X
El encuentro fue en el Instituto Patria, búnker de Cristina. El puntano se solidarizó por la filtración de las escuchas telefónicas y dio claras señales de acercamiento al kirchnerismo.
Redacción 22/02/2017 11:34

En un nuevo gesto de aproximación al kirchnerismo, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, se reunió este miércoles al mediodía al Instituto Patria con el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, con quien coincidió en que quiere "un peronismo unido, con todas las fuerzas que se oponen al modelo neoliberal"

 

Según supo Letra P, el mandatario puntano pidió el encuentro para respaldar a Parrilli por la filtración de distintas escuchas telefónicas donde también está involucrada la ex presidenta Cristina Kirchner. Ese fue el motivo formal del encuentro, donde también estuvo presente el armado electoral del peronismo.

Los guiños de Rodríguez Saá al kirchnerismo se potencian con el correr de los días. Desde principios de mes, el gobernador reconoce que está dispuesto a dialogar con Cristina para lograr la “unidad del peronismo” de cara a los comicios legislativos.

"En este momento tenemos que estar todos los peronistas unidos. María Eugenia Vidal dijo que quiere un peronismo dividido en tres, nosotros queremos un peronismo unido. No solo el peronismo, con todas las fuerzas que están luchando contra este modelo neoliberal", dijo el puntano tras el encuentro. Sobre las características de la unidad afirmó que debe "ser programática, pública y plural. Hagamos el progama y el que se sienta cómodo que venga". "Quiero que quede claro que queremos una Argentina sin presos políticos y sin espionaje político. Que no asuma deuda para gastos corrientes, que no se endeude", agregó.

En declaraciones recientes, el puntano enfatizó que “por supuesto” que la ex presidenta es peronista, pero no opinó lo mismo del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, a quien acusó de “aparecer sólo en los programas de televisión”.

Rodríguez Saá reforzó además sus diferencias con el Gobierno Nacional la semana pasada, cuando le dio la espalda al presidente Mauricio Macri en su visita a San Luis para inaugurar obras.

El peronismo puntano llega a las próximas elecciones con un duro desafío: renueva en el Senado las bancas de Adolfo Rodríguez Saá –hermano del gobernador- y Liliana Negre, mientras que en la Cámara de Diputados arriesga dos de las tres bancas en disputa, las de Luis Lusquiños y Berta Arenas.

En este escenario, la fuerza de los Rodríguez Saá se prepara para competir contra quien fuera un hombre propio: Claudio Poggi, el ex gobernador y actual diputado nacional que se aproxima a una alianza con Cambiemos.