Violencia en el fútbol

Tras el escándalo en La Matanza, el Gobierno sancionó a medio centenar de barras

La Aprevide dispuso que integrantes de la hinchada de Almirante Brown tengan prohibido asistir a las canchas y entrenamientos. No hay visitantes, pero el sábado se tuvo que suspender otro partido.

La Aprevide, a través de una resolución firmada por su titular, Juan Manuel Lugones, dispuso que 52 barrabravas de Almirante Brown no puedan entrar más a los estadios de fútbol –ni tampoco a entrenamientos y lugares de concentración de plantel-, debido a los incidentes que protagonizaron el último fin de semana dentro del estadio, en la localidad matancera de Isidro Casanova, que llevó a la suspensión del partido entre el local y Talleres de Remedios de Escalada. "El que las hace, las paga", disparó el funcionario.

 

“El que las hace, las paga. Nuestra lucha desde la Aprevide contra las mafias en el fútbol, con la decisión y el apoyo político del ministro Cristian Ritondo y de la gobernadora María Eugenia Vidal, es implacable. Con trabajo y seriedad vamos a ir sacando a los barras de las canchas de la provincia de Buenos Aires”, manifestó Lugones.

 

Los incidentes comenzaron en la tribuna norte, con una pelea entre los grupos de La Justina y Los de Siempre, contra La Banda Mostro. Esta lucha se trasladó luego a la calle, tomando intervención la Guardia de Infantería de la Policía, que dispersó con postas de goma y gases lacrimógenos. Debido a la magnitud de los incidentes se tomó la decisión de suspender el partido cuando apenas iban 7 minutos de juego.

 

Entre los detenidos hubo dos barras que pertenecen, además, a la facción La Banda del Oeste de la barra brava de River. Y también fueron apresados dos hombres en la platea (uno de ellos empleado del club Almirante Brown), quienes insultaron e increparon a los policías y al personal de la Aprevide por la determinación de suspender el encuentro.

 

Hace exactamente cuatro años, el entonces ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, tomaba la decisión de prohibir el ingreso de hinchas visitantes a los estadios de la provincia, a raíz de la muerte de un simpatizante de Lanús en el Estadio Único de La Plata, tras el disparo de un policía. Desde aquella fecha se naturalizó que en las canchas del fútbol argentino haya solamente una parcialidad, pero así y todo los hechos de violencia continuaron sucediendo.

 

Guillermo de Rivas fue electo intendente de Río Cuarto. En sus agradecimientos destacó al gobernador Martín Llaryora
El nuevo intendente de Río Cuarto, Guillermo de Rivas, junto al gobernador Martín Llaryora.

Las Más Leídas

También te puede interesar