloque, Costa, hizo un planteo tanto determinista. “Prefiero usar la manta para cubrir un pibe que a un caballo”. 


El senador Juan Pabllo Allan defendiendo el proyecto (Foto: AG La Plata)

El Ejecutivo estima que el proyecto potenciará al sector ya que se puede incorporar la posibilidad de realizar espectáculos, emprendimientos inmobiliarios, como paseos de compras, además de explotar derechos de imagen, la potestad exportar la señal de las carreras al exterior y la recepción de apuestas desde nuevas agencias hípicas.

El proyecto no contó con el respaldo de ningún bloque opositor. En Unidad Ciudadana, el senador Gervasio Bozzano dijo que “no podemos dejar de financiar actividades que generan un efecto multiplicador de la economía en momentos de cruda recesión”.Mientras que la titular de la bancada kirchnerista, Teresa García sostuvo no entender  "por qué el Ejecutivo impulsó esta ley con tanto énfasis en este momento, ante una situación de una economía restrictiva, de una economía en la que todos los días se pierden puestos de trabajo, donde el círculo virtuoso del consumo no arranca, cuando tenemos esta crisis y esta situación complicada. Desde que asumió Vidal estuvo la intención de que este fondo de compensación a la actividad hípica se modificar".



Vareadores de caballos llegaron hasta la Legislatura bonaerense para mostrar su rechazo a la medida (Foto: AG La Plata)  


PRÓXIMA ESTACIÓN: DIPUTADOS. El proyecto deberá ser aprobado ahora en la Cámara de Diputados donde Cambiemos no tiene la holgura de bancas con la que se mueve en el Senado. En la Cámara baja, Cambiemos cuenta con 44 bancas mientras que la oposición toda suma 48. 

Este miércoles, en el Senado, tanto el Frente Renovador como la bancada del PJ Unidad y Renovación rechazaron el proyecto lo que se puede leer como un gesto a lo que sucederá en Diputados. “El caballo es parte de nuestra cultura, de nuestra identidad. ¿Ustedes prefieren que un turista venga a Argentina y vaya al bingo o a un gran premio?”, describió el senador massista, Fernando Carballo

En este escenario, Cambiemos tiene dos caminos: o intentar convencer a bloques más pequeños (Peronismo Kirchnerista, Convicción Peronista e Integrar) a que acompañe la medida y sacar de ahí los cuatro votos le faltarían a priori o bien aceptar y negociar modificaciones para que el proyecto vuelva al Senado, tal como ocurrió con la baja de tarifas. La apuesta del sector hípico es que el proyecto no prospere de ninguna manera en Diputados.