Jornada de protestas

Cortes: de la tolerancia cero de campaña a “un proceso” contra el conflicto social

El ministro de Seguridad porteño redefinió el método que hace un año pregonaba Patricia Bullrich con el anuncio del “protocolo antipiquetes”. Evitó definir si una interrupción del tránsito es legal.

Hace poco más de un año, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lanzaba el denominado “protocolo antipiquetes” con un aviso terminante: “Si no se van en cinco o diez minutos, los vamos a sacar”. Desde ese entonces, mucha agua corrió bajo el puente y el nivel de descontento social fue en ascenso hasta encontrar su punto máximo este miércoles, con una jornada de múltiples cortes en accesos a la Ciudad de Buenos Aires y en las principales calles porteñas. Pero ante este escenario, el ministro porteño Martín Ocampo redefinió el concepto de “tolerancia cero”, y en cambio habló de “un proceso” para evitar “una situación de enfrentamiento social y de violencia en las calles”.

 

Lejos del discurso con el que el PRO ganó las elecciones, Ocampo evitó definir si una interrupción del tránsito es legal o ilegal, y habló de una serie de atenuantes que dificultan las medidas para despejar los piquetes y liberar el tránsito. En diálogo con radio La Red, sostuvo que “los cortes que movilizan mucha cantidad de gente no se pueden evitar” y apuntó además que en muchos casos “se utilizan mujeres y niños para dificultar el accionar policial”.

 

El ministro de Seguridad porteño advirtió que hay un “discurso político que intenta posicionar al Gobierno como un gobierno de represores que no quiere a los movimientos populares”, y reforzó la teoría conspirativa al denunciar un “intento sucesivo de generar una situación de condicionamiento al Gobierno nacional con una temporada de piquetes y reclamos”.

 

En cambio, consideró que “la política debe expresarse a través del diálogo y no todo el tiempo cortando las calles y haciendo que el resto viva en la incomodidad continua”, ya que “los trabajadores son los primeros que se perjudican con esta situación”. “En otros tiempos, a estas prácticas se las alentaba y se felicitaba a los que hacían eso. Estamos convencidos de que estas prácticas hay que desalentarlas. Hay que hacerlo en un marco de convivencia, y no desde la violencia de cortar las calles”, insistió Ocampo.

 

Javier Milei en el Congreso del IAEF
El dólar en la era Javier Milei

También te puede interesar