Cambiemos

Peña sube la tensión con Moyano: tildó de “teatralidad” a  la marcha del #22F

“No creemos que haya un clima de conflictividad en los trabajadores”, sostuvo. También remarcó que el líder camionero “comete un grave error”, si piensa condicionar el avance de la Justicia.

El gobierno nacional decidió meterse de lleno en la pelea contra el sindicalismo que el próximo 22 de febrero movilizará a Plaza de Mayo de la mano del líder del sindicato de camioneros y presidente del Club Independiente de Avellaneda, Hugo Moyano, además de otros gremios de la CGT y la CTA. 

 

En medio de causas por lavado de dinero y evasión impositiva (y con información provista a la justicIa por el gobierno), el jefe de Gabinete, Marcos Peña le avisó al sindicalista que comete un error y se cree que con la movilización frenará el avances de los expedientes en su contra, además relativizar la marcha y el paro nacional convocado por Moyano con respaldo de la CTA y el peronismo. 

 

“No creemos que haya un clima de conflictividad en los trabajadores ni en la sociedad en general. Hay una utilización de una herramienta política, válida y legitima, para transmitir un mensaje. ¿Qué mensaje quiere transmitir Moyano y los dirigentes más ultrakirchneristas? Lo tendrán que decir ellos”, le dijo el jefe de los ministros al diario La Nación
 

 


Además advirtió que “si creen que se puede condicionar a la Justicia con poner mucha gente en la calle, se equivocaron de la lectura de la realidad de una Argentina que cambió”.

 

“Creo que si él (Moyano) o cualquier sector piensa que una marcha debe condicionar a la Justicia comete un grave error”, aseguró el funcionario.  Sin embargo, las causas contra Moyano no se movieron luego una vez terminada la feria judicial. 

 

Pero Peña pidió "enmarcar" la marcha convocada por el Sindicato de Choferes de Camiones para el próximo 22 de febrero "en una teatralidad".

 

“Es mejor que pongan el foco donde lo tienen que poner y nos sentemos en una mesa a arreglarles la vida a los trabajadores”.

 

Pese al enfrentamiento al que entró el Gobierno con los sindicatos desde distintos frentes, como la demonización mediática bajo la rúbrica de “lucha contra las mafias”, el avance de causas judiciales y distintas leyes sancionadas en el Congreso con una fuerte carga de flexibilización laboral, Peña sostuvo que desde Cambiemos se valora “enormemente la tarea del sindicalismo”, y que no creen “en un mensaje antisindical”. 

 

Mauricio Macri y Patricia Bullrich en un nuevo enfrentamiento por el control del PRO.
Volvió Patricia Bullrich: terroristas se buscan

También te puede interesar