X

Catarsis de CEOs en la UIA: caída del consumo, impuestazo y tomates italianos

En la última reunión, los popes fabriles desplegaron un abanico de cuestionamientos al Gobierno y problemas en sus plantas. La guerra de Arcor contra el derrumbe de ventas.
Por 28/02/2018 15:53

Como casi siempre en tiempos donde los oficialismos son sostenidos por mayorías, los dirigentes industriales se han volcado a la cautela pública. Casi todos los popes de la Unión Industrial Argentina (UIA) respaldaron y siguen confiando en el potencial político del gobierno de Cambiemos, pero el discurso para afuera marca diferencias con la posición crítica interna sobre buena parte de los puntos centrales del modelo económico que impulsa la administración de Mauricio Macri.

Con un poco más de intensidad que en otras ocasiones, la reunión del martes último en la sede Avenida de Mayo reflejó malestares muy concretos, incluso de dirigentes con mucha afinidad y diálogo con los funcionarios nacionales. En el listado de quejas aparecieron las importaciones en alimentos, los tarifazos y cortes de energía en la Provincia de Buenos Aires, la suba en Ingresos Brutos, el Acuerdo Unión Europea-Mercosur y el desplome del consumo. Fue este último punto el que mayor atención suscitó: lo esgrimió el abogado de la Cámara Alimenticia Copal, Daniel Funes de Rioja, el elegido por el Ejecutivo para comandar las misiones del Business 20. Destacó la preocupación por la caída en la demanda y el aumento en la importación. Y lo completó con un ejemplo el representante de Arcor y ex presidente de UIA, Adrián Kauffman Brea: detalló que hay cosas que no pueden ocurrir, y contó que se lleva importado un 21% de la producción total de tomates en lata desde Italia. “No puede pasar eso”, aseguró, y hasta se animó a identificar al empresario que estaría –según su prisma- trayendo el producto con aranceles bajos desde el viejo continente. Le apuntó a Víctor Fera, el titular del mayorista Maxiconsumo, quien además es dueño de plantas productoras de diferentes alimentos en el país.

 

 

Internamente, conocen al dedillo los datos reales de la marcha del consumo y el efecto de los importados. Otro que se refirió fuerte a ese tema fue Alberto Sellaro, el titular de la Cámara Argentina del Calzado. Explicó que en 2017 se perdieron 27 millones de pares. Se venían produciendo 130 millones, número que cayó a 100 millones. Empezó a la par a ingresar mucho calzado importado de los países asiáticos. Escuchaban con atención CEOS de diferentes actividades como el salteño José Urtubey; el líder de los Industriales de Santa Fe, Guillermo Moretti; el “Vasco” José Ignacio De Mendiguren; David Uriburu, de Techint; Fernando Rodríguez Canedo, de la cámara de fabricantes de autos ADEFA; y el titular de la UIA y directivo de Aceitera General Deheza (AGD), Miguel Acevedo. Muchos asentían ante la evidencia, pero las posiciones no son monolíticas en la interna industrial. Tanto que horas antes de la reunión de Consejo Directivo, las dos listas históricas que se reparten el poder de la central fabril, volvieron a dar un paso en contra de la unidad. Los “Industriales” tuvieron un pre mitín en el 4° piso de la entidad; mientras en el 2° hacían lo propio los de “Celeste y Blanca”.

 

Funes de Rioja, de la Copal, uno de los más duros con el "impuestazo" a los Ingresos Brutos

Funes de Rioja también puso el grito en el cielo por un tema que inquieta a todos por igual y allana la grieta interna: el Impuesto a los Ingresos Brutos. Es que son muchos los distritos que ante el tope de 2,1 puntos que Nación estableció, empezaron a subir la alícuota hasta alcanzar ese tope aquellos que lo tenían por debajo. Esto empezó a complicar las estructuras y hasta al consumidor, con traslado a precios. Otro de los temas que aglutinó voluntades fue la idea de ponerle un freno al Acuerdo Unión Europea-Mercosur, una obsesión del Gobierno que tiene escaso predicamento desde los dirigentes europeos.

Luego llegó el turno de los industriales de la Provincia de Buenos Aires. Los representantes de ADIBA contaron que en el distrito que gobierna María Eugenia Vidal hay cortes de energía muy habituales. Claudio Rodríguez, director de Sinteplast, confesó que desde la distribuidora Edesur la única solución que les ofrecieron era mandarles carta documento o telegramas para que queden registrados los bajones de tensión que afectan la producción.

El sector maderero, en tanto, fue uno de los que reportó buenos datos para una parte de la producción, pero reconociendo que en muebles la situación es compleja porque las grandes superficies están vendiendo casi todo importado. Vale decir que la actividad de la madera creció 8% en 2017, pero contra una caída superior en el 2016.