Crisis en educación

Fin de la tregua: Baradel va por un nuevo paro contra los descuentos

Rechaza los recortes salariales aplicados a los docentes por los días no trabajados y anticipa que impulsará nuevas medidas de fuerza. Aún no hay convocatoria por parte del Gobierno.

En la próxima reunión del Frente de Unidad Docente Bonaerense, el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, va a proponer volver a parar las escuelas en la provincia de Buenos Aires. De esta manera se le pone fin a la tregua con la gobernadora María Eugenia Vidal y su ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quienes reclamaron en todo este último tiempo que se mantenga el dictado de clases. Como aún sigue sin haber una convocatoria a paritarias y mes a mes se descuentan los días de paro, todo parece indicar el retorno del conflicto entre los gremios y los funcionarios.

 

"El Suteba reitera su absoluto rechazo a los descuentos ilegales de días de paro y de la aplicación de reducciones salariales por el reajuste de la cuarta categoría que está llevando adelante el gobierno provincial de manera indiscriminada", reclamaron este miércoles desde el sindicato liderado por Baradel. "Este accionar arbitrario afecta a miles de docentes en la Provincia que tuvieron un descuento salvaje en su salario. Desde nuestra organización denunciamos y exigimos al gobierno de María Eugenia Vidal que devuelva lo descontado y se abstenga de realizar estos desmedidos descuentos", continuaron, en la misma línea que las últimas semanas.

 

Hace un mes, los seis gremios que integran el Frente de Unidad habían instalado una carpa docente en la plaza San Martín de la ciudad de La Plata, frente a la Gobernación. Allí ya anticipaban que la tregua implícita con Vidal estaba cerca de romperse. "El Gobierno tiene que devolver los días que descontó y además dar una suma a cuenta de futuros aumentos y por supuesto tiene que hacer una propuesta seria; reconocer la pérdida del poder adquisitivo del año pasado y discutir el presupuesto en educación en la provincia", dijo Baradel en aquel momento, en consonancia con lo que también expresaron sus colegas.

 

La advertencia de los gremios era clara: "si no cumplen con el fallo judicial -que además es de cumplimiento efectivo porque tiene efecto devolutivo-, el plenario de secretarios generales de SUTEBA nos dio mandato a proponer nuevamente al Frente de Unidad Docente llevar adelante medidas de acción directa para que el Gobierno cumpla con el fallo judicial y cumpla con la ley. La única lucha que se pierde es la que se abandona y nosotros no vamos a abandonar el reclamo ni la lucha por la escuela pública y la dignidad de los docentes". Los días pasaron y la situación volvió a repetirse en esta primera semana de junio.

 

La situación se agravó porque el gobierno de la provincia de Buenos Aires sigue sin convocar a los docentes a discutir paritarias. Los aumentos correspondientes a 2017 continúan en veremos. "Junto al FUDB continuamos exigiendo al Gobierno por una urgente convocatoria a paritarias, no puede ser que no haya definida ninguna reunión luego de haber pasado más de un mes del último encuentro. Desde Suteba le exigimos a los funcionarios que hagan uso del diálogo que tanto declaman y que den respuestas urgentes a los justos reclamos docentes", indicaron.

 

Por eso, desde el gremio docente mayoritario en territorio bonaerense anticiparon que van a llevar a la próxima reunión del Frente de Unidad Docente la propuesta de paro de 24 hs, definida por el plenario de secretarios generales correspondiente.

 

La última vez que se vieron las caras funcionarios de Vidal y los secretarios generales de los gremios educativos fue a mediados de abril. En esa ocasión, el gobierno de la provincia de Buenos Aires mejoró en un 1% la propuesta de aumento salarial para los maestros: en aquella reunión paritaria, los representantes de la gobernadora les ofrecieron a los dirigentes sindicales del sector un incremento del 20% más una suma fija de 750 pesos por cargo y un plus anual por presentismo de 5.300 pesos. Eso fue rechazado y todavía no hubo ningún tipo de contacto para solucionar la situación.

 

Rolando Figueroa suma respaldos de diversos frentes en Neuquén. Pretende obtener poder en el Senado en 2025.
Martín Lousteau y Maximiliano Pullaro.

También te puede interesar