Gustavo Javier Vera

Vera: “El bloque de legisladores de Lousteau es una colectora del PRO”

En diálogo con Letra P, el diputado cercano al Papa Francisco confiesa que quiere continuar en la Legislatura y dispara contra Cambiemos y el ex embajador, mientras tira guiños hacia el PJ.

Gustavo Javier Vera finaliza en diciembre su mandato como legislador porteño. Ingresó al Parlamento capitalino en 2013 cuando encabezó la lista del frente UNEN, apadrinado por Elisa Carrió y Fernando “Pino” Solanas. A los pocos meses pegó el portazo, abandonó esa coalición y dejó de hablar con la líder de la Coalición Cívica. Ahí comenzó una agenda propia, con críticas al oficialismo PRO y con una campaña singular: donar mes a mes un porcentaje de su salario. Esa situación lo llevó a donar 1 millón de pesos de su salario a organizaciones sociales y de DDHH.

 

A poco menos de cuatro años de esa ruptura, el titular de la fundación La Alameda busca reelegir y se acerca a un sector del Partido Justicialista de la Ciudad de Buenos Aires que también comparte llegada con el Papa Francisco y respalda la encíclica Laudato Si, como Juan Manuel Olmos, Víctor Santa MaríaEduardo Valdés y Guillermo Moreno, entre otros. Por esa razón, en diálogo con Letra P, asegura que en la Capital “se están dando las condiciones para que todas las tropas del Frente para la Victoria, del peronismo clásico y de sectores de la centroizquierda puedan confluir”.

 

Su vínculo con el sumo pontífice data de hace muchos años, le valió el sobrenombre “diputado del Papa” en el edificio de Perú 160 y lo lleva a hablar en público en nombre del ex cardenal Jorge Bergoglio, que le suele enviar cartas ponderando su gestión como legislador. En diciembre de 2015, Letra P publicó que parte del enojo de Francisco con el presidente Mauricio Macri residía en la decisión de nombrar a Silvia Majdalani en la AFI y avalar la influencia de Jaime Stiuso en los servicios de inteligencia. Para el diputado, Stiuso "sigue siendo hoy un hombre fuerte de la AFI". 

 

Ferviente opositor en la Ciudad, mezcla críticas al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y al rol opositor de Martín Lousteau. Califica la gestión del alcalde como “muy mala” y asegura que el bloque de legisladores que responde al ex embajador (SUMA +) “es una colectora del PRO”.

 

-Usted es muy crítico del accionar de la AFI y se opuso al nombramiento de la subdirectora Silvia Majdalani... ¿Qué opina del rol de los servicios de inteligencia en el gobierno de Cambiemos?

 

Silvia Majdalani, durante el gobierno anterior estuvo presidiendo la comisión bicameral que tenía que investigar a los organismos de inteligencia y en sorna se la llamaba la secretaria general de los servicios porque era como una especie de representante gremial en el Congreso, más que fiscalizadora.

 

Desde que recuperamos la democracia, los servicios de inteligencia han sido un aparato de extorsión serial parainstitucional para hacer todo tipo de tramoya. Ninguna vinculada para prevenir atentados, golpes de mercado o ataques financieros. Sólo para servir al gobierno de turno para espiar a opositores. Mientras tanto, tenes un conjunto de sujetos que vienen desde el fondo de la dictadura que se enriquecieron desde el lugar que ocupaban en la Secretaría de Inteligencia. Montaron un montón de empresas en base a sus contactos con el lavado y el crimen organizado.

 

-Se dijo que el Papa estaba enojado con el gobierno por que Jaime Siuso seguiría influyendo en la AFI actualmente... ¿Eso es cierto?

 

El Papa está enojado con todos los que le dieron poder a Stiuso y esto va más allá del gobierno actual. Stiuso está vinculado a los halcones de la CIA, hace operaciones para potencias extranjeras, además de las que hacía a título local. Y hoy, lamentablemente, tras bambalinas sigue siendo uno de los hombres fuerte de la ex SIDE aunque no tenga un cargo formal.

 

Conduce indirectamente a Larcher, Richarte, Gallea y Fernández, que ya venían de la gestión anterior.

 

-¿El vínculo entre Majdalani y Larcher está probado?

 

Está probadísimo desde el punto de vista político y también del personal. Larcher y Stiuso trabajan en tándem y la es relación directa. Les falta el acta de matrimonio a Majdalani y Larcher nada más.

 

-¿Qué opinión tiene de Gustavo Arribas y su trabajo frente a la AFI?

 

Está ahí simplemente para que el presidente Mauricio Macri no sea salpicado por ninguna extorsión o investigación. Está para proteger toda la ruta de lavado y enriquecimiento ilícito de (Ángelo) Calcaterra, de (Nicolás) Caputo y de los hombres que se benefician con la obra pública bajo este gobierno. Nada más.

 

-¿Cómo evalúa la gestión de Horacio Rodríguez Larreta?

 

Es muy mala. Para evaluarla podríamos compararla con un distrito de proporciones más o menos similares, como La Matanza. Tiene más territorio pero un poquito menos de población porque tiene 2,5 millones de habitantes contra 3 millones que tiene la Ciudad.

 

La Matanza se administra con 6 mil millones de pesos y la Ciudad con 174 mil millones de pesos (NdR: el presupuesto total del año 2017 para la Ciudad es de $178 mil millones). Es un presupuesto enorme y, a pesar de tener esa cifra privilegiada que triplica la media nacional, no ha resuelto problemas básicos. No hay una política para acceso a la vivienda universal, no me refiero únicamente a la urbanización. Porque hay sectores medios que no tienen acceso a créditos hipotecarios.

 

Hay presupuestos muy abultados en Salud y Educación que se gastan en ladrillos con sobreprecios, pero no en personal. Lo mismo pasa en Educación porque hay mucha obra pero poca atención al personal humano. Con 174 mil millones de pesos el aumento paritario fue del 20%, toda una vergüenza.

 

-¿Qué lectura hace del procesamiento y la posterior renuncia del ex jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar?

 

Fuimos los primeros en plantear que la DDJJ de Potocar la pedimos el pimero de noviembre del 2016, cuando se discutía la ley de seguridad. Igual que la de todos los comisarios traspasados. Pedimos que sean de acceso al público, que el jefe de la policía fuera un civil y que se lo designara mediante audiencia pública y no se apelara a ese recurso excepcional que tenía el gobierno por ser la primera designación.

 

-¿Podía no saber el gobierno la situación de Potocar al momento de nombrarlo?

 

Imposible

 

-¿Por qué?

 

Porque la Policía Metropolitana sabía perfectamente como actuaba la Policía Federal. Y porque cualquiera que entiende de delito en la Ciudad de Buenos Aires sabe que hace mucho tiempo que la Federal tenía un sistema de recaudación ilegal organizado a través de los jefes de brigada, subcomisarios y comisarios. Cuando se opera el traspaso, si no iba a haber ninguna purga ni ningún control, esta corporación iba a tratar de mantener este mismo sistema.

 

-¿Cómo sigue esto?

 

Tendrían que cumplir la Ley de Seguridad y nombrar un civil a través de audiencia pública. (Marcelo) D’alessandro se comprometió a enviar las declaraciones juradas de los principales comisarios que fueron traspasados así que estamos esperando esa información para empezar a debatir.

 

-¿Cómo explica su relación con la familia Moyano?

 

(Hugo) Moyano defiende muy eficazmente a sus trabajadores y ha representado bastante bien al movimiento obrero organizado como secretario General de la CGT y ha sido el que ha permitido que iniciáramos dentro de la CGT lo que fue la campaña nacional contra el trabajo esclavo, que fue antecesora a esta unificación de hoy entre la CGT y los trabajadores informales mediante los movimientos sociales.

 

En la campaña contra el trabajo esclavo, junto a la CGT, denunciamos una enorme cantidad de talleres clandestinos y trabajo infantil en los campos. Camioneros tuvo un rol muy activo cuando se incautaron máquinas de talleres clandestinos que fueron cedidos a la comunidad QOM de Chaco y Formosa, donde luego se armaron polos textiles.

 

-En 2015 sus opositores lo marcaban como el candidato de Hugo Moyano...

 

No, el candidato de Moyano no pero siempre hemos tenido el apoyo y respaldo de Hugo y de Pablo de alguna manera.

 

-¿Va a ser candidato este año? ¿Quiere renovar en la Legislatura porteña?

 

Si se dan las circunstancias sí

 

-¿Competiría dentro del Frente para la Victoria?

 

Nosotros hace mucho tiempo que venimos planteando que hay que unir a todo el peronismo y a la centroizquierda. En este momento hay que generar la máxima unidad de acción para derrotar a este ajuste neoliberal.

 

Anterior a esto fue el lanzamiento del Laudatismo. La mesa laudatista política incluye a sectores peronistas y del movimiento obrero organizado. Estaba Julián Domínguez, Felipe Solá, Pino Solanas, Víctor Santa María, Eduardo Valdés, Héctor y Rodolfo Daer, Pablo Micheli, Andrés Rodríguez. Todo ese armado buscaba tratar de generar una síntesis dentro del campo popular para enfrentar a este modelo de ajuste neoliberal. Y esto lo pensamos en marzo de 2016 así que hace rato que tratamos de bregar por esa unidad. Ahora en Capital se están dando las condiciones para que todas las tropas del Frente para la Victoria, del peronismo clásico y de sectores de la centroizquierda puedan confluir nos parece una muy buena noticia y vamos a tratar de consolidarla.

 

-Entonces... ¿Si hay internas en el FpV estás en condiciones de encabezar o formar parte de una lista de centroizquierda?

 

Yo no diría de centroizquierda porque defendemos la concepción de Laudato Sí, que tiene al menos 18 coincidencias estratégicas con el proyecto nacional de (Juan Domingo) Perón. Yo lo escucho a Guillermo Moreno y lo escucho a Itai Hagman y me siento más cerca del primero, con todo respeto. Las cosas que plantea Guillermo en torno al control de precios y la línea de Laudato Si son más cercanas que las que plantea Claudio Lozano. Por lo tanto, me veo más en un espacio del peronismo histórico que en un espacio de la centroizquierda.

 

-Varios de los dirigentes que nombra han estado vinculados a Cristina Fernández de Kirchner. Usted ha sido muy crítico del gobierno kirchnerista… ¿Cómo explica este acercamiento?

 

Lo puedo explicar con una metáfora. Estamos en un edificio discutiendo sobre el valor de las expensas y qué se va a hacer con ese monto de expensas. De repente el edificio se está incendiando, corre riesgo de extinguirse. Si el edificio se está incendiando… ¿Vamos a discutir el precio de las expensas o las obras a hacer? ¿O primero nos vamos a poner de acuerdo para apagar el fuego?

 

Yo reivindico las cosas que critiqué del kirchnerismo. Yo lo critiqué a Moreno porque en su viaje a Angola llevó a la gente de La Salada, a quienes denuncié. Pero reivindico que se haya peleado con los formadores de precios, que haya tratado de implantar el control de comercio de exterior, más allá de cómo se llevó adelante la sustitución de importaciones. Reivindico banderas como la protección del mercado interno, pero en la implementación práctica hubo problemas que denunciamos.

 

En este momento tenemos un problema estructural muy grave. Si el modelo del macrismo se consolida la vamos a pasar muy mal. Un tercio de los argentinos va a quedar totalmente afuera del sistema. Van por el modelo sindical, van por los convenios colectivos de trabajo y, obviamente, es un modelo que no cierra sin represión. Se vienen días muy oscuros para la Argentina. La prioridad número uno es derrotar a este modelo de ajuste y forzar a este gobierno a una concertación económica y social porque sino estamos al borde del estallido.

 

-¿Es verdad que La Cámpora y Nuevo Encuentro no lo quieren ni en la lista ni en una posible interna?

 

Yo no escuché a ningún dirigente decir eso. Yo escuché que no tenían problema que vayamos todos juntos en un mismo frente. Ahora, cómo se construye ese frente es otra discusión.

 

Públicamente, Mariano Recalde mencionó que nosotros teníamos que estar dentro del frente. Por su puesto que a medida que se acerca la fecha del cierre de listas aparecen las chicanas baratas para sacarse ventaja. Lo clásico. Yo tengo relación con Mariano y con Wado De Pedro, con quien tuve reuniones.

 

La conducta nuestra en la Legislatura respecto al macrismo ha sido muy clara. No sé si todos los bloques pueden decir lo mismo. Nosotros podemos votar todas nuestras votaciones, que fueron de un combate crítico muy fuerte a todo este proyecto de ajuste estructural al macrismo.

 

-El FpV ha votado numerosas veces junto al PRO…

 

Algunos sí, pero otros no. Han votado divididos. Hay votaciones muy confusas. El bloque de Lousteau acompañó prácticamente todos los proyectos del PRO en la Legislatura.

 

-¿Qué lectura hace del rol de Martín Lousteau como opositor?

 

Lousteau puede haber quedado en la imagen de algunos porteños como opositor a Larreta y en lo discursivo lo fue. Pero entre el Lousteau de campaña y los hombres y mujeres de Lousteau en la Legislatura hay una diferencia importante. Entre las cosas que se comprometieron a luchar y las que terminaron votando, el bloque de legisladores de Lousteau fue y es una colectora del PRO dentro de la Legislatura.

 

La ministra de Igualdad y Desarrollo Humano Victoria Tejeda junto con Sergio Basile y Ramón Soques, funcionarios de la cartera.
Guillermo Cornaglia se transformó en el nuevo presidente del peronismo de Santa Fe.

También te puede interesar