Elecciones 2017

En medio de rumores de fuga, intendentes randazzistas acuerdan pacto de silencio

Los jefes comunales de Cumplir denuncian operaciones mediáticas del kirchnerismo. Hubo reuniones donde decidieron bajar el perfil y atrincherarse en sus comunas.

Casi parece una ironía. De la expectativa por la irrupción electoral y la palabra de Florencio Randazzo, como candidato a senador nacional, el Frente Justicialista Cumplir, creado por el ex ministro, pasa al silencio absoluto. En resguardo de supuestas operaciones mediáticas.

 

En los últimos días, y tras la derrota electoral que los dejó en cuarto lugar a nivel nacional y bonaerense, los jefes comunales de Cumplir, iniciaron un proceso de encuentros, no planificados como cumbres, pero si como lugares de discusión y evaluación.

 

Las hubo en el conurbano norte, y también en el interior. Participaron además otros intendentes del peronismo, que juegan con Cristina Fernández de Kirchner, en Unidad Ciudadana, pero que perdieron en sus distritos.

 

Los encuentros no fueron de corte electoral, sino de proyección hacia 2019, y atentos sobre todo a la coyuntura económica y social, donde los jefes comunales son los primeros que interceptan los reclamos de los vecinos.

 

En esos convites, los randazzistas acordaron sostener un pacto de silencio, que implica no responder las informaciones que hablen de pases y mudanzas a otros espacios políticos.

 

Mantener un bajo perfil hasta que se aclaren las aguas.

 

“Salir ahora a desmentir que no nos vamos a ningún lado no tiene sentido, porque todo lo que digamos va a ser usado para una nueva operación, no es momento de salir a hablar” dice en reserva un representante de Cumplir.

 

Salvo el caso del jefe comunal de Monte Hermoso, Marcos Fernández, donde Cumplir ganó en el orden local, provincial y nacional, y Francisco Echarren, de Castelli, que obtuvo mayor número de votos en su distrito, el resto de los jefes comunales del randazzismo perdió en las PASO.

 

Ese dato, los ubica en un lugar vulnerable, y casi atrincherados en sus comunas. Una posición que inevitablemente los desconecta de quien imaginó ser su líder, el candidato a senador nacional, Florencio Randazzo.

 

Intendentes y peronistas, los jefes comunales que juegan en Cumplir, se mantienen en contacto con sus pares de Unidad Ciudadana.

 

La mayoría de los jefes comunales del interior que juegan con la ex presidenta, no tuvieron una buena elección, y perdieron contra Cambiemos, aunque sacaron más votos que CFK.

 

Ese dato, los emparenta con la idea que manejan los randazzistas, de mantenerse en sus comunas, y direccionar una campaña más vecinal.

 

También, los acerca al pacto de silencio, donde muchos prefieren esquivar las confrontaciones, atentos a sus necesidades de gestión.

 

Las reuniones, según confirmaron a Letra P, seguirán sucediéndose entre los “compañeros intendentes” y ya se comienza a hablar del día después del 22 de Octubre, y de la unidad del PJ para proyectarse a 2019.

 

Aunque para esto, será fundamental tener los números de las elecciones generales, con el valor electoral que vaya a cosechar cada jefe comunal.

 

Y también, claro, el destino de CFK, si logra repetir la victoria de las PASO o si pierde la batalla contra Cambiemos.

 

Myrian Prunotto, vicegobernadora de Córdoba.
Javier Milei expuso ante el Círculo Rojo en el Foro Llao Llao.

También te puede interesar