Congreso Nacional

Otro mensaje de Pichetto a Macri: el peronismo traba el desafuero de CFK

El bloque ratificará la postura histórica de no habilitar la salida de un senador sin sentencia firme y definitiva. Cambiemos presentó el pedido al día siguiente del revés por las tarifas.

En plena tensión con la Casa Rosada tras la tensión de la ley anti tarifazo y siguiendo la línea histórica de Miguel Ángel Pichetto, el interbloque Argentina Federal no habilitará este martes el tratamiento del desafuero de Cristina Fernández de Kirchner que pidió discutir el oficialismo en una sesión especial.

 

 

De acuerdo con la Ley de Fueros, el pedido debe tratarse en la Comisión de Asuntos Constitucionales en un plazo de 60 días desde su ingreso. En caso de que no se haga, el debate pasa directamente al recinto, en un plazo máximo de 180 días. Ese período vence el jueves 7 y Cambiemos decidió pedir una sesión especial para el martes anterior, a las 18.  

 

Sin embargo, el oficialismo no puede avanzar con el tratamiento del tema en soledad. Para poder dar inicio a la sesión, necesita contar con 37 senadores sentados, para lo cual necesita del acompañamiento del peronismo, que ya dejó trascender que ni siquiera dará quórum. No obstante, aún si el debate se iniciara, Cambiemos debería reunir los votos de dos tercios de los presentes para aprobar el desafuero, lo que, en esta coyuntura, resulta una quimera.

 

El oficialismo necesita dos tercios de los votos para avanzar con el desafuero de Cristina.

 

 

La postura se terminará de tomar este mismo martes y se anunciará en la reunión de Labor Parlamentaria que está convocada para las 12, pero, según pudo saber Letra P, el espacio que conduce Pichetto ya tiene definido que no bajará al recinto a sesionar.

 

“No mediando sentencia firme y definitiva, no corresponde el desafuero de ningún legislador”, afirmaron a Letra P fuentes parlamentarias del sector de Pichetto respecto de la posibilidad de avanzar con el debate. De esta forma, el presidente del bloque Justicialista ratificará la línea que mantuvo históricamente, por la cual la Cámara tampoco se abocó al tratamiento del desafuero de Carlos Menem, aun cuando tiene condena en segunda instancia en la causa por contrabando de armas. 

 

El martes el peronismo tendrá, además, otra excusa para no participar de la sesión. Los senadores del interbloque Argentina Federal se reunirán a las 16.30 con la cúpula de la CGT en el edificio de la calle Azopardo para hablar sobre la reforma laboral que impulsa el Gobierno y que debe debatir el Senado.  

 

Aunque la posición de Pichetto sobre el tema ya había sido expresada en distintas oportunidades - como cuando Bonadio envió el pedido, en diciembre, y en la reunión en la que se constituyó la Comisión de Asuntos Constitucionales -, esta vez coincide con el momento de mayor tensión en la relación entre el peronismo y la Casa Rosada, que la semana pasada utilizó la discusión por tarifas para incomodar al presidente del bloque Justicialista y dejarlo pegado a Cristina, con quien está enfrentado.

 

 

 

Ahora el pedido de tratamiento del desafuero de la ex presidente volverá a provocar la misma situación: por defender su posición histórica, Pichetto volverá a quedar del lado de la ex presidenta, de quien intenta despegarse. 

 

 

Gobernadores de JxC
El gobernador Martín Llaryora anunciando la duplicación de calzada de la avenida Luchesse, en Villa Allende.

También te puede interesar