X

La oposición se une contra el pago extra de gas en pleno debate del Presupuesto

El massismo elevó un pedido de sesión especial, con aval del resto de los bloques, para debatir los proyectos que derogan la resolución de Iguacel. Sin dictamen, buscan enviar un mensaje al Gobierno.
Por 09/10/2018 16:53

La resolución de la Secretaría de Energía que autorizó a las empresas prestadoras de gas a cobrar un extra en las tarifas para compensar la devaluación le abrió un frente de conflicto al oficialismo en el Congreso justo cuando el Gobierno busca asegurarse los votos del peronismo que necesita para aprobar el Presupuesto 2019. En medio de las negociaciones por esa ley, la oposición convocó a una sesión especial para el jueves 18 en la que intentará tratar los proyectos que derogan la polémica norma dictada por el secretario Javier Iguacel

La iniciativa fue impulsada por la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, y avalada por los diputados de distintos bloques de la oposición, como el Frente para la Victoria (FpV), el interbloque Argentina Federal y la izquierda. La convocatoria está prevista para el jueves de la próxima semana, a las 11.30.

 

El pedido de sesión especial, firmado por 18 diputados de la oposición.

 

Tal como publicó este lunes Letra P, Agustín Rossi (FpV), Camaño, Pablo Kosiner (Argentina Federal) y Nicolás del Caño (Frente de Izquierda) presentaron proyectos que buscan derogar la controvertida resolución 20/2018. Los diputados esperan saber cuáles serán los giros que les dará el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, pero descuentan que los enviará para su debate a las comisiones de Obras Públicas, Energía y Presupuesto. La primera está a cargo del diputado Juan José Bahillo (Bloque Justicialista) y la segunda es encabezada por Darío Martínez (Frente para la Victoria), mientras que Presupuesto está presidida por Luciano Laspina (PRO). 

A sabiendas de que el tratamiento en comisiones se demorará, la oposición decidió llamar a una sesión especial para el 18. Si bien la convocatoria le mete presión política al oficialismo para que dé marcha atrás con la resolución, en la práctica no tendrá efectos concretos sobre la aprobación de los proyectos, que ni siquiera podrán tratarse. Aunque la oposición podrá reunir el quórum que se necesita para dar inicio a la sesión, necesitaría llegar a los dos tercios para habilitar el tratamiento de los proyectos, que no tienen dictamen de comisión. 

 

 

 

La celebración de la sesión en contra del tarifazo al gas es un golpe para el oficialismo, que buscaba llegar al 24 de octubre, fecha para la cual está previsto el debate por el Presupuesto 2019, sin sobresaltos. Las negociaciones con el peronismo están encaminadas e incluso algunos referentes de Cambiemos, deseosos de terminar de una vez con el debate en la Cámara baja y pasarle la pelota al Senado, habían sugerido adelantar la sesión para el 17 o el 18 de octubre. Pero la controvertida decisión de Iguacel –y, más aún, sus argumentos de defensa de la medida– provocaron el enojo del peronismo, que volverá a mostrar su poder de fuego, tal como sucedió durante la discusión de la ley anti tarifazo, que empujó al veto a Mauricio Macri.

La oposición se une contra el pago extra de gas en pleno debate del Presupuesto

El massismo elevó un pedido de sesión especial, con aval del resto de los bloques, para debatir los proyectos que derogan la resolución de Iguacel. Sin dictamen, buscan enviar un mensaje al Gobierno.

La resolución de la Secretaría de Energía que autorizó a las empresas prestadoras de gas a cobrar un extra en las tarifas para compensar la devaluación le abrió un frente de conflicto al oficialismo en el Congreso justo cuando el Gobierno busca asegurarse los votos del peronismo que necesita para aprobar el Presupuesto 2019. En medio de las negociaciones por esa ley, la oposición convocó a una sesión especial para el jueves 18 en la que intentará tratar los proyectos que derogan la polémica norma dictada por el secretario Javier Iguacel

La iniciativa fue impulsada por la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, y avalada por los diputados de distintos bloques de la oposición, como el Frente para la Victoria (FpV), el interbloque Argentina Federal y la izquierda. La convocatoria está prevista para el jueves de la próxima semana, a las 11.30.

 

El pedido de sesión especial, firmado por 18 diputados de la oposición.

 

Tal como publicó este lunes Letra P, Agustín Rossi (FpV), Camaño, Pablo Kosiner (Argentina Federal) y Nicolás del Caño (Frente de Izquierda) presentaron proyectos que buscan derogar la controvertida resolución 20/2018. Los diputados esperan saber cuáles serán los giros que les dará el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, pero descuentan que los enviará para su debate a las comisiones de Obras Públicas, Energía y Presupuesto. La primera está a cargo del diputado Juan José Bahillo (Bloque Justicialista) y la segunda es encabezada por Darío Martínez (Frente para la Victoria), mientras que Presupuesto está presidida por Luciano Laspina (PRO). 

A sabiendas de que el tratamiento en comisiones se demorará, la oposición decidió llamar a una sesión especial para el 18. Si bien la convocatoria le mete presión política al oficialismo para que dé marcha atrás con la resolución, en la práctica no tendrá efectos concretos sobre la aprobación de los proyectos, que ni siquiera podrán tratarse. Aunque la oposición podrá reunir el quórum que se necesita para dar inicio a la sesión, necesitaría llegar a los dos tercios para habilitar el tratamiento de los proyectos, que no tienen dictamen de comisión. 

 

 

 

La celebración de la sesión en contra del tarifazo al gas es un golpe para el oficialismo, que buscaba llegar al 24 de octubre, fecha para la cual está previsto el debate por el Presupuesto 2019, sin sobresaltos. Las negociaciones con el peronismo están encaminadas e incluso algunos referentes de Cambiemos, deseosos de terminar de una vez con el debate en la Cámara baja y pasarle la pelota al Senado, habían sugerido adelantar la sesión para el 17 o el 18 de octubre. Pero la controvertida decisión de Iguacel –y, más aún, sus argumentos de defensa de la medida– provocaron el enojo del peronismo, que volverá a mostrar su poder de fuego, tal como sucedió durante la discusión de la ley anti tarifazo, que empujó al veto a Mauricio Macri.