X
Los cinco jóvenes detenidos durante los primeros incidentes por la sanción de la reforma previsional seguirán en Marcos Paz. Son siete en dos causas instruidas por Claudio Bonadío y Sergio Torres.
Redacción 04/01/2018 21:02

La Cámara Federal porteña le negó la excarcelación a los cinco jóvenes que están presos desde la tarde del jueves 14 de diciembre, luego de la primera jornada de incidentes y represión ocurridos frente al Congreso de la Nación, mientras la Cámara de Diputados intentaba sancionar la reforma previsional. De acuerdo a la resolución a la que accedió Letra P, el tribunal de alzada respaldó la decisión del juez federal Claudio Bonadío, y negó la excarcelación de Esteban Rossano, José Carrizo, Diego Parodi, Sebastián Giancarelli y Juan Salomón Valotta, porque todavía continúan las indagatorias.

La decisión de la Cámara dice que “sin perjuicio de cuanto se defina en ocasión de resolverse su situación procesal, se ha de valorar en primer lugar que la actividad procesal se encuentra en pleno desarrollo, por cuanto no sólo resta recibir declaración indagatoria a la totalidad de los imputados sino que también se encuentran en curso las medidas orientadas a la obtención y análisis de la totalidad de los registros fílmicos del día de los hechos, hallándose parte de dicho material a cotejo de la División Reconocimiento Antropométrico de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires (...)  En este escenario,  la restricción de su libertad se presenta como la única alternativa viable para garantizar los fines de este proceso”. El argumento fue repetido ante cada uno de los pedidos de excarcelación que presentaron los abogados defensores, como la abogada de CORREPI María del Carmen Verdú.

 

 

Tal como informó Letra P la semana pasada, los presos a disposición de Bonadío son parte de las 45 personas que fueron detenidas durante la tarde del 14 de diciembre. Están alojados en el penal de Marcos Paz, pero no son los únicos. Otros dos están detenidos en el mismo penal federal, en manos del juez Sergio Torres, que indaga los hechos del lunes 18. Por ese caso están detenidos el dirigente gremial César Arakaki y Dimas Fernando Ponce, ambos militantes del Partido Obrero. El primero se puso a disposición del magistrado el jueves pasado, cuando se conoció un pedido de captura en su contra, y el segundo lo hizo este miércoles, cuando fue identificado por el juzgado a partir de la denuncia “espontánea” de un vecino de la localidad bonaerense de Cañuelas que se presentó como periodista y habría aportado la identidad de Ponce.

 

 

Fuentes judiciales confiaron que ambos detenidos también presentaron apelaciones, pero correrían la misma suerte que los otros cinco presos. En el caso del expediente que tramita Bonadío hay indagatorias hasta el 16 de enero, y a partir de esa fecha podrían ser liberados, aunque la prisión podría extenderse y obligar a los acusados de pasar un mes tras las rejas, a partir de las dilaciones procesales del juzgado y de la Cámara.

“Es un absurdo, porque los jueces de segunda instancia dicen que los procesados podrían interferir. Sería bueno que me expliquen cómo podrían entorpecer que la división de reconocimiento antropómétrico haga su trabajo”, refutó Verdú.