13|11|2021

Lousteau renunció a la embajada y enfrentaría al PRO en la Ciudad

03 de abril de 2017

03 de abril de 2017

Se lo comunicó al presidente esta tarde en Casa Rosada. Quiere fortalecer ECO y disputar con el PRO de la Ciudad.

El embajador argentino en Estados Unidos, Martín Lousteau, renunció este lunes a su cargo luego de una reunión que mantuvo a las 16 con el presidente Mauricio Macri en la que le presentó su dimisión. Tras un año y medio en Washington, se prepara para dar la batalla en la Ciudad de Buenos Aires este año, distrito que lo tuvo como animador de la última elección cuando enfrentó a Horacio Rodríguez Larreta y forzó el primer ballotage porteño.

 

La noticia cayó pésimo en la Jefatura de Gobierno porteña, donde esperaban que Lousteau cesara con su intención de participar de las elecciones legislativas de este año. Incluso, el presidente ,el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, persuadieron a "Guga" para que retrase su hambre electoral para 2019, año que ya fijó como eje de su nuevo cruce con Larreta. En el PRO porteño reina la incertidumbre por lo intempestiva que fue la decisión: "No sabemos ni entendemos nada", advierten.

 

Curiosamente, lo mismo sucedió en el bloque de legisladores SUMA + que se enteraron esta misma tarde, aunque hace días que se hablaba de la posibilidad. La decisión es una clara señal: Lousteau  no se achicará ante los pedidos del macrismo y competirá en los comicios de medio término. Sigue la duda en torno a cómo y bajo qué formato. Mientras su principal mecenas, el presidente de la Unión Cívica Radical porteña, Emiliano Yacobitti, reclama en público a Larreta que acepte Cambiemos en el distrito, el ex embajador y los suyos se ilusionan con jugar por su cuenta, fortalecer Energía Ciudadana Organizada (ECO) y utilizar el 2017 como trampolín para el premio mayor: la discusión por la Jefatura de Gobierno, dentro de dos años. A esta idea se suben también Confianza Pública y el Partido Socialista, que acompañan la teoría de evitar formar y promover una "gran interna" bajo la tutela de Cambiemos.

 

La posibilidad de formalizar en la Ciudad la coalición que gobierna la Nación tuvo un freno días atrás: Larreta dejó en claro que acepta avanzar en esa alianza siempre y cuando Lousteau no integre ninguna nómina. Para la UCR local se trata de una afrenta, mientras que la Coalición Cívica de Elisa Carrió ya comenzó a hacer campaña junto al PRO y enviar señales de cara a los comicios, que el alcalde imagina con la chaqueña como figura principal del distrito. Hasta ahora la estrategia de Larreta consistió en "cooptar" y "rodear" a los aliados de Lousteau, mientras el equipo más íntimo del ex embajador aumentó las críticas a la gestión larretista desde comienzos de año y profundizó el reclamo de formar Cambiemos y habilitar internas. Además, la UCR dejó un claro mensaje: a mitad de marzo votó formar Cambiemos por unanimidad.

 

La renuncia de Lousteau también rebota en el Frente para la Victoria porteño, que está sumido en una interna entre "aperturistas" y kirchneristas. La Cámpora esperaba que el ex ministro de Economía de Cristina Fernández se suba a una interna con el PRO en la Ciudad para repetir la campaña del 2015: "dos listas de un mismo modelo". Sin embargo, todo parece indicar que, envalentonado por la UCR local, el referente de ECO enfrentará al macrismo en unos meses.

 

A la hora de hablar de opciones en torno a su candidatura, estas sólo se reducen a dos: puede ser diputado nacional por la Ciudad o legislador porteño. De elegir la primera, el PRO porteño quiere responder con Carrió, aunque si la chaqueña decide competir en provincia de Buenos Aires, la opción es el vicejefe de Gobierno, Diego César Santilli. En torno a un enfrentamiento Carrió vs Lousteau, el embajador pidió a su mano derecha, Guillermo Laje, que aclare a propios y ajenos que no tiene "temor" alguno de enfrentar a la líder de la CC.

 

Desde fines del 2016, Lousteau aumentó su presencia en la Ciudad. Intensificó sus reuniones con los dirigentes y legisladores porteños de ECO, se mostró más interesado en la cotidianidad política capitalina y movió fichas en el bloque SUMA +: le pidió a Yacobitti que le entregue la presidencia de esa bancada, que quedó para María Inés Gorbea. Si bien la posibilidad de la renuncia la dejó entrever el propio embajador, ninguno de sus seis ediles estaba al tanto de la repentina decisión. Este martes por la mañana el líder de ECO los reunirá para brindar precisiones y se espera una definición en torno a su futuro electoral.

 

Lousteau eligió fundamentar su renuncia mediante una carta. En la misiva volvió a repetir el mismo argumento que le dijo a Macri en privado cuando aceptó el cargo y negoció una serie de cargos en el distrito que estuvo a punto de ganar: sus intenciones de comandar la Ciudad siguen intactas.