ELECCIONES 2017

Randazzo va por los votos de Massa, pensando en la renovación para 2019

Apunta al tercio del electorado que todavía no definió a quién elegirá. Campaña en el territorio y la expectativa de sumar kirchneristas heridos y macristas arrepentidos. El objetivo: solo crecer.

Los desencantados de Sergio Massa, los kirchneristas críticos, los macristas arrepentidos. Con una conferencia con la que puso fin a un silencio que se extendió durante casi un año y medio, Florencio Randazzo dio las primeras señales sobre cómo será su campaña y cuáles son los votos que apuntará a captar en las próximas elecciones.

 

“Hay un tercio del electorado que no tiene definido el voto. Florencio puede hablarles a todos”, afirmó Gabriel Katopodis luego de la presentación de Randazzo en el hotel NH, donde contestó preguntas sobre todos los temas durante más de una hora. En efecto, el discurso del ex ministro apuntó a todos los segmentos pasibles de ser captados por su discurso. Hubo duras críticas a Mauricio Macri, a quien acusó de liderar “un gobierno insensible, de ricos que gobiernan para ricos”, y dardos a Sergio Massa. “Quiero saber de qué Massa hablamos: el que fue jefe de Gabinete de Cristina, el que fue candidato testimonial con Néstor Kirchner o el que fue a Davos con Macri”, apuntó Randazzo.

 

En tanto, las críticas a Cristina Fernández de Kirchner – a quien se refirió en varias oportunidades como “la presidenta” - se centraron en su decisión de dejar el PJ y de negarse a disputar las PASO y en el modo de construcción política del espacio. “El kirchnerismo fue mucho más que el peronismo pero terminó siendo La Campora y un grupo de fundamentalistas que no la ayudan a Cristina", dijo. Hubo reivindicaciones a los logros de la gestión kirchnerista y un esbozo de autocrítica. “No hay dudas de que no pudimos resolver definitivamente la pobreza, sobre todo lo estructural. Pero este gobierno la ha agudizado", lanzó.

 

Cristina, explicaron dirigentes del espacio, no será, al menos en la primera etapa de la campaña, blanco de las críticas de Randazzo. “El adversario es Macri”, sintetizó uno de los referentes del espacio que adelantó que el primer voto a cazar por el randazzismo será el del Frente Renovador. “Hay un votante muy blando y débil de Massa. En cambio, hay un votante menos débil de Cristina y otro núcleo mucho más duro”, agregó el mismo operador.

 

En el randazzismo, la conferencia que terminó con la estrategia del silencio del ex ministro se vivió como un alivio. “Ya está, Florencio contestó todo, ahora podemos empezar a hablar de los temas de la campaña”, apuntaba un miembro de la mesa chica del Palacio Raggio. El camino hacia las primarias, adelantaron cerca del precandidato a senador, será en el territorio, con Randazzo cara a cara con los vecinos y los afectados por la política económica de Macri, como las pymes. Al mismo segmento apunta Cristina. Randazzo pretende ganar allí el voto de kirchneristas no fanatizados con la ex presidenta.

 

“A diferencia de otros, Florencio puede andar por la calle, la gente le reconoce el trabajo con el DNI, los pasaportes y los trenes”, se entusiasman en el equipo. Aunque saben que las encuestas ubican al ex ministro, a priori, muy por detrás de Esteban Bullrich, Cristina y Massa, en el randazzismo miran un horizonte más lejano que la elección de 2017.

 

 “Nuestro objetivo es crecer”, apunta un integrante de la lista del ex ministro. En esa misión, Randazzo no solo apunta a la caza de votos sino también de dirigentes. En lo inmediato, varios dirigentes que lo acompañan confían en que tendrán el apoyo de algunos kirchneristas que quedaron heridos en el cierre de listas. La ambulancia randazzista pasará por las secciones como la Sexta, donde la lapicera cristinista eligió como primer candidato a diputado provincial a Carlos “Cuto” Moreno, generando el enojo de otros dirigentes. Los heridos, confían en el entorno del ex ministro, abrirán las puertas de los municipios para que los candidatos randazzistas puedan mostrarse.

 

Pero el espacio también trabaja para contener a los propios. Pese a los rumores que corrieron en el cierre de listas sobre su vuelta al kirchnerismo, el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, ocupó uno de los lugares en el escenario del NH, detrás de Randazzo, aunque esquivó las preguntas después de la presentación. En tanto, pegó el faltazo Julián Domínguez, enojado tras el cierre que los marginó de todas las listas. El ex presidente de la Cámara de Diputados ya mantuvo conversaciones con el primer candidato a diputado nacional por la provincia, Eduardo “Bali” Bucca, y le prometió compartir con él una actividad la semana que viene.

 

“La idea es que Florencio quede posicionado a futuro como una cara renovadora del peronismo para 2019. Hay que hacer una buena elección pero sobre todo hay que dar la discusión”, dice un dirigente randazzista que fija como objetivo que el ex ministro “supere” en la elección a Massa. La decisión de Cristina de escapar de la primaria del PJ y de presentarse como candidata bloqueó la posibilidad de disputarle el liderazgo peronista en este turno electoral.

 

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad.
larreta se sube a la ola anticasta

También te puede interesar