#21F

El Gobierno saturó la agenda mediática con el plan anti Moyano de Peña

Tal como anticipó Letra P, el jefe de Gabinete se puso al frente del decálogo de voceros PRO que mostraron números y estadísticas para contrarrestar el impacto de la marcha del camionero.

El Gobierno nacional, con Marcos Peña a la cabeza, ejecutó este jueves el plan comunicacional diseñado en Jefatura de Gabinete para cruzar públicamente al líder del gremio de los camioneros, Hugo Moyano, a quien vinculó políticamente con un plan de desestabilización supuestamente orquestado por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con el objetivo de deslegitimar la más masiva movilización que tuvo lugar desde que Mauricio Macri llegó al poder, en diciembre de 2015.

 

Los organizadores hablaron de unas 400 mil personas que colmaron la avenida 9 de Julio, con la participación de gremios y diversas organizaciones políticas y sociales opositoras, pero tras la orden emanada desde la residencia de Olivos por Macri y Peña apenas culminó la manifestación el miércoles por la tarde, un cuarteto de ministros designado para hablar en todos los medios en horas previas y posteriores a la marcha, integrado por Jorge Triaca (Trabajo), Guillermo Dietrich (Transporte), Hernán Lombardi (Medios) y Rogelio Frigerio (Interior), repitió un mismo libreto con datos estadísticos sobre producción, empleo e inflación, con el cual el Gobierno salió a refutar las críticas a la política económica lanzadas por Moyano y los oradores que lo acompañaron.

 

 

 

Más tarde, salió Peña en persona a redoblar la apuesta y politizó aún más la pelea, al rechazar el reclamo de Moyano de hablar directamente con el Presidente y restarle legitimidad a su liderazgo, al mencionar las "causas judiciales" que pesan sobre el camionero, que salió a reclamar una reunión con Macri y calificó a sus ministros de "verseros".

 

"Una movilización no va a condicionar a la Justicia", replicó el jefe de Gabinete. Señaló que el Gobierno no tiene previsto convocar al líder sindical: "Si la reunión es para hablar de los temas judiciales, el Presidente no es la persona indicada", retrucó Peña y agregó que “la única que faltó en ese palco fue Cristina". "Es la líder de ese grupo, que viene demostrando una actitud antidemocrática desde el cambio de mando", redobló la apuesta y dejó entrever una eventual denuncia de un plan de desestabilización.

 

"Se gastó mucha plata, se complicó un poco la vida, pero no cambian los desafíos de poner de pie a un país al que muchos que estaban en ese palco lo dejaron en malas condiciones", cerró Peña.

 

Tal como lo adelantó Letra P, el Gobierno salió a contestar las fuertes críticas de Hugo Moyano contra la gestión de Cambiemos con argumentos que fueron orquestados en la Jefatura de Gabinete y que tienen como objetivo minimizar la multitudinaria marcha que se realizó el miércoles en la avenida 9 de Julio.

 

 

 

 

“Fue un día perdido para la gente y la idea fue mostrar poder frente a la Justicia, que quiere investigar hechos de corrupción. Moyano y todos los dirigentes sindicales, como todos los dirigentes de la Argentina, como todos los ciudadanos, son iguales ante la ley y tenemos que, frente al llamado de la Justicia, concurrir y ofrecer todos los elementos que nos reclama”, señaló Frigerio en declaraciones al canal América Noticias.

 

Siguiendo la línea discursiva que bajó a sus ministros la Jefatura de Gabinete, el ministro de Interior dijo que la marcha se dio en un contexto donde hay “récord histórico de 6.270.000 empleados formales” y resaltó que  “en los últimos 18 meses se crearon 200.000 empleos nuevos”.

 

“Tenemos récord de gastos en las áreas sociales, más del 76% del presupuesto se destina a esas áreas. Se dijeron muchas mentiras en los discursos, por ejemplo con el tema de los jubilados”, respondió.

 

Sobre este punto, recalcó que en enero “casi 500 mil jubilados dejaron de percibir la mínima porque comenzaron a recibir un incremento en su haber de casi 4 mil pesos” y señaló que “hay más de 800 mil jubilados que ya tienen la reparación histórica”.

 

Y para sumar más datos a su defensa del  Gobierno, apeló a datos económicos: “Hay récord de venta de autos nuevos, de autos usados y de motos; y también hay récord de utilización de cemento y de asfalto”.

 

“El único sindicato que estuvo representado en la marcha es Camioneros, el resto de los sindicatos sigue trabajando con nosotros en las mesas sectoriales para la generación de empleo. En eso somos socios porque hemos hecho del diálogo un culto de nuestro gobierno”, sostuvo Frigerio.

 

En la misma línea con el discurso del propio Macri en horas previas a la manifestación, Triaca afirmó que el gobierno no quiere “conductas extorsivas” y señaló que durante la marcha “no escuchó propuestas” sino que vio “un conjunto de argentinos defendiendo privilegios”.

 

"Más allá de la movilización, en la Argentina nos tenemos que dar un debate de qué tipo de país queremos y si queremos cuestiones generales o colectivas”, indicó en declaraciones al canal TN.

 

"Nosotros escuchamos a todos porque en democracia hay que escuchar a todos. Pero vemos que hay algunos que defienden cuestiones de privilegio o que no tienen que ver con la conducta de la Argentina hacia adelante. No queremos conductas extorsivas", disparó Triaca.

 

Dietrich se sumó a la embestida, también en declaraciones al canal TN admitió que "están bien las críticas, pero es falso que le queramos bajar el sueldo a alguien. No sé de dónde lo sacan pero no es así", afirmó el ministro de Transporte que admitió que “es cierto que hay 30% de pobreza, no lo ocultamos. Pero hay que ver cómo se resuelve, porque algunos tergiversan todo y dicen que hay cosas que están mal y no son así".

 

Al preguntársele por las palabras de Moyano, que los tildó de "gorilas", Dietrich se rió: "Un gorila es un mono grande y peludo. Usan palabras que atrasan". 

 

 

 

"No hay por qué tener conductas extorsivas, cuando la Justicia lo reclama uno tiene que responder", y siguió: "En el palco había dirigentes que están hace muchos años y no resolvieron los problemas de la gente. Además, fue una movilización extraña, había personas con muchas diferencias pero que se juntaron por beneficio propio". De esa forma, se refirió, aunque sin nombrarlos, a Hugo Yasky, de la CTA Argentina, enfrentado con Moyano y Micheli.

 

Luego, fue consultado por las palabras de Moyano, que dijo que tiene "pelotas si tiene que ir preso". "Acá no se trata de tener cojones", consideró Triaca y agregó: "El tema es que ahora nadie tiene coronita".

 

El proyecto de un Metrobus a Pilar de Toto Caputo
Martín Llaryora y Juan Schiaretti, con tiempos políticos diferentes.

Las Más Leídas

También te puede interesar