28|2|2021

Un juez peronista generó turbulencias en el municipio de Avellaneda

12 de diciembre de 2018

12 de diciembre de 2018

Luis Armella, titular del juzgado Federal de Quilmes, allanó la municipalidad que dirige el kirchnerista Jorge Ferraresi. Investiga presuntos desvíos millonarios de fondos destinados a cooperativas.

La dura crónica indica que el juez federal de Quilmes, Luis Armella, allanó la Municipalidad de Avellaneda en el marco de una investigación por presuntos desvíos millonarios de fondos destinados a cooperativas de trabajo que debían ejecutar obras de infraestructura de la localidad que conduce el intendente kirchnerista Jorge Ferraresi.

 

Tras el procedimiento realizado el viernes pasado, los investigadores secuestraron documentación oficial, agendas y elementos informáticos que serán sometidos a diversas pericias. La redada judicial ejecutada por personal de Prefectura Naval puso en alerta a varios sectores de la vida política y social del distrito.

 

Antes de ser juez federal, Armella fue fiscal en el Departamento Judicial de Quilmes. Era uno de los funcionarios preferidos de la ex procuradora bonaerense María del Carmen Falbo, hoy asesora del ministro de Justicia nacional, Germán Garavano.

 

 

Juez federal de Quilmes, Luis Armella.

 

 

El magistrado llegó al cargo con el apoyo de un sector importante del peronismo boanerense, en particular, los operadores de la Tercera sección electoral, que aglutina a los municipios vecinos de Quilmes y Avellaneda.

 

Desde la llegada de Cambiemos al poder, Armella intervino en varias causas que tienen en el ojo de la tromenta a figuras del peronismo provincial. Allanó la Municipalidad de Berazategui en una causa por “malversación de caudales públicos” y tiene en la mira al jefe comunal de ese distrito, Juan Patricio Mussi. Además, investigó al empresario Carlos Tomeo por supuestos vínculos con Aníbal Fernández. En los pasillos judiciales del conurbano se lo bautizó como “el Bonadio bonaerense”.

 

 

El allanamiento en la Municipalidad de Avellaneda.

 

 

EXPEDIENTE AVELLANEDA. En el operativo judicial se ordenó buscar documentación que confirme supuestos desvíos de fondos públicos por más de 300 millones de pesos hacia empresas privadas, a través de contratos de cooperativas de trabajo de la Nación durante los años 2013, 2014 y 2015.

 

En la causa consta que los fondos eran derivados desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación hasta el la provincia de Buenos Aires y desde esta cartera hasta la Federación de Cooperativas de Trabajo Nuevos Aires Limitada, a la cual se le encargaba la realización de obras públicas.

 

 

Armella investiga supuesto desvío de fondos destinados a cooperativas.

 

 

Para esos trabajos, la Federación subcontrataba empresas presuntamente vinculadas a funcionarios municipales de Avellaneda local que actuarían como proveedores de materiales y servicios de las obras a construir, en general, destinadas a los sectores más postergados. Pero, además, se sospecha que la maniobra involucra a entes públicos, funcionarios, empresas privadas, cooperativas y estudios contables y jurídicos a través de los cuales se habría lavado dinero.