26|7|2022

Pese al salvataje de Vidal, Ritondo volvió a señalar la responsabilidad de Galli

22 de marzo de 2017

22 de marzo de 2017

El ministro de Seguridad le respondió a los massistas que objetaron el accionar del gobierno. “Ellos tienen intendentes y saben que hay cosas que podemos contestar nosotros y otras que no”.

“Yo ya lo explique como 200 veces al tema de Olavarría” indicó en su conocido tono coloquial, el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

 “El recital estaba declarado para 150 mil personas, todo lo que firma la empresa son para 150 mil personas, el servicio tanto de sanidad, como de seguridad, como de emergencia fue calculado para esa gente” repitió casi como de memoria el funcionario.

 

Ritondo respondió así a la pregunta de Letra P, referida al pedido de informes elevado al Ejecutivo, que presentaron los diputados del Frente Renovador y que pretenden se apruebe en la sesión del próximo jueves.

 

Los legisladores massistas reclaman detalles del accionar policial desarrollado el pasado 11 de marzo, durante el recital que ofreció el Indio Solari en Olavarría.

 

Ese día fallecieron dos personas, que asistieron al evento; se produjeron avalanchas durante el show, debido al exceso de gente; hubo robos y saqueos y se extraviaron muchos fanáticos, aunque con el correr de los días fueron apareciendo.

 

“Me parece muy bien que cuando se tienen dudas se pida informes, y si lo requieren personal y oralmente no tendría problema, lo he hecho en otras oportunidades. No tengo ningún problema” indicó el ministro.

 

Aunque aclaró que “el Frente Renovador, que tiene varios intendentes, sabe muy bien que cosas podemos contestar nosotros y que cosas no”.

 

Sus palabras aludieron directamente al jefe comunal de Olavarría, Ezequiel Galli, a quien Ritondo ya había responsabilizado por la desorganización y el caos generado a partir de la “misa ricotera”.

 

“Mientras me quieran preguntar como fue el servicio de seguridad que tuvo el pueblo, no tengo problema, ya lo aclaré varias veces. Hubo dos robos y un saqueo que fueron detenidos” remarcó el funcionario.

 

Los días posteriores al recital, Ritondo fue uno de los ministros que debió viajar a Olavarría para oficiar de vocero del gobierno. Allí dejó en claro que la responsabilidad sobre la organización del evento fue del jefe comunal de Cambiemos.

 

“Quien habilitó y controló el show fue el intendente” dijo el ministro, durante la extensa conferencia de prensa que ofreció en la ciudad, 48 horas después de ocurrido el suceso.

 

Y aclaró que “el municipio” era el encargado de controlar que no hubiera venta de alcohol en el predio y sus inmediaciones, y también, tenía la facultad de suspender el evento si observaba alguna irregularidad o posibilidad de desastre.

 

En los últimos días la gobernadora, María Eugenia Vidal, quien siempre se despegó del escándalo local, activó un “operativo contención” para resguardar la situación institucional de Galli.

 

Por eso encomendó a su ministro de Gobierno, Joaquín de la Torre, que medie en la interna local, para bajar el tono a la interpelación que promovió el massismo en el Concejo Deliberante. Y que finalmente fue aprobada por unanimidad en el marco de un acuerdo político. Y también envió a Olavarría al jefe de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, junto a un grupo de legisladores de Cambiemos, para que muestren su apoyo al jefe comunal.

 

Pero distante de esta lógica, Ritondo sostuvo la posición que había esgrimido cuando viajó a Olavarría y tuvo que enfrentar a todos los medios, nacionales y bonaerenses.

 

-El intendente Galli había dicho que esperaban más de 200 mil personas. Una cifra superior a la que se firmó en el contrato.

 

- Lo que está firmado es sobre 150 mil personas, y de acuerdo a la disposición vigente en la Provincia de Buenos Aires, es una persona por metro cuadrado y del total de lo que quedaba, que quedaba un 20 por ciento del lugar, para colchón. Eso es lo que puedo decir y la verdad que nosotros trabajamos muy bien, pudimos interactuar con Nación y con la red solidaria de Juan Carr. Por suerte a menos de diez días pudimos encontrar a las personas que hasta esa fecha no habían tenido contacto con sus familiares.