X
El diputado nacional cuestionó el proyecto de reforma previsional y el operativo represivo de Gendarmería. "No creo que encuentren una imagen como la del otro día durante la ´dictadura K´", ironizó.
Redacción 17/12/2017 15:14

El hijo de la ex presidenta Cristina Fernández, el diputado nacional Máximo Kirchner cuestionó al oficialismo por la forma en que el jueves pretendía que se avanzara con la reforma del sistema previsional en momentos en que Gendarmería nacional desplegaba un fuerte operativo represivo contra manifestantes y legisladores opositores. Consideró que Cambiemos tiene los votos para la aprobación y se refirió al paro de la CGT.

"Nos obligaban a sesionar de espaldas a una represión y una cacería", señaló ante “Toma y Daca”, programa emitido por Radio El Mundo, el diputado Máximo Kirchner, al asegurar que "adentro del Congreso se escuchaban las detonaciones” que se producía en el exterior.

"No creo que encuentren una imagen como la del otro día durante la 'dictadura K'", ironizó el hijo de la actual senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner y repasó el momento en que el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, intentó golpear a Leopoldo Moreau. “Si uno de nosotros lanzaba un semigolpe como el de Monzó a Moreau éramos tapa de todos los diarios", remarcó.

Consideró que el accionar autorizado por el presidente Mauricio Macri y la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, obedece a una falta de “pulso en la calle”. "Al no tener pulso en la calle, el Gobierno se retroalimenta con lo que le dicen los medios oficialistas y los informes de las fuerzas de seguridad", evaluó.

 

 

Kirchner evaluó que el "seguramente el Gobierno puede tener los votos para aprobar la ley”, en esta semana, y remarcó que ante este contexto “se podría haber debatido en enero".

"Lo que vemos es para nada bueno y preocupante. Por algo se abalanzan sobre los recursos de los jubilados", consideró el diputado nacional y señaló que "esta reforma va a ser una aspirina y en dos o tres meses vamos a ver otra vez al Congreso votando medidas contra la gente".

Y agregó: "La discusión es si le ajustan o no a los jubilados. Eso lo entiende la sociedad. El Gobierno enfrenta a sectores débiles de la sociedad como jubilados y estatales, y va a afectar a un núcleo de 16, 17 millones de personas"

Sobre el pacto fiscal firmado por los gobernadores, incluso la mandataria de Santa Cruz, la ex funcionaria Alicia Kirchner, evaluó que se aceptó porque "se ahorca a las provincias y muchas terminan cediendo.

Consultado sobre las votación, indicó que espera que, de cara a la votación, los diputados "honren los motivos por los que fueron elegidos, que eran no prestar su presencia ni su voto ante este tipo de situaciones, en la 17 millones de personas van a ser perjudicadas".

Finalmente, al ser consultado sobre las medidas de fuerza que la CGT encabezará en caso que el Gobierno insista con la reforma jubilatoria, indicó: "Si paraban por Ganancias, cómo no van a parar por los jubilados", en referencia a las huelgas que la central obrera impulsó durante los mandatos de CFK.