X

Los trabajadores no acataron la conciliación obligatoria y atraviesan el tercer día de paro y toma. Acusan al Ministerio de Trabajo de buscar “enfriar la lucha”.

Redacción 07/09/2017 13:26

La escalada de conflictividad en Cresta Roja no terminó con la reincorporación de los 52 trabajadores que habían sido despedidos en julio pasado. Vencido el plazo para el pago de las indemnizaciones correspondientes a los años de trabajo en tiempos de Rasic S.A, el incumplimiento de este punto por parte de la firma que actualmente maneja la avícola –Proteinsa-, sumado al proceso inconcluso de reincorporaciones de un grueso número de despedidos, provocó un nuevo cese de actividades y la toma de una de las plantas, medida de fuerza que arriba a su tercer día, desconociendo la conciliación obligatoria dictada este miércoles por el Ministerio de Trabajo.

“Los trabajadores de Cresta Roja no estamos de acuerdo con la medida de conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, ante nuestro reclamo por el pago de nuestras indemnizaciones. Consideramos que la empresa Proteinsa (ex Cresta Roja) compuesta por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau ha asumido un compromiso con nosotros y con el Gobierno actual, ante la Justicia, en reactivar la empresa y pagar las indemnizaciones. Exigimos que este compromiso se cumpla”, denunciaron en un comunicado.

Al remarcar que han recibido “todo tipo de promesas” y no han “recibido nada”, los operarios de la avícola aseveraron que, por lo contrario, han sido “injuriados, perseguidos, acusados, despedidos arbitrariamente por la patronal que no quiere que los trabajadores reclamen”.
 


Y añadieron: “No somos partidarios de nadie y más que nadie queremos que este conflicto tenga una pronta resolución, pero ya no podemos esperar, necesitamos que nos paguen la deuda, porque nosotros hemos asumido compromisos y responsabilidades que cumplir con nuestro dinero creyendo en su palabra”, al vez que solicitaron “a la Justicia y al Gobierno” que “exija a la patronal que cumpla con el compromiso asumido con nosotros y con ellos”.

Por otro lado, los operarios enrolados en la agrupación Cresta Unida señalaron que, además del pago indemnizatorio no efectivizado, el reclamo es por “las reincorporaciones inconclusas de decenas de nuestros compañeros”.

En este sentido, denunciaron: “De manera cínica, la patronal pegó un comunicado hace algunos días disculpándose por los retrasos y permanentes acuerdos inconclusos, pidiendo tiempo para saldar las deudas. Una provocación sabiendo que hemos sido más que pacientes soportando cuatro prorrogas distintas”.

Al advertirse que “Cresta Roja es redituable, genera enormes ganancias y es una mina de oro para los empresarios que lucraron y continúan lucrando con nuestro sudor”, en Cresta Unida apuntaron contra la cartera laboral: “La Asamblea resolvió rechazar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo que busca enfriar la lucha dándole tiempo a Proteinsa para continuar con sus maniobras”.

Bajo este escenario, los trabajadores convocaron a movilizar a la sede ministerial en Capital Federal el próximo martes, momento en que está fijada la próxima audiencia entre las partes.