EL NORTE EN ALERTA

Industria tabacalera en problemas: no descartan más pérdida de empleos

El nuevo impuesto nacional hizo que la actividad cayera en el primer bimestre casi 17%. Ya habían despedido a 500 trabajadores en 2016. El lobby PRO de la salud impactó en la política industrial.

Lo que más se le critica al Gobierno Nacional desde sectores empresarios es la descoordinación ministerial, sobre todo en materia de política económica. El hecho de no haber una cabeza que conjugue la idea del Presidente de la Nación, Mauricio Macri, sobre diferentes temas. En 2 de Mayo del 2016, cuando la recesión empezaba a mostrar su cara más dura, la secretaria de Relaciones Parlamentarias, Paula Bertol, envió un comunicado a los medios bajo el rótulo “Un impuesto saludable. Aumentar el cigarrillo es cuestión de salud”. Hacía algunas horas se había publicado el decreto 626 que modificó la carga fiscal para el sector, haciendo que los Impuestos Internos pasaran del 60% al 75%. Así, se sumó un nuevo tributo a los cuatro que ya tenía el rubro tabaco, en un golpe casi de knock out para una actividad que es un oligopolio de multinacionales pero que representa casi la totalidad de los ingresos de las provincias del Norte que viven de los tabacales. Con un problema extra: la contracción económica, como ocurrió hasta en el rubro alimentos, retrotrajo la demanda a niveles peligrosos. Ergo, las tabacaleras ya venían mal en materia de producción y empleo incluso antes de la corrección impositiva.

 

Históricamente en la Argentina los sectores corporativos han renegado del pago de impuestos cayendo incluso muchos en niveles de evasión inéditos. Pero este caso es particular porque refleja el razonamiento multicéfalo que tiene el Gobierno en relación a decisiones sectoriales de temas productivos. Por entonces el ministro de Hacienda era Alfonso Prat Gay, que a priori avaló los cambios. Y tampoco hubo consideraciones especiales del ministro de la Producción, Francisco Cabrera. Desde el año 2010 Bertol trabaja en diversas ideas de este proyecto que se cristalizó en 2016, y hasta algunos dan fe de su posición casi obsesiva –y razonable- sobre los efectos negativos del cigarrillo en la salud pública. Incluso la ex legisladora PRO es asesora de la Comisión Directiva de la Unión Antitabáquica Argentina (UATA), una organización de profesionales de la salud que pugna por un futuro con tabaco cero. Pero la movida impositiva generó un shock negativo en una industria central en el NOA y el NEA, algo que las provincias (Salta, Jujuy, Catamarca, Tucumán, Misiones, Corrientes) ya venían alertando. En Salta, gobernada para Juan Manuel Urtubey, aliado político de Cambiemos, casi 3 de cada 10 personas que trabajan lo hacen en la industria del tabaco.

 

Según un detalle sectorial al que accedió Letra P, desde la sanción del decreto 626 perdieron el empleo 500 personas en la industria. Y en lo que va del primer bimestre del 2017 la producción cayó casi 17%, generando dudas sobre la estabilidad laboral de otros 800 empleados. Tan lejos llegó la crisis que terminó concretando algo pocas veces visto: en el sector mandan dos compañías, Massalín Particulares y British American Tobacco (ex Nobleza Picardo). Esta última firma pidió hace unos días ser concursada, iniciando un proceso preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo nacional que incluye negociaciones con los gremios de la actividad. En los meses previos a este acontecimiento límite, y por las menores ventas, en julio Massalín cerró un centro de acopio en La Cocha (Tucumán) y despidió personal en sus plantas de Merlo (Buenos Aires) y Goya (Corrientes). En septiembre, la misma empresa suspendió por una semana la producción en esas mismas plantas para ajustar stocks ante la caída de las ventas. Para graficar el impacto, las empresas aseguran que de un paquete de 20 cigarrillos, 16 son impuestos.

 

Esta distorsión también perjudicó directamente al consumidor, más allá de que la intención siempre fue subir precios para desalentar el consumo. Así, el precio de venta de los cigarrillos aumentó 55% en promedio inmediatamente después de implementada la medida, sólo para hacer frente a la mayor carga impositiva. Y Argentina, con 80%, es el país con mayor carga fiscal sobre los cigarrillos de Latinoamérica, detrás de Chile (76%), Venezuela (71%) y Ecuador (71%). Otros países de la región tienen cargas impositivas significativamente menores: Brasil (66%), Uruguay (61%), Bolivia (34%) y Paraguay (14%)

 

UN PROBLEMA SERIO PARA EL NORTE. Tanto la Cámara de la industria del tabaco como los gobernadores de las provincias productoras empezaron desde el año pasado a buscarle una vuelta al caso. Una solución en base a charlas con el Gobierno Nacional. Por el momento, nada llegó a corregirse, más allá de que hace años la industria viene pensando en una reconversión del negocio teniendo en cuenta estándares sanitarios internacionales. Pero la preocupación de políticos y de los empleadores es lógica si se observa la preponderancia que tiene esa actividad dentro de la economía de las provincias tabacaleras.

 

Datos de la industria a los que accedió Letra P destacan que la participación del tabaco en la actividad agrícola de las provincias tabacaleras es elevada. Representa el 24% en Jujuy, el 11% en Misiones y el 4% en Salta. La industrialización de tabaco contribuye al 6,4% del Valor Bruto de Producción (PBP) en Jujuy; al 4,1% del PBP de Misiones y al 10,4% de Salta. Asimismo,  la actividad tabacalera primaria y secundaria en conjunto aporta el 2.4% al Producto Bruto Geográfico (PBG) jujeño,  el 1.8%  en Misiones y el  1.6% del PBG salteño.

 

El impuesto al tabaco ha generado en el empresariado una duda concreta: si, en realidad, el Gobierno está dispuesto a cumplir la promesa de reducir tributos. Una promesa que ya hizo sobre algunos casos, como el de Ingresos Brutos. Para hacerlo, debe resignar ingresos importantes en materia de recaudación, justo cuando los cálculos de AFIP sólo dan positivo y sobre la inflación por el influjo del blanqueo de capitales.

 

 

Toto Caputo y Federico Sturzenegger.
la reaccion del mercado a los cambios de gabinete: cae el dolar y suben las acciones

También te puede interesar