X
Los empresarios del sector ven con preocupación la suba de la divisa, que ya rompió la barrera de los $22, y el petróleo. Analizan modificar el precio de los surtidores en los próximos días.
Redacción 03/05/2018 13:48

Las empresas de combustibles ven con preocupación la carrera alcista del dólar, que este jueves superó los $22, y ya analizan la posibilidad de trasladar ese incremento a los precios de las naftas y el gasoil.

El titular de la Cámara de Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos, explicó que “el aumento de los componentes que hacen al costo de producción de los combustibles se han disparado en los últimos meses” en referencia al precio del petróleo y el alza del dólar.

En este sentido, aseguró que “hay un desfasaje en los costos y el precio de los combustibles”, por lo que no descartó que en los próximos días los valores de las naftas y el gasoil vayan a subir.

 

 

Y agregó: “Si tomamos como punto de partida el momento de la desregulación de los precios, el combustible subió casi un 29%. Pero tenemos que tener en cuenta que el dólar estaba a $17 en ese momento y ayer cerró a $21,50”.

Asimismo, recordó que el precio del petróleo tipo Brent pasó de 56 a 73 dólares. “Hay un encarecimiento del 56%”, resaltó Castellanos.

“El atraso en el precio de los combustibles se va a ir trasladando a los surtidores de manera total o parcial”, confirmó.

Vale recordar que el valor de las naftas y el gasoil ya se incrementó 15,5% en lo que va del año (4,5% en enero; 3,5%, en febrero y de 3%, en abril) y se suma a la ola de tarifazos que golpean el bolsillo de los trabajadores.

Según trascendió, los combustibles aumentarían entre 6% y 6,5% la semana próxima, por la disparada del dólar y la suba del precio internacional del petróleo. De aplicarse ese nivel de ajuste, el precio de la nafta premium de YPF -la mayor empresa del mercado- se ubicaría en 32,38 pesos por litro.

En este marco, los expendedores aguardan que el nuevo incremento les permita cubrir el aumento de costos producido por los ajustes de tarifas y por las subas salariales, que en el sector cerraron al 15% para este año, con cláusulas "gatillo".