12|8|2022

Ritondo marcó las responsabilidades de Galli: "Quien habilita es la intendencia"

Tras 48 horas, el ministro de Seguridad de la Provincia rompió el silencio del gobierno bonaerense. Dijo que la Provincia colaboró con micros y cargó el peso de la controversia en el intendente local.

OLAVARRÍA (Enviados) El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, se despegó del intendente local, Ezequiel Galli (Cambiemos), y le cargó todo el peso de la responsabilidad en la fiscalización del recital del Indio Solari que el sábado terminó en tragedia por la muerte de dos asistentes. "Quien habilita cada uno de estos eventos masivos es la intendencia", dijo el funcionario provincial en una conferencia de prensa que brindó en esta ciudad.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Además, el ministro agregó: "El intendente habrá entendido que con la experiencia de Tandil (por el último show de Solari en esa localidad, que convocó a 200 mil personas), donde no hubo problemas, iba a ser igual".

 

“Ni el Estado ni privados pueden vender alcohol dentro del lugar ni a 200 metros del show hasta una hora antes ni una hora después. Eso lo fiscaliza el municipio”, abundó Ritondo, que se presentó sin la compañía del jefe comunal. 

 

El ministro llegó este lunes por la tarde para reunirse con la fiscal Susana Alonso, que investiga la muerte de los dos asistentes al recital que brindó Solari el sábado en el predio La Colmena. El funcionario rompió el silencio que había mantenido la administración que conduce la gobernadora María Eugenia Vidal durante los dos días posteriores a la tragedia. 

 

Ritondo y la fiscal Alonso, este lunes en el lobby del Hotel

Savoy de Olavarría.

 

 

El hermetismo elegido por los funcionarios provinciales -especialmente, por Vidal y Ritondo- en las horas siguientes a los incidentes era uno de los datos políticos más destacados en medio de la intensa controversia acerca de las causas del desborde de todas las previsiones oficiales acerca de la magnitud del evento. Y en el inicio de la investigación judicial que lleva adelante Alonso para determinar las responsabilidades en la muerte de los dos fans del Indio que habrían fallecido en medio de la avalancha que se registró sobre el escenario en el arranque del show de Solari.

 

Ahora, el dato es otro: la decisión de la gobernadora Vidal de marcar la responsabilidad institucional por el desenlace del recital, que congregó a unas 300 mil personas, sobre los hombros del intendente de la alianza Cambiemos, quien ha intentado en estas horas despojarse de esas responsabilidades y culpar a los organizadores del show por -supuestamente- haber vendido más entradas de las que podía soportar el predio según la habilitación municipal, que establecía un tpe de 200 mil personas.

 

Galli no es un extraño ni mucho menos un adversario para la gobernadora Vidal. Todo lo contrario. Por ser un profesional joven con casi nulos antecedentes políticos, fue, como se informa aparte, uno de los elegidos por los estrategas de Cambiemos para instalar el concepto del cambio en el interior de la provincia de Buenos Aires. Ganó las elecciones de 2015 como miembro del llamado G6 de caras nuevas: los "sin pasado".