X
El diputado bonaerense de Cambiemos reconoce que "fue un año duro" y sostiene que el Presupuesto 2019 garantizará obra pública. Es uno de los que pide terminar con las PASO.
Por 05/11/2018 18:55

El diputado bonaerense por Cambiemos César Torres adelanta la discusión del presupuesto bonaerense 2019, que empezará a debatirse en la Legislatura, y apuesta a un diálogo directo con el espacio opositor de los intendentes peronistas. "Hay más afinidad con quienes tienen la responsabilidad de gobernar", explica.

La gobernadora María Eugenia Vidal necesita de los dos tercios de los votos en ambas cámaras para conseguir la autorización para tomar deuda por 68.500 millones de pesos, según establece el proyecto que entraba este lunes al Senado, y ésa es la negociación clave.

En el medio, los jefes comunales del PRO apuran un proyecto para desadherir a la provincia de Buenos Aires del sistema de elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que lo tiene a Torres, entre otros diputados que responden a los alcaldes amarillos, como uno de los responsables de profundizar esa discusión, que genera grietas internas. "El dato más categórico es que en la última elección solamente el 2% de los candidatos salió elegido en las PASO", le dice a Letra P.

Defensor de Vidal, Torres cree que hay sectores del kirchnerismo que buscan que la gobernadora no termine su mandato. 

 

 

BIO. Licenciado en Ciencias Políticas. Casado, tres hijos. Llegó a la política de la mano del actual ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. Fue legislador porteño y a instancias del intendente de Vicente López, Jorge Macri, integró la lista de candidatos a diputados provinciales por la Primera sección electoral de Cambiemos en 2015. Antes de ello, fue secretario de Gobierno del municipio que gobierna el primo presidencial. En su adolescencia fue arquero en las inferiores de Sacachispas y el Club Atlético Huracán. 


-En un contexto de quita de recursos de parte del gobierno nacional, ¿qué presupuesto tendrá la provincia en 2019?

-Con la Nación hicimos el mismo camino de la búsqueda de consenso para lograr el presupuesto solo que nosotros no le sacamos el presupuesto a nadie. Estamos intentando que todos tengan obra pública, gestión, mejoras en la infraestructura escolar... terminar las obras que nos comprometimos, más allá de las casi mil quinientas obras que ya finalizaron. Hay mucho por hacer. Estamos haciendo lo que se hace siempre para esta fecha: buscar consensos, intercambiar opiniones, lograr que senadores y diputados puedan acompañarnos y llegar al número que necesitamos para darle las herramientas al Ejecutivo. Fue un año muy duro para los bonaerenses. Nosotros tenemos una tremenda obligación, que es no bajar los brazos. La gente espera mucho de nosotros y nuestro compromiso es el que asumimos en 2015, cuando la gente nos dio la responsabilidad de gobernar la provincia. En ese contexto, el presidente de nuestro bloque, el presidente de la Casa y otros diputados venimos trabajando para llegar a los consensos necesarios. Una regla que se respeta mucho en la gestión de María Eugenia (Vidal) es que no hacemos promesas que no vamos a poder cumplir y vamos siempre con la verdad. 

 


-Se necesitan dos tercios para conseguir el endeudamiento. Se habla de un diálogo con el bloque de los intendentes y el espacio de Sergio Massa para ir a buscar los votos. ¿Coincide?

-El diálogo es inclusive con Unidad Ciudadana, que es el otro gran bloque en representación. Hablamos con todos los sectores. Tal vez hay más afinidad con quienes tienen la responsabilidad de gestionar, que son los que están referenciados en los intendentes. Es la diferencia entre quien gestiona y quien tribunea, claramente. Los vecinos no vienen hasta La Plata a hacer la denuncia, sino que van al intendente y eso lo entiende el bloque del PJ. Sus integrantes entienden esto y acompañan la posibilidad de conseguir más fondos o de buscar los caminos pertinentes para lograr el dinero. Después tenés parte de Unidad Ciudadana que son opositores natos, que están viendo cómo se interrumpe el mandato de María Eugenia Vidal y cómo azuzan confrontación permanente. Tenemos diputados de Unidad Ciudadana que a diario están judicializando la política y después, cuando se les hace una presentación, dicen que criminalizamos y judicializamos la política. La parte positiva es que nosotros tenemos el objetivo de lograr los 62 votos en la Cámara de Diputados. Lo vamos a lograr y creo que vamos a lograr un poco más. 

"El dato más categórico es que en la última elección solamente el 2% de los candidatos salieron elegidos las PASO porque la mayoría de los partidos fueron a una lista de unidad o porque acordaron, como antes se hacía en los partidos políticos. En la etapa que está viviendo la Argentina y la provincia de Buenos Aires a nosotros nos parece que es revisable"

-Como presidente de la Comisión de Obra Pública de la Cámara de Diputados, ¿cuál cree que será el impacto que tendrán las obras dentro del Presupuesto con esta situación económica de recesión?

-Hay un compromiso: obra que se inició, obra que se va a terminar. Y estamos replanteándonos, junto a los intendentes, el parámetro que nos vamos a poner para la ejecución de obras en cada uno de los distritos. Por ejemplo, hay obras que fueron financiadas con fondos del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) y todavía no han sido terminadas por algunos intendentes. Están pidiendo las obras de 2019 cuando todavía no están terminadas las de 2016. Eso también tiene alguna mirada particular del Ministerio de Infraestructura y del gobierno en general, porque no saber ejecutar partidas tiene un costo. Girar dinero para que después la obra pública no suceda no le sirve a ninguno. Pero, particularmente, no les sirve a los vecinos. 

La semana pasada surgió un debate, más que nada en Cambiemos, que tiene que ver con la eliminación de las elecciones primarias. ¿De qué se trata?

-No estamos hablando de nada que no se haya hablado en otro espacio. El otro espacio es el Foro de intendentes, donde los 70 intendentes que son parte del PRO, la UCR y algunos vecinalistas charlan mensualmente y van intercambiando opiniones con ministros. Surgió la posibilidad de hablar de desadherirnos de las PASO a partir del gasto que significan.

-¿Cuánto es?

-Casi 6 mil millones de pesos entre todos los temas. 

-¿Eso corre por cuenta de la Nación?

-Claro. El Presupuesto nacional habla de 2.800 millones. Hay que sumarle que no se toman en cuenta los fondos de los presidentes de mesa, que se pagan, y un montón de cosas que no se tienen en cuenta. Son 6 mil millones de pesos que pueden ir a parar a obra pública o salud o educación, que es lo que necesitamos. El dato más categórico es que en la última elección solamente el 2% de los candidatos salió elegido en las PASO, porque la mayoría de los partidos fue a una lista de unidad o porque acordaron, como antes se hacía en los partidos políticos. En la etapa que está viviendo la Argentina y la provincia de Buenos Aires, nos parece que es revisable. 

 


Torres es uno de los diputados que responde a Jorge Macri dentro del bloque oficialista (Foto: AG La Plata)

 

-Su compañero de bloque Marcelo Daletto dijo que es un error eliminar las PASO pero que se podía, en todo caso, buscar la chance de que sean optativas para cada votante. ¿Coincide? 

-En el peronismo de la Ciudad de Buenos Aires, en 1999 se hizo una interna donde se elegía a Carlos Corach o a Claudia Bello ára una banca en el Senado nacional. ¿Qué pasó? Eligieron los afiliados y todo ciudadano independiente que quiso inscribirse. Se armó el padrón y el de los que se inscribieron para participar por única vez de esa elección. A partir de eso, hay una prueba contundente: votaron más de 120 mil personas que no eran afiliadas, votaron y no pasó nada. Quienes quieren sostener las PASO son los mismos que atentan constantemente contra la institucionalización de los partidos políticos. Si Marcelo (Daletto), que es un viejo conocedor de estas situaciones, dice que hay un camino me parece que estamos muy cerca.

-El año que viene habrá elecciones. ¿Qué expectativa tiene en relación a lo que pasaba cuatro años atrás?

-Los especialistas dicen que la gente piensa su voto una semana antes de votar. Creo que en la provincia de Buenos Aires vamos a tener un caso particular, que es salir de la puerta de tu casa y ver si tenés barro o tenés asfalto, abrir una canilla y ver si sale agua potable o no sale agua, si están los 90 búnkers de los narcos que había en la provincia antes de que nosotros llegáramos y o no están. Ésas son las evaluaciones que van a pesar en los bonaerenses. Estamos haciendo muchas cosas en la provincia. Todavía no son suficientes para poner a la provincia en valor y ser categóricos en el electorado, pero confío muchísimo en que nos va a ir muy bien en la elección. Honestamente, no estamos hablando de elecciones, ni siquiera se habla de candidaturas. Nosotros somos la alternativa para seguir el proceso de cambio con el que nos comprometimos en 2015. Es ver quién gobernó la provincia y qué cosas dejó o qué cosas va a continuar y quién solamente se acuerda por lo que no hizo o por la deuda que dejó. Éstas son las dos provincias de Buenos Aires que se van a poner en discusión.  

"Parte de Unidad Ciudadana está viendo cómo se interrumpe el mandato de Vidal"

El diputado bonaerense de Cambiemos reconoce que "fue un año duro" y sostiene que el Presupuesto 2019 garantizará obra pública. Es uno de los que pide terminar con las PASO.  

El diputado bonaerense por Cambiemos César Torres adelanta la discusión del presupuesto bonaerense 2019, que empezará a debatirse en la Legislatura, y apuesta a un diálogo directo con el espacio opositor de los intendentes peronistas. "Hay más afinidad con quienes tienen la responsabilidad de gobernar", explica.

La gobernadora María Eugenia Vidal necesita de los dos tercios de los votos en ambas cámaras para conseguir la autorización para tomar deuda por 68.500 millones de pesos, según establece el proyecto que entraba este lunes al Senado, y ésa es la negociación clave.

En el medio, los jefes comunales del PRO apuran un proyecto para desadherir a la provincia de Buenos Aires del sistema de elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que lo tiene a Torres, entre otros diputados que responden a los alcaldes amarillos, como uno de los responsables de profundizar esa discusión, que genera grietas internas. "El dato más categórico es que en la última elección solamente el 2% de los candidatos salió elegido en las PASO", le dice a Letra P.

Defensor de Vidal, Torres cree que hay sectores del kirchnerismo que buscan que la gobernadora no termine su mandato. 

 

 

BIO. Licenciado en Ciencias Políticas. Casado, tres hijos. Llegó a la política de la mano del actual ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. Fue legislador porteño y a instancias del intendente de Vicente López, Jorge Macri, integró la lista de candidatos a diputados provinciales por la Primera sección electoral de Cambiemos en 2015. Antes de ello, fue secretario de Gobierno del municipio que gobierna el primo presidencial. En su adolescencia fue arquero en las inferiores de Sacachispas y el Club Atlético Huracán. 


-En un contexto de quita de recursos de parte del gobierno nacional, ¿qué presupuesto tendrá la provincia en 2019?

-Con la Nación hicimos el mismo camino de la búsqueda de consenso para lograr el presupuesto solo que nosotros no le sacamos el presupuesto a nadie. Estamos intentando que todos tengan obra pública, gestión, mejoras en la infraestructura escolar... terminar las obras que nos comprometimos, más allá de las casi mil quinientas obras que ya finalizaron. Hay mucho por hacer. Estamos haciendo lo que se hace siempre para esta fecha: buscar consensos, intercambiar opiniones, lograr que senadores y diputados puedan acompañarnos y llegar al número que necesitamos para darle las herramientas al Ejecutivo. Fue un año muy duro para los bonaerenses. Nosotros tenemos una tremenda obligación, que es no bajar los brazos. La gente espera mucho de nosotros y nuestro compromiso es el que asumimos en 2015, cuando la gente nos dio la responsabilidad de gobernar la provincia. En ese contexto, el presidente de nuestro bloque, el presidente de la Casa y otros diputados venimos trabajando para llegar a los consensos necesarios. Una regla que se respeta mucho en la gestión de María Eugenia (Vidal) es que no hacemos promesas que no vamos a poder cumplir y vamos siempre con la verdad. 

 


-Se necesitan dos tercios para conseguir el endeudamiento. Se habla de un diálogo con el bloque de los intendentes y el espacio de Sergio Massa para ir a buscar los votos. ¿Coincide?

-El diálogo es inclusive con Unidad Ciudadana, que es el otro gran bloque en representación. Hablamos con todos los sectores. Tal vez hay más afinidad con quienes tienen la responsabilidad de gestionar, que son los que están referenciados en los intendentes. Es la diferencia entre quien gestiona y quien tribunea, claramente. Los vecinos no vienen hasta La Plata a hacer la denuncia, sino que van al intendente y eso lo entiende el bloque del PJ. Sus integrantes entienden esto y acompañan la posibilidad de conseguir más fondos o de buscar los caminos pertinentes para lograr el dinero. Después tenés parte de Unidad Ciudadana que son opositores natos, que están viendo cómo se interrumpe el mandato de María Eugenia Vidal y cómo azuzan confrontación permanente. Tenemos diputados de Unidad Ciudadana que a diario están judicializando la política y después, cuando se les hace una presentación, dicen que criminalizamos y judicializamos la política. La parte positiva es que nosotros tenemos el objetivo de lograr los 62 votos en la Cámara de Diputados. Lo vamos a lograr y creo que vamos a lograr un poco más. 

"El dato más categórico es que en la última elección solamente el 2% de los candidatos salieron elegidos las PASO porque la mayoría de los partidos fueron a una lista de unidad o porque acordaron, como antes se hacía en los partidos políticos. En la etapa que está viviendo la Argentina y la provincia de Buenos Aires a nosotros nos parece que es revisable"

-Como presidente de la Comisión de Obra Pública de la Cámara de Diputados, ¿cuál cree que será el impacto que tendrán las obras dentro del Presupuesto con esta situación económica de recesión?

-Hay un compromiso: obra que se inició, obra que se va a terminar. Y estamos replanteándonos, junto a los intendentes, el parámetro que nos vamos a poner para la ejecución de obras en cada uno de los distritos. Por ejemplo, hay obras que fueron financiadas con fondos del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) y todavía no han sido terminadas por algunos intendentes. Están pidiendo las obras de 2019 cuando todavía no están terminadas las de 2016. Eso también tiene alguna mirada particular del Ministerio de Infraestructura y del gobierno en general, porque no saber ejecutar partidas tiene un costo. Girar dinero para que después la obra pública no suceda no le sirve a ninguno. Pero, particularmente, no les sirve a los vecinos. 

La semana pasada surgió un debate, más que nada en Cambiemos, que tiene que ver con la eliminación de las elecciones primarias. ¿De qué se trata?

-No estamos hablando de nada que no se haya hablado en otro espacio. El otro espacio es el Foro de intendentes, donde los 70 intendentes que son parte del PRO, la UCR y algunos vecinalistas charlan mensualmente y van intercambiando opiniones con ministros. Surgió la posibilidad de hablar de desadherirnos de las PASO a partir del gasto que significan.

-¿Cuánto es?

-Casi 6 mil millones de pesos entre todos los temas. 

-¿Eso corre por cuenta de la Nación?

-Claro. El Presupuesto nacional habla de 2.800 millones. Hay que sumarle que no se toman en cuenta los fondos de los presidentes de mesa, que se pagan, y un montón de cosas que no se tienen en cuenta. Son 6 mil millones de pesos que pueden ir a parar a obra pública o salud o educación, que es lo que necesitamos. El dato más categórico es que en la última elección solamente el 2% de los candidatos salió elegido en las PASO, porque la mayoría de los partidos fue a una lista de unidad o porque acordaron, como antes se hacía en los partidos políticos. En la etapa que está viviendo la Argentina y la provincia de Buenos Aires, nos parece que es revisable. 

 


Torres es uno de los diputados que responde a Jorge Macri dentro del bloque oficialista (Foto: AG La Plata)

 

-Su compañero de bloque Marcelo Daletto dijo que es un error eliminar las PASO pero que se podía, en todo caso, buscar la chance de que sean optativas para cada votante. ¿Coincide? 

-En el peronismo de la Ciudad de Buenos Aires, en 1999 se hizo una interna donde se elegía a Carlos Corach o a Claudia Bello ára una banca en el Senado nacional. ¿Qué pasó? Eligieron los afiliados y todo ciudadano independiente que quiso inscribirse. Se armó el padrón y el de los que se inscribieron para participar por única vez de esa elección. A partir de eso, hay una prueba contundente: votaron más de 120 mil personas que no eran afiliadas, votaron y no pasó nada. Quienes quieren sostener las PASO son los mismos que atentan constantemente contra la institucionalización de los partidos políticos. Si Marcelo (Daletto), que es un viejo conocedor de estas situaciones, dice que hay un camino me parece que estamos muy cerca.

-El año que viene habrá elecciones. ¿Qué expectativa tiene en relación a lo que pasaba cuatro años atrás?

-Los especialistas dicen que la gente piensa su voto una semana antes de votar. Creo que en la provincia de Buenos Aires vamos a tener un caso particular, que es salir de la puerta de tu casa y ver si tenés barro o tenés asfalto, abrir una canilla y ver si sale agua potable o no sale agua, si están los 90 búnkers de los narcos que había en la provincia antes de que nosotros llegáramos y o no están. Ésas son las evaluaciones que van a pesar en los bonaerenses. Estamos haciendo muchas cosas en la provincia. Todavía no son suficientes para poner a la provincia en valor y ser categóricos en el electorado, pero confío muchísimo en que nos va a ir muy bien en la elección. Honestamente, no estamos hablando de elecciones, ni siquiera se habla de candidaturas. Nosotros somos la alternativa para seguir el proceso de cambio con el que nos comprometimos en 2015. Es ver quién gobernó la provincia y qué cosas dejó o qué cosas va a continuar y quién solamente se acuerda por lo que no hizo o por la deuda que dejó. Éstas son las dos provincias de Buenos Aires que se van a poner en discusión.