X

El vicegobernador bonaerense cuestionó la propuesta que promueven desde el propio gobierno de Vidal. “No hay que adelantar” los comicios, afirmó. Es su primer gesto de rebeldía.

Redacción 23/11/2018 13:51

El vicegobernador de Buenos Aires, Daniel  Salvador, se pronunció en contra de la idea que promueve el PRO bonaerense de desdoblar las elecciones provinciales de las nacionales en 2019.

“En términos personales, creo que no hay que adelantar (los comicios). Tienen que regir las mismas reglas que en la elección anterior”, afirmó el jefe de la UCR bonaerense en una entrevista que concedió al diario La Nación.

Es la primera vez que el jefe del Senado provincial se desmarca de la agenda de temas que impone el vidalismo y muestra una postura diferente.  

El vicegobernador apuesta a repetir la fórmula provincial con Vidal y la idea del desdoblamiento pone en jaque esa posibilidad.

 

 

Según la lógica del oficialismo, que alientan muchos intendentes del PRO, se busca apostar a la imagen de Vidal para ganar la provincia y establecer una previa exitosa para ayudar a la alicaída imagen del presidente Mauricio Macri, que también busca ser reelegido en su cargo. A su vez, evitar que Cristina Fernández de Kirchner, si decidiera postularse a la presidenciade, ayudara, con su importante caudal de votos, a los jefes comunales del peronismo.

El problema, al menos para Salvador, es que esta idea abre el juego para futuras alianzas con sectores que podrían sumar votos y pone en duda la posibilidad de repetir fórmula e incluso que el radicalismo vuelva a cubrir el casillero de la vice gobernación.

Si bien el jefe del Senado no tenía garantizado su lugar junto a Vidal, de sostenerse el acuerdo con la UCR era el candidato más "conveniente" para la mandataria y su mesa chica. De aprobarse el desdoblamiento ingresarían a la mesa de negociación otros candidatos con mayor volumen electoral y que ambicionan el cargo. Es el caso de Jorge Macri, el primer intendente PRO de la provincia, que en 2015 obtuvo una holgada reelección en Vicente López al igual que en 2017 donde sumó uno de los mejores porcentajes electorales de la primera sección electoral para Cambiemos. El ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, es otro de los anotados para integrar la fórmula a la gobernación, ya que en la campaña de 2015 debió ceder ese puesto al por entonces desconocido Salvador. Existe además la variable peronista, donde el actual jefe del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, fue mencionado meses atrás como eventual aliado a Cambiemos. También se escucharon los nombres de algunos ministros de alcance nacional, y eventualmente la posibilidad de un extra partidario.

 

 

Desde el inicio de su gestión, Salvador fue una figura funcional a los planes de la gobernadora en el marco de Cambiemos. Esta posición le sumó votos puertas adentro del PRO, pero le generó, en paralelo, algunas críticas internas de sus correligionarios.

El avance de la crisis económica y social no ayudó mucho para templar los ánimos y, aunque la situación nunca desbordó, dejó al vicegobernador en una situación delicada, ya que no cuenta con las herramientas para actuar como figura de contención.

“Si bien estaríamos a tiempo de hacerlo (desdoblar de las elecciones en la provincia), tiene que haber reglas claras”, remarcó Salvador, quien aseguró que el tema no está siendo analizando por Cambiemos.

“Puede que lo esté pensando con todo derecho cualquiera de los que tienen responsabilidades, pero no lo hemos analizado en el marco de Cambiemos de la provincia”, indicó y dejó en claro que su postura personal es que "se deberían mantener las PASO y las elecciones simultáneas”.