REUNIÓN EN OLIVOS

Macri interviene en la interna oficialista para garantizarle votos al ajuste

El Presidente pedirá la "unidad" del interbloque Cambiemos para avanzar con el plan de austeridad que impulsa. Ratificará “libertad de conciencia” en el debate por el aborto, pero no quiere opinar.

El presidente Mauricio Macri recibirá este lunes en Olivos a los legisladores del interbloque Cambiemos ante quienes, más allá de ratificar la “libertad de conciencia” de cada uno para afrontar el debate por la legalización del aborto, bajará línea para que los diputados y senadores oficialistas dejen de lado las diferencias y se abroquelen detrás del Poder Ejecutivo para aprobar leyes claves, que enviará al Congreso este año, para profundizar el ajuste en el Estado y bajar el déficit fiscal.

 

Así lo admitieron a Letra P fuentes cercanas al jefe de Estado, que argumentaron que Macri “no quiere opinar” públicamente sobre el debate por la legalización del aborto “porque influiría en el resto” de los legisladores del oficialismo, e insistieron en que la orden emanada de la Casa Rosada será “libertad de conciencia” en ese tema que impulsó el propio oficialismo para sacar la economía y los conflictos por la inflación y las paritarias del centro de la agenda política.

 

Macri comenzó su agenda este lunes con una visita “sorpresa”, al estilo de las que realizaba en campaña electoral, para mostrar como un ejemplo de las nuevas formas de producción que impulsa el Gobierno en la economía que se viene a “cuatro hermanas que desde hace un año tienen un emprendimiento comercial -LGLM, almacén de telas–", en el partido bonaerense de General Rodríguez.

 

Tras mantener una agitada agenda en Casa Rosada, donde tenía previsto recibir a la “mesa del sector lácteo”, empresarios, cooperativistas y trabajadores que atraviesan una fuerte crisis por la “dolarización de los insumos”, Macri terminará esta jornada con un encuentro con los bloques de Cambiemos para dar las últimas puntadas al discurso que pronunciará el jueves, en la apertura del 136° período de sesiones ordinarias del Congreso.

 

 

Para calmar las fuertes internas que generaron no solo algunas decisiones económicas del Gobierno sino los escándalos por cuentas offshore de altos funcionarios y la pérdida de popularidad frente a la inflación y las discusiones paritarias, que quedó evidenciado en la masiva marcha opositora del #21F –el radicalismo cuestionó la situación económica durante un encuentro realizado la semana pasada- Macri busca abroquelar a la tropa propia detrás del Ejecutivo con el objetivo de sancionar leyes de “modernización y desburocratización del Estado”, ya presentado en la cámara Baja.

 

Como anticipo al discurso del jueves ante la Asamblea Legislativa, el Presidente ratificará ante los legisladores el rumbo económico e insistirá con la idea de que el acuerdo firmado con todos los gobernadores para la reducción del déficit fiscal es la base de "una nueva cultura política", que se está instaurando en el país.

 

En ese marco, insistirá en reclamar a todos los distritos del país -provincias y municipios, gobernados tanto por el oficialismo como por la oposición- a reducir cargos políticos como parte del "plan de austeridad" que se ha fijado Cambiemos entre sus prioridades.

 

Fuentes del Gobierno ratificaron a Letra P que en los próximos días saldrá a la luz el mega-decreto por el cual se reducirán entre un 20 y un 40 por ciento los cargos políticos en el Estado nacional -entre secretarías, subsecretarías y direcciones que elabora cada ministerio del gabinete nacional- y aprovechará el micrófono en el Congreso para insistir que provincias y municipios hagan lo mismo.

 

En ese sentido, agradecerá a los 23 gobernadores que suscribieron el llamado "Acuerdo de Consensos Básicos" -todos excepto el de San Luis-, y hará un llamado a edificar lo que el jefe de Gabinete Marcos Peña llama "una agenda del progreso", para atender los problemas que aquejan al país, como la inflación y la falta de empleo.

 

La reunión en Olivos con legisladores también servirá al Presidente para bajar la línea discursiva de la Casa Rosada en los próximos meses. Se avecinan de aumentos de tarifas, discusiones paritarias e inflación.

 

Macri remarcará, como lo viene haciendo en cada discurso público, que "por primera vez en 100 años" se logró "bajar el gasto público, el déficit, los impuestos y que la Argentina crezca por segundo año consecutivo”.

 

Otro de los aspectos medulares en el discurso del jefe del Estado será el rol de Argentina en el mundo desde la presidencia del G-20 y la nueva posición del país en la discusión de los temas que ocupan la agenda global, como el cambio climático, la paz y la democracia.

 

"La cumbre del G-20 y el hecho de que la presidencia sea ejercida por Argentina es el hecho de política exterior más importante en la historia contemporánea", destacan en el entorno de Macri.
 

 

Alfredo de Angeli y Mauricio Macri, durante la campaña electoral de 2019.
Federico Otermín y Julián Álavrez, intendentes de Lomas de Zamora y Lanús. 

También te puede interesar