ELECCIONES 2017

Larreta va a fondo con las pasantías para estudiantes, contra gremios y alumnos

Envalentonado por los votos, quiere replicar el modelo de escuelas técnicas y privadas. Gremios y algunos expertos en educación cuestionan el plan y hablan de reforma “pro mercado”.

“No es nada nuevo. Los que rechazan que los chicos trabajen en el último año y creen que es una reforma pro mercado están equivocados”. La respuesta se repite una y otra vez cuando se consulta a un funcionario del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta en torno a la nueva reforma educativa que planteó el Ministerio de Educación de la Ciudad y que cuenta con una propuesta que disparó un duro debate y múltiples interpretaciones: en el último año de la secundaria los estudiantes de escuelas públicas estarán obligados a trabajar en el sector privado y hacer actividades de emprendedorismo.

 

El PRO prefiere llamar a esa opción como “prácticas profesionalizantes”, mientras los detractores al proyecto hablan de un “claro guiño al sector privado”. Técnicamente, no pueden ser llamadas pasantías porque los alumnos no recibirán una recompensa económica (“asignación estímulo”, según la Ley N°26.427) por pasar horas en las compañías que adhieran al programa. Estas “prácticas” existen actualmente en escuelas privadas y en establecimientos de educación técnica y el Gobierno quiere extenderlas a todas las escuelas de gestión estatal.

 

En el documento que explica la reforma, al que accedió Letra P, se aclara que en el último año los estudiantes “tendrán que cursar todas las materias previstas en el plan de estudios” y que dediquen el 50% de la cursada a realizar prácticas en empresas privadas y actividades de emprendedorismo. Días atrás, cuando comenzaban las primeras tomas de colegios en rechazo a las modificaciones,  fuentes de la Jefatura de Gobierno porteña indicaban que se trataba de un borrador. Sin embargo, la propia ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, confirmó todos los puntos de la reforma, incluso los cuestionados por docentes, alumnos y académicos.

 

La reforma se denomina “Secundaria del Futuro” y va en línea con el plan de escuela secundaria 2030 que el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, negocia con sus pares provinciales para que sea aprobado antes de fin de año en el marco del Consejo Federal de Educación. Cuenta con una ventaja: la Ciudad ya se adelantó con la propuesta y en la provincia de Río Negro ya se aplica una reforma similar. Según pudo saber Letra P, los mandatarios provinciales adhieren a los cambios pero falta ultimar detalles. El plan será un marco general y cada gobernación deberá avanzar con su propia reforma, siguiendo lo acordado a nivel nacional.

 

La Ciudad pasó de hablar de un “borrador” y una “prueba piloto” a dejar en claro que la reforma era un hecho y que arrancará con el próximo año lectivo en 17 escuelas porteñas y seguirá de modo gradual. Por eso, buscaron definirla rápidamente: “es una profundización de la Nueva Escuela Secundaria (NES) que introduce innovaciones en las modalidades de enseñanza”.

 

Según el documento explicativo que diseñó el Gobierno, el quinto año de la secundaria se plantea como “integrado y formativo más allá de la escuela”. Contaría con instancias de aprendizaje en aula, en “campo interno” (incubadoras de talentos en escuelas) y “campo externo” (pasantías en empresas y organizaciones según talentos e intereses). Además, habrá una instancia de “Pre Formación Universitaria”.

 

“Proponemos que se desarrolle prácticas educativas que hoy existen en las escuelas técnicas y son parte constitutiva de la currícula”, explicó el subsecretario de Carrera Docente y Formación Técnica Profesional de la Ciudad, Javier Tarulla, en diálogo con Letra P.

 

Para el funcionario que responde a Acuña, las pasantías “no se trata de calentar una silla a una oficina” sino que “es ir a seguir aprendiendo en esos nuevos ámbitos, porque es lo que se va a venir en el próximo año”.

 

“Esta propuesta no viene ni de Marte, ni de otro país. Viene de las buenas prácticas de la escuelas secundarias que vienen trabajando por proyectos, disciplinas”, detalló. A su vez, indicó que en el último “no se dejará de lado la preparación para la universidad”. “Estamos trabajando en alianza con la UBA para poder desarrollar ir dando las materias del CBC para que los alumnos puedan concluir el último año con esas materias acreditadas”, sostuvo.

 

Para el ex ministro de Educación Daniel Filmus, “dedicar el último año a trabajar en una empresa representa un peligro”.

 

“Yo he seguido este tema y lo investigo en CONICET. En seis meses no desarrollas un proceso de aprendizaje. Es parte de ahorrarle trabajo a las empresas. Cambias trabajo remunerado por trabajo no remunerado”, cuestionó el primer candidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires de Unidad Porteña.

 

Según Filmus, la reforma educativa del gobierno de Rodríguez Larreta “forma alumnos para el mercado de trabajo”. “La diferencia es que el objetivo de la educación es que tiene que formar para el trabajo y no para el mercado de trabajo”, evaluó.

 

Como detalló Letra P días atrás, la Secundaria del Futuro cosechó feroces críticas negativas en los gremios porteños y en los alumnos. La semana pasada el número de establecimientos tomados no superaba la media docena, desde este lunes son quince los colegios en esa situación.

 

En diálogo con este medio, la especialista en educación Guillermina Tiramonti apoyó la reforma educativa y las prácticas profesionales de los alumnos del último año de la secundaria porteña. “Es una propuesta que recoge las líneas generales de las propuestas que se están haciendo en el mundo de cambio de escuela secundaria. Está en un proceso de cambio porque el modelo que tenemos está agotado”, subrayó.

 

“No van a ser mano de obra gratis, van a ir a trabajar bajo un plan, un programa de acuerdo a sus intereses. El que esté interesado en dedicarse a la informática va a ir a un espacio laboral dedicado a la informática. Y habrá otro que quiera insertarse en temas artísticos e irá a hacer prácticas artísticas. Es una práctica absolutamente incorporada a las propuestas educativas”, le dijo a Letra P.

 

Según Tiramonti, las pasantías en empresas privadas funcionan con éxito en países como Alemania o Brasil. “En Alemania hace 40 años que se aplica el Plan Dual en el que los chicos hacen períodos en la empresa y períodos en la escuela”, indicó. Para la experta en temas educativos, las prácticas profesionales beneficiarán a “sectores sociales que no acceden al trabajo formal y pueden hacer vínculos que les dan posibilidad en el futuro para poder insertarse en el trabajo formal”.

 

Para Filmus, “en ninguno de esos países está planteado el aprendizaje para el trabajo en un cuatrimestre”. “En ningún país del mundo se imagina que un aprendizaje para el trabajo puede durar ese corto tiempo”, disparó.

 

“Es importante que apliquen lo que están aprendiendo en otros ámbitos fuera de la escuela. Por eso, pensamos en prácticas educativas, como actividades personalmente relevantes para el estudiante. Los estudiantes no van a trabajar, sino que continuarán aprendiendo en otros contextos”, justifica el gobierno de Rodríguez Larreta en el documento al que accedió Letra P y en el que se explica el plan Secundaria del Futuro.

 

convocan al tercer plenario del pensamiento nacional y popular
milei asistio a la jura de bukele

Las Más Leídas

También te puede interesar