Arde Mar del Plata

Arroyo desafía a Vidal de la mano de su “amigo” Barrionuevo: “Soy peronista”

Lejos de la gobernadora, ya juega fuerte de cara a 2019. Se mostró con el interventor del PJ, quien habló por él: “Me consta que a los 30 días que asumió, ya no querían que Arroyo sea intendente”.

A un año y medio de la elección, la interna de Cambiemos es un verdadero hervidero en Mar del Plata. Sin lugar en las contemplaciones de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, con vistas a 2019, el intendente Carlos Fernando Arroyo, ya comenzó a jugar fuerte con la intención de dar pelea por su reelección el año que viene, sea por dentro o por fuera del frente de Gobierno.

 

Y en ese contexto, este jueves el jefe comunal dio una nueva señal de desafío hacia la Gobernación al participar del cierre del congreso anual del gremio de los gastronómicos, junto con quien definió como un “amigo”: en actual interventor del PJ, Luís Barrionuevo, el cual esgrimió una férrea defensa del hombre del piloto azul en su tensa relación con la cúpula amarilla: “Él sabrá lo que va a hacer el año que viene, pero me consta que, apenas asumió, a los 30 días, ya querían que Arroyo no sea más intendente. Una brutalidad. Y esto lo hablé con el Presidente. Ganó con ustedes y le están haciendo la vida imposible, no lo ayudan”.
 

 


Por su parte, Arroyo fue recíproco con la lealtad de su compañero gastronómico: "Es una de las pocas personas a las que se puede llamar amigo y le hace honor a esa palabra", sostuvo para dejar en claro: “Yo soy peronista, pero peronista de la Constitución del ’49”.

 

Tal como contó Letra P, Arroyo ya decidió poner el pie en el acelerador en la carrera hacia la próxima rueda electoral, colocando en el gabinete a su círculo de confianza y desarticulando la estructura municipal inicial, poblada de funcionarios de distintas extracciones de Cambiemos. Ahora, va por más. No sólo participó en los últimos días del lanzamiento de “Sumar por Mar del Plata”, flamante espacio conducido por el concejal Santiago Bonifatti (ex competidor de Pulti en la interna de Acción Marplatense), sino que también este jueves compartió mesa en el cierre del congreso gastronómico desarrollado en la ciudad balnearia.
 

 


Allí, Barrionuevo desplegó toda la artillería en defensa de su amigo: “Si hay algo en lo que mi amigo no me tomó de pelotudo, como me tomó el Presidente, es que Fernando es un tipo honesto, cien por ciento honesto. Por eso lo acompaño, estoy al lado de él y he hablado con el Presidente mal cuando le mandaban un borrego para que lo controle en lugar de mandarle la plata”, arremetió para agregar: "Él (por Arroyo) se la bancó, cualquier otro se iba, pero le puso el pecho y se la bancó. Le hicieron paro, manifestaciones, y le salían por todos lados aquellos a los que habían subsidiado. Y sin embargo, le puso el pecho a las balas y está llevando el municipio adelante. Y te quiero decir, Fernando, que los gastronómicos vamos a estar al lado tuyo, acompañándote para que seas exitoso en tu gestión”.

 

El crédito incondicional que el gastronómico otorgó a su gestión, fue replicado por el intendente a la hora de hablar de peronismo y el rol del flamante interventor del partido: “Yo voto firmemente por que el partido se unifique y recobre la fuerza que tuvo. Siempre le digo a Luis que representa una palabra que no es común hoy, que es la palabra amigo”.

 

En esa línea, subrayó: “Como le digo siempre a Luis, yo soy peronista, pero peronista de la Constitución del ’49, creo que eso es toda una definición. Creo en el peronismo del General Perón, creo en los grandes ideales de Patria que, lamentablemente, se perdieron. Creo que una vez por todas debemos llevar las ideas básicas de Perón y de Evita al poder y llevarlas para la felicidad del pueblo argentino”.

 

Axel Kicillof y Carlos Bianco, en conferencia en la Casa de Gobierno.
Se tensa la relación entre Alberto Weretilneck y Axel Kicillof.

También te puede interesar