X
En crisis, la Unión Industrial levantó la copa con modestia, enojo y críticas. Sica sin poder, una re-re para Acevedo y los rumores sobre Rocca. Pica con las pymes que fueron al Congreso.
Por 07/12/2018 9:35

LOS CÓCTELES DE LA ABUNDANCIA... Y LOS DE LA MODESTIA. En la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA) la apuesta es modesta: cerveza Quilmes tirada, vino, champagne y canapés. En el lobby del edificio histórico de Avenida de Mayo se congregaron los popes de la central fabril un rato antes de subir al primer piso, donde se desarrolló el ágape para prensa y directivos. "Es lo que podemos, mirá los números de la actividad", cuenta a Letra P uno de los vices, acodado en la barra pequeña junto al ítalo argentino de la FIAT, Cristiano Rattazzi. Mientras el presidente de la entidad, Miguel Acevedo, saluda a los presentes, entre ellos el ministro de Agroindustria bonaerense, Leo Sarquis (único funcionario de Cambiemos en la sala), algunos bromean sobre otros brindis en charla con la prensa. En las últimas horas hubo uno grande, el del Santander Río. Los UIA boys se enteraron de lo que dijo Enrique Cristofani, CEO del banco, en referencia a las tasas de interés y a su idea de las posibilidades del Gobierno. No cayeron bien, admiten los que cuentan los días para terminar un año que es una pandemia en el empleo y la actividad. "¿Qué regaló Enrique?", preguntó otro de los vices. Enrique obsequió vinos y un pan dulce receta de la cocinera Maru Botana. "Lo que es estar bien, no?", comentó entre risas. La grieta de los cócteles no terminó allí. Un industrial que les vende a los grandes supermercados contó otra buena nueva extraña y polémica. Adelantó que la francesa Carrefour, salvada por el Estado argentino luego de presentar un preventivo de crisis, hará un ágape algo ostentoso en un salón del Bajo Belgrano. "El Gobierno seguro no se enteró", remató. 

 

***

 

Acevedo junto a Moretti (Químicos de Santa Fe) en la recorrida por el interior. 

 

UNA CATÁRSIS DE 30 PUNTOS. Cuentan que Acevedo viajó al interior del país a conocer de primera mano la realidad en las zonas que el Gobierno asegura "la pasan distinto" que Buenos Aires. El jefe de Aceitera General Deheza volvió preocupado. El interior está tan caliente como la Capital. Esa situación se verá plasmada el próximo martes en la reunión de Comité de la que participarán los directivos de las provincias. Será una de las últimas del año y tendrá un plus. Los economistas y técnicos de la UIA trabajan en los detalles finales de un documento de 30 puntos que le harán llegar al Gobierno. "No es un crítica sino un paquete de políticas industriales", relata uno de los que elabora el texto. 

 

***

 

 

EL INFIERNO DE DANTE. El ministro de la Producción empezó a padecer lo que todos los funcionarios de Cambiemos: la ausencia de poder de decisión. Mientras toma malbec, un textil relata que "ya no alcanza con el buen gesto". A Dante Sica le reconocen el diálogo pero desconfían del juego propio que el funcionario admite tener. "Nos dice que nos entiende, pero después nada", sintetizaron en los pasillos de la casa fabril. 

 

***

 

Rocca y Betnaza.

 

TECHINT, SIN MIEDO AL CUADERNAZO. Parecen estar revitalizados y renovados los directivos del holding de Paolo Rocca en la UIA. David Uriburu charla como siempre, simpático y amable. Y de repente entra en escena Luis Betnaza, el vice de la UIA que tiene procesamiento en la causa de los cuadernos de la corrupción K. Comparte comentarios sin problemas. Antes de su arribo, sus colegas comentaron el pedido de preventiva del fiscal Carlos Stornelli para Rocca. Hay voluntad de no agitar las aguas en ese sentido y no apurar definiciones antes que hable la Justicia. Por el lado de Techint, todo parece estar más claro: en la empresa niegan culpabilidad en hechos de corrupción, confían en la causa, aseguran que el CEO mayor no será detenido y hasta rechazan esa versión que rezó que la idea era separar a los frutos imperfectos para no manchar a la empresa. Puertas adentro del holding acerífero admiten, incluso, que si tuvieran que volver a hacer una movida como la que hicieron con Sidor en Venezuela, lo harían. 

 

***

 

 

UNA REELECCIÓN PARA MIGUEL. Acevedo culmina mandato en 2019. "Tenemos un presidente de lujo; si fuera por mi, yo apoyaría que vuelva a ser presidente", relata un UIA que pide mantener anonimato. En la entidad ya no existe el pacto de alternancia que ponía, cada dos años, un presidente de las listas Industrial y Celeste y Blanca. Acevedo no quiere ni que se lo mencionen. Gobernó la UIA en la segunda mitad del gobierno de Macri, el período más duro para la UIA. "Va a ser jodido lo que viene", adelantó un jefe de alimenticias. ¿Habrá re-re?

 

***

 

 

INTERNAS CON PYMES. Más de mil pymes de diferentes entidades (RIEL, CGERA, Protejer, IPA) se congregaron el jueves en la puerta del Congreso y luego se reunieron con diputados de todos los bloques. "Cierran 25 industrias por mes", contó Federico Cuomo, dirigente de RIEL e industrial de Avellaneda. Ningún dirigente de la UIA participó de la movida. Hubo enojo en los pasillos de Avenida de Mayo con esa decisión y, sobre todo, con la foto que se tomaron al frente de las escalinatas. "No es un gesto de unión y reclaman cosas que ya hemos logrado", contó un pyme de UIA, visiblemente enojado. En las filas de los que fueron al Congreso juegan fuerte: "La UIA ya no nos representa. Los enoja porque nunca cuidaron a las bases y ahora ya estamos cansados", definieron. 

"Llorones" vs. Macri, el misterio Techint y un documento de 30 puntos

En crisis, la Unión Industrial levantó la copa con modestia, enojo y críticas. Sica sin poder, una re-re para Acevedo y los rumores sobre Rocca. Pica con las pymes que fueron al Congreso. 

LOS CÓCTELES DE LA ABUNDANCIA... Y LOS DE LA MODESTIA. En la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA) la apuesta es modesta: cerveza Quilmes tirada, vino, champagne y canapés. En el lobby del edificio histórico de Avenida de Mayo se congregaron los popes de la central fabril un rato antes de subir al primer piso, donde se desarrolló el ágape para prensa y directivos. "Es lo que podemos, mirá los números de la actividad", cuenta a Letra P uno de los vices, acodado en la barra pequeña junto al ítalo argentino de la FIAT, Cristiano Rattazzi. Mientras el presidente de la entidad, Miguel Acevedo, saluda a los presentes, entre ellos el ministro de Agroindustria bonaerense, Leo Sarquis (único funcionario de Cambiemos en la sala), algunos bromean sobre otros brindis en charla con la prensa. En las últimas horas hubo uno grande, el del Santander Río. Los UIA boys se enteraron de lo que dijo Enrique Cristofani, CEO del banco, en referencia a las tasas de interés y a su idea de las posibilidades del Gobierno. No cayeron bien, admiten los que cuentan los días para terminar un año que es una pandemia en el empleo y la actividad. "¿Qué regaló Enrique?", preguntó otro de los vices. Enrique obsequió vinos y un pan dulce receta de la cocinera Maru Botana. "Lo que es estar bien, no?", comentó entre risas. La grieta de los cócteles no terminó allí. Un industrial que les vende a los grandes supermercados contó otra buena nueva extraña y polémica. Adelantó que la francesa Carrefour, salvada por el Estado argentino luego de presentar un preventivo de crisis, hará un ágape algo ostentoso en un salón del Bajo Belgrano. "El Gobierno seguro no se enteró", remató. 

 

***

 

Acevedo junto a Moretti (Químicos de Santa Fe) en la recorrida por el interior. 

 

UNA CATÁRSIS DE 30 PUNTOS. Cuentan que Acevedo viajó al interior del país a conocer de primera mano la realidad en las zonas que el Gobierno asegura "la pasan distinto" que Buenos Aires. El jefe de Aceitera General Deheza volvió preocupado. El interior está tan caliente como la Capital. Esa situación se verá plasmada el próximo martes en la reunión de Comité de la que participarán los directivos de las provincias. Será una de las últimas del año y tendrá un plus. Los economistas y técnicos de la UIA trabajan en los detalles finales de un documento de 30 puntos que le harán llegar al Gobierno. "No es un crítica sino un paquete de políticas industriales", relata uno de los que elabora el texto. 

 

***

 

 

EL INFIERNO DE DANTE. El ministro de la Producción empezó a padecer lo que todos los funcionarios de Cambiemos: la ausencia de poder de decisión. Mientras toma malbec, un textil relata que "ya no alcanza con el buen gesto". A Dante Sica le reconocen el diálogo pero desconfían del juego propio que el funcionario admite tener. "Nos dice que nos entiende, pero después nada", sintetizaron en los pasillos de la casa fabril. 

 

***

 

Rocca y Betnaza.

 

TECHINT, SIN MIEDO AL CUADERNAZO. Parecen estar revitalizados y renovados los directivos del holding de Paolo Rocca en la UIA. David Uriburu charla como siempre, simpático y amable. Y de repente entra en escena Luis Betnaza, el vice de la UIA que tiene procesamiento en la causa de los cuadernos de la corrupción K. Comparte comentarios sin problemas. Antes de su arribo, sus colegas comentaron el pedido de preventiva del fiscal Carlos Stornelli para Rocca. Hay voluntad de no agitar las aguas en ese sentido y no apurar definiciones antes que hable la Justicia. Por el lado de Techint, todo parece estar más claro: en la empresa niegan culpabilidad en hechos de corrupción, confían en la causa, aseguran que el CEO mayor no será detenido y hasta rechazan esa versión que rezó que la idea era separar a los frutos imperfectos para no manchar a la empresa. Puertas adentro del holding acerífero admiten, incluso, que si tuvieran que volver a hacer una movida como la que hicieron con Sidor en Venezuela, lo harían. 

 

***

 

 

UNA REELECCIÓN PARA MIGUEL. Acevedo culmina mandato en 2019. "Tenemos un presidente de lujo; si fuera por mi, yo apoyaría que vuelva a ser presidente", relata un UIA que pide mantener anonimato. En la entidad ya no existe el pacto de alternancia que ponía, cada dos años, un presidente de las listas Industrial y Celeste y Blanca. Acevedo no quiere ni que se lo mencionen. Gobernó la UIA en la segunda mitad del gobierno de Macri, el período más duro para la UIA. "Va a ser jodido lo que viene", adelantó un jefe de alimenticias. ¿Habrá re-re?

 

***

 

 

INTERNAS CON PYMES. Más de mil pymes de diferentes entidades (RIEL, CGERA, Protejer, IPA) se congregaron el jueves en la puerta del Congreso y luego se reunieron con diputados de todos los bloques. "Cierran 25 industrias por mes", contó Federico Cuomo, dirigente de RIEL e industrial de Avellaneda. Ningún dirigente de la UIA participó de la movida. Hubo enojo en los pasillos de Avenida de Mayo con esa decisión y, sobre todo, con la foto que se tomaron al frente de las escalinatas. "No es un gesto de unión y reclaman cosas que ya hemos logrado", contó un pyme de UIA, visiblemente enojado. En las filas de los que fueron al Congreso juegan fuerte: "La UIA ya no nos representa. Los enoja porque nunca cuidaron a las bases y ahora ya estamos cansados", definieron.