X
Con cautela, la Casa Rosada evitó salir a neutralizar el proyecto de intendentes PRO para anular las primarias en la provincia de Buenos Aires. Dudas sobre la posición del radicalismo bonaerense.
Por 30/10/2018 9:35

En la Casa Rosada elogiaron con cautela el proyecto promovido por intendentes bonaerenses del PRO para suprimir en 2019 las PASO en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país y uno de los dos que gobierna el macrismo, junto con la Ciudad.

“Bienvenida sea la discusión legislativa. Hay que ver los consensos internos y que plafón habría en el Congreso”, evaluó un funcionario de la Casa Rosada sobre el proyecto cuyo contenido fue anticipado por este medio.

La lectura de la fuente consultada refleja el interés del Gobierno por extirpar las primarias en un territorio clave, ante la preocupación creciente sobre las consecuencias electorales de la recesión que recién comienza. Aún así, el funcionario consultado reconoció las dudas dentro del PRO sobre la posición que pueda adoptar la UCR ante ese cambio y confesó el interés por aprovechar el envión bonaerense y explorar una versión similar en el Congreso. Una posibilidad remota, ante el fracaso de la reforma electoral que diseñaba el Ejecutivo durante el año pasado.

 

 

“Lo llamativo es que esto no haya sido consensuado con la secretaría de Asuntos Políticos de la Nación, por eso interpretamos que es una movida de los intendentes", contestó una fuente del Ministerio del Interior, en referencia al desconocimiento que tendría el área a cargo de Adrián Pérez, impulsor oficial de la reforma electoral que no prosperó en el Poder Legislativo.

En Balcarce 50 admitieron que están estudiando el proyecto, sin perder de vista que las posibilidades del Gobierno para avanzar con la reforma electoral a nivel nacional son muy escasas, debido a los tiempos del Congreso, cuyo calendario transita la última etapa del año concentrado en el Presupuesto 2019. No es la única razón: los cronómetros del sistema electoral nacional ya están adecuándose a la legislación vigente que, a pesar de los fallidos intentos de Cambiemos, no cuenta con ninguna reforma en marcha.

"Podría suceder que no haya PASO en la provincia pero que se realicen a nivel nacional", contestó otra fuente de Balcarce 50. "Tampoco sabemos qué dirán los radicales, especialmente en Buenos Aires, donde tienen el control de municipios importantes, que buscarán revalidar, con un Comité Nacional que ya está planteando jugar el tema de las PASO como una forma de definir las candidaturas", agregó uno de los funcionarios consultados, mientras analizaba el proyecto que tiene al intendente de Vicente López y primo presidencial, Jorge Macri, como principal impulsor.

 

El Gobierno da la "bienvenida" al plan de eliminar las PASO, pero lo ve difícil

Con cautela, la Casa Rosada evitó salir a neutralizar el proyecto de intendentes PRO para anular las primarias en la provincia de Buenos Aires. Dudas sobre la posición del radicalismo bonaerense. 

En la Casa Rosada elogiaron con cautela el proyecto promovido por intendentes bonaerenses del PRO para suprimir en 2019 las PASO en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país y uno de los dos que gobierna el macrismo, junto con la Ciudad.

“Bienvenida sea la discusión legislativa. Hay que ver los consensos internos y que plafón habría en el Congreso”, evaluó un funcionario de la Casa Rosada sobre el proyecto cuyo contenido fue anticipado por este medio.

La lectura de la fuente consultada refleja el interés del Gobierno por extirpar las primarias en un territorio clave, ante la preocupación creciente sobre las consecuencias electorales de la recesión que recién comienza. Aún así, el funcionario consultado reconoció las dudas dentro del PRO sobre la posición que pueda adoptar la UCR ante ese cambio y confesó el interés por aprovechar el envión bonaerense y explorar una versión similar en el Congreso. Una posibilidad remota, ante el fracaso de la reforma electoral que diseñaba el Ejecutivo durante el año pasado.

 

 

“Lo llamativo es que esto no haya sido consensuado con la secretaría de Asuntos Políticos de la Nación, por eso interpretamos que es una movida de los intendentes", contestó una fuente del Ministerio del Interior, en referencia al desconocimiento que tendría el área a cargo de Adrián Pérez, impulsor oficial de la reforma electoral que no prosperó en el Poder Legislativo.

En Balcarce 50 admitieron que están estudiando el proyecto, sin perder de vista que las posibilidades del Gobierno para avanzar con la reforma electoral a nivel nacional son muy escasas, debido a los tiempos del Congreso, cuyo calendario transita la última etapa del año concentrado en el Presupuesto 2019. No es la única razón: los cronómetros del sistema electoral nacional ya están adecuándose a la legislación vigente que, a pesar de los fallidos intentos de Cambiemos, no cuenta con ninguna reforma en marcha.

"Podría suceder que no haya PASO en la provincia pero que se realicen a nivel nacional", contestó otra fuente de Balcarce 50. "Tampoco sabemos qué dirán los radicales, especialmente en Buenos Aires, donde tienen el control de municipios importantes, que buscarán revalidar, con un Comité Nacional que ya está planteando jugar el tema de las PASO como una forma de definir las candidaturas", agregó uno de los funcionarios consultados, mientras analizaba el proyecto que tiene al intendente de Vicente López y primo presidencial, Jorge Macri, como principal impulsor.