X

Larreta armó su propio G20 para trascender la frontera de la Ciudad

Quiere la foto con alcaldes de las principales ciudades del mundo y la firma de un documento para “elevar” a los países más industrializados, que también se reunirán en CABA. Los detalles del evento.
Por 12/12/2017 11:42

Horacio Rodríguez Larreta quiere un G20 propio en la Ciudad de Buenos Aires. A espejo de la reunión de Mauricio Macri con los principales líderes del mundo pactada para fines de 2018 en la Capital Federal, el jefe de Gobierno porteño cursó invitaciones a más de una veintena de alcaldes para lanzar Urban 20, un encuentro en el que busca discutir “temas centrales de la agenda de desarrollo” y luego redactar un documento conjunto para presentar ante el propio G20.

El mandamás porteño apunta presentar a Buenos Aires como un ejemplo de políticas de integración social y desarrollo sustentable, con la urbanización de villas y el desarrollo del metrobus y las ecobicis como vidriera de estos ejes en el distrito que gobierna. Larreta imagina a su gestión como faro de esas políticas públicas a nivel continental y busca plantarse como un líder regional, con la posibilidad inédita de reunir a los alcaldes de las principales ciudades y emitir un mensaje internacional en un especie de G20 de alcaldías. Cultor del perfil bajo y arquitecto silencioso de su carrera política, Rodríguez Larreta trabaja para que su figura trascienda por fuera de los márgenes de la Ciudad que gobierna políticamente desde el 10 de diciembre de 2015, pero administra desde 2007 cuando ejercía como jefe de Gabinete de la gestión de Macri. En esa línea deben leerse sus reuniones y entrevistas con alcaldes de las principales ciudades del mundo que se desarrollan al calor de una política exterior que aclara: para Larreta, la construcción política de su perfil no conoce de límites.

 

 

La iniciativa surgió de las entrañas del Gobierno porteño y fue negociada durante todo el 2016 con autoridades políticas integrantes del foro internacional C40, también conocido como Grupo de Liderazgo Climático. Buenos Aires integra esa red de ciudades que debate sobre temas relacionados a desarrollo urbano, cambio climático, integración social desde los años de Macri en la Jefatura de Gobierno, merced al trabajo minucioso del entonces secretario General de Gobierno Marcos Peña y el  subsecretario de Relaciones Internacionales e Institucionales Fulvio Pompeo, histórico encargado de las relaciones internacionales del macrismo.

En la gestión larretista los encargados de articular con los equipos de alcaldes de ciudades como Londres, San Pablo, Milán fueron Fernando Straface y Francisco Resnicoff, secretario General y Relaciones Internacionales y subsecretario de Relaciones Internacionales, respectivamente. Sin embargo, el propio Larreta se inmiscuyó en la negociación mano a mano con alcaldes y pesó mucho el vínculo personal que logró con su par de Paris, la socialista Anne Hidalgo, presidenta de la red C40.

 

 

En busca de forjar una alianza clave en términos de ciudades, Rodríguez Larreta se reunió en 2016 con la alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, y su equipo en la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios. (FOTO: PRENSA GCBA)

 

Este martes presentará a las 13 (hora Argentina) en la gélida capital francesa la iniciativa Urban 20, que tiene como objetivo reunir en los meses previos al G20 a los alcaldes de cerca de 30 ciudades para discutir temas centrales de la agenda de desarrollo, como el futuro del empleo, la integración social y la acción por el clima.

El evento sería a fines de octubre de 2018 y se buscaría que todos los líderes acuerden una serie de documentos que serán elevados a los líderes del G20 para transmitirles sus aspiraciones y objetivos comunes respecto de los temas de la agenda del desarrollo. Según pudo saber Letra P, la delegación porteña busca que todos los alcaldes se expidan sobre acceso a la vivienda, cambios en el mercado de trabajo (empleos del futuro), cambio climático y desarrollo sustentable y sostenido.

En el despacho de Rodríguez Larreta presentan a U20 como una oportunidad para establecer una reunión formal de las principales ciudades del mundo que siempre iría en paralelo con la reunión del G20. Es decir, el año próximo U20 será en Buenos Aires y en 2019 debería ser en Tokio, ya que el encuentro de los principales presidentes será en Japón, país que ejercerá la presidencia por entonces.

El objetivo del Gobierno porteño es que lo debatido en Urban 20 pueda “enriquecer la agenda del G20”. “El documento que firme U20 puede ser un insumo importante para el G20 porque son temas en que las ciudades tienen mucha experiencia y puede expandirse a políticas de estado nacionales”, explican desde la Jefatura de Gobierno.

 

 

 

Algunas invitaciones ya fueron despachadas hace casi un mes, aunque restan confirmar asistencias. Hubo pedidos de organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial e incluso la Agencia Francesa de Desarrollo para participar. Serían incluidos bajo la categoría de “asociados”.

El larretismo trabaja, como lo hicieron Peña y Pompeo, para posicionar a Buenos Aires como vanguardia de una agenda de desarrollo sustentable. Rodríguez Larreta tejió durante todo el año para lograr sentar a los principales líderes en el primer encuentro formal, que sería en la Ciudad dentro de un año. En paralelo a las conversaciones de los “sherpas” (se denominan al igual que los representantes de los miembros del G20), el alcalde se puso la negociación al hombro e hizo usufructo de su vínculo con Joao Doria (San Pablo), Michael Müller (Berlín), Rahm Emanuel (Chicago), Manuela Carmena (Madrid) y la propia Hidalgo.

Con la parisina y con su par paulista cosechó una relación personal. Se vio más de tres veces en menos de un año con cada uno. El porteño viajó, pero también lo hicieron Doria e Hidalgo. La alcalde francesa estuvo en la Jefatura de Gobierno en 2016 para pedir apoyo al Comité Olímpico Argentino para la votación de los Juegos Olímpicos de 2024, que finalmente ganó la Ciudad Luz. Además, Larreta se trasladó a Paris junto a un grupo de funcionarios y legisladores en mayo de este año. El paso por Francia quedó retratado mediante una foto de alcaldes en la que sonríen ante una placa que presenta a la ciudad francesa como organizadora de los JJOO 2024.

 

Larreta se entrevistó en junio de 2017 con la alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo (FOTO: PRENSA GCBA)

 

En los márgenes del Río Sena, durante la caminata por la nuevas arterias peatonales, Larreta hizo gestiones para la Casa Rosada: logró el compromiso de Hidalgo para que Paris apoye la candidatura porteña para la Expo Internacional 2023. Festejó Hernán Lombardi, otrora rival larretista en la interna por la Jefatura de Gobierno, que enfrentó en 2015 al entonces jefe de Gabinete y a Gabriela Michetti. En esa comitiva también estaba el entonces embajador argentino en Francia Jorge Faurie, actual canciller y encargado de anunciar, junto a Lombardi, que Argentina albergará la exposición mundial de innovación, ciencia y artes dentro de seis años.

El mismo vínculo se gestó con el mandamás de San Pablo, que estuvo hace pocos meses en Buenos Aires junto a Macri y también tuvo su entrevista personal con Larreta. Joao Doria recibió a Larreta en la ciudad paulista durante el mes de agosto y el alcalde porteño aprovechó para insistir con el desarrollo de la iniciativa Urban 20. La relación con el prefeito devino en que se llamen "amigos" y se tiren flores en público, como cuando, durante una reunión en Buenos Aires con empresarios de ambos países, Doria subrayó la "eficiencia" del metrobus y los "procesos digitales" de la administración pública. Además, el alcalde paulista destacó la "informalidad" de la vestimenta de los funcionarios del PRO y propuso imitarla. Cuestión de corbatas.

 

Rodríguez Larreta y el alcalde de San Pablo, Joao Doria, recorrieron la sede del Gobierno porteño de Parque Patricios en septiembre de 2017, tras un viaje relámpago del porteño a la ciudad paulista en agosto (FOTO: PRENSA GCBA)

 

Larreta aprovechó su vínculo con Doria e Hidalgo para encontrar apoyo interno en C40 y volcar ese respaldo en la organización de Urban 20. También, fue clave la relación con sus pares de Chicago, Nueva Orléans y Milan, con quienes compartió un largo almuerzo en la cumbre bianual de C40, realizada en Ciudad de México. Con el alcalde demócrata de la ciudad estadounidense de Chicago, Rahm Emanuel, lo une un interés político: antes de gobernar la ciudad más poblada del estado de Illinois fue jefe de Gabinete de Barack Obama y asesoró a Bill y Hilary Clinton.

El Gobierno porteño tiene previsto realizar actividades durante dos días para llevar a cabo Urban 20. Durante la primera fecha habrá paneles y visitas a lugares icónicos del distrito, para culminar al día siguiente con la firma de documentos que serán entregados al presidente del G20, que desde el primero de diciembre de este año está en manos de Macri.

Se barajan tres escenarios para los encuentros de alcaldes: Usina del Arte, el auditorio del subsuelo de la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios y el Centro de Convenciones de la Ciudad, donde actualmente se desarrolla la conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Hasta ahora, esta es la nómina de ciudades que se comprometieron a asistir: San Pablo, Paris, Berlín, Madrid, Toronto, Montreal, Chicago, Seúl, Río de Janeiro, Milán, Yakharta, Sidney. La Ciudad negocia un acuerdo para que estén presentes Londres, Roma, Ciudad de México, Tokio, Melbourne, Moscú y Hamburgo. Todas recibieron la carta de invitación y ahora comienza el proceso de “convencimiento” o “follow up”, que consiste en un intercambio de llamadas y cruce de correos electrónicos para explicar y “vender mejor” la iniciativa. El lanzamiento formal de U20 este martes en Paris es un trabajo de más de un año, cimentado bajo una relación personal y alianza política entre Rodríguez Larreta e Hidalgo.

Larreta armó su propio G20 para trascender la frontera de la Ciudad

Quiere la foto con alcaldes de las principales ciudades del mundo y la firma de un documento para “elevar” a los países más industrializados, que también se reunirán en CABA. Los detalles del evento.

Horacio Rodríguez Larreta quiere un G20 propio en la Ciudad de Buenos Aires. A espejo de la reunión de Mauricio Macri con los principales líderes del mundo pactada para fines de 2018 en la Capital Federal, el jefe de Gobierno porteño cursó invitaciones a más de una veintena de alcaldes para lanzar Urban 20, un encuentro en el que busca discutir “temas centrales de la agenda de desarrollo” y luego redactar un documento conjunto para presentar ante el propio G20.

El mandamás porteño apunta presentar a Buenos Aires como un ejemplo de políticas de integración social y desarrollo sustentable, con la urbanización de villas y el desarrollo del metrobus y las ecobicis como vidriera de estos ejes en el distrito que gobierna. Larreta imagina a su gestión como faro de esas políticas públicas a nivel continental y busca plantarse como un líder regional, con la posibilidad inédita de reunir a los alcaldes de las principales ciudades y emitir un mensaje internacional en un especie de G20 de alcaldías. Cultor del perfil bajo y arquitecto silencioso de su carrera política, Rodríguez Larreta trabaja para que su figura trascienda por fuera de los márgenes de la Ciudad que gobierna políticamente desde el 10 de diciembre de 2015, pero administra desde 2007 cuando ejercía como jefe de Gabinete de la gestión de Macri. En esa línea deben leerse sus reuniones y entrevistas con alcaldes de las principales ciudades del mundo que se desarrollan al calor de una política exterior que aclara: para Larreta, la construcción política de su perfil no conoce de límites.

 

 

La iniciativa surgió de las entrañas del Gobierno porteño y fue negociada durante todo el 2016 con autoridades políticas integrantes del foro internacional C40, también conocido como Grupo de Liderazgo Climático. Buenos Aires integra esa red de ciudades que debate sobre temas relacionados a desarrollo urbano, cambio climático, integración social desde los años de Macri en la Jefatura de Gobierno, merced al trabajo minucioso del entonces secretario General de Gobierno Marcos Peña y el  subsecretario de Relaciones Internacionales e Institucionales Fulvio Pompeo, histórico encargado de las relaciones internacionales del macrismo.

En la gestión larretista los encargados de articular con los equipos de alcaldes de ciudades como Londres, San Pablo, Milán fueron Fernando Straface y Francisco Resnicoff, secretario General y Relaciones Internacionales y subsecretario de Relaciones Internacionales, respectivamente. Sin embargo, el propio Larreta se inmiscuyó en la negociación mano a mano con alcaldes y pesó mucho el vínculo personal que logró con su par de Paris, la socialista Anne Hidalgo, presidenta de la red C40.

 

 

En busca de forjar una alianza clave en términos de ciudades, Rodríguez Larreta se reunió en 2016 con la alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, y su equipo en la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios. (FOTO: PRENSA GCBA)

 

Este martes presentará a las 13 (hora Argentina) en la gélida capital francesa la iniciativa Urban 20, que tiene como objetivo reunir en los meses previos al G20 a los alcaldes de cerca de 30 ciudades para discutir temas centrales de la agenda de desarrollo, como el futuro del empleo, la integración social y la acción por el clima.

El evento sería a fines de octubre de 2018 y se buscaría que todos los líderes acuerden una serie de documentos que serán elevados a los líderes del G20 para transmitirles sus aspiraciones y objetivos comunes respecto de los temas de la agenda del desarrollo. Según pudo saber Letra P, la delegación porteña busca que todos los alcaldes se expidan sobre acceso a la vivienda, cambios en el mercado de trabajo (empleos del futuro), cambio climático y desarrollo sustentable y sostenido.

En el despacho de Rodríguez Larreta presentan a U20 como una oportunidad para establecer una reunión formal de las principales ciudades del mundo que siempre iría en paralelo con la reunión del G20. Es decir, el año próximo U20 será en Buenos Aires y en 2019 debería ser en Tokio, ya que el encuentro de los principales presidentes será en Japón, país que ejercerá la presidencia por entonces.

El objetivo del Gobierno porteño es que lo debatido en Urban 20 pueda “enriquecer la agenda del G20”. “El documento que firme U20 puede ser un insumo importante para el G20 porque son temas en que las ciudades tienen mucha experiencia y puede expandirse a políticas de estado nacionales”, explican desde la Jefatura de Gobierno.

 

 

 

Algunas invitaciones ya fueron despachadas hace casi un mes, aunque restan confirmar asistencias. Hubo pedidos de organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial e incluso la Agencia Francesa de Desarrollo para participar. Serían incluidos bajo la categoría de “asociados”.

El larretismo trabaja, como lo hicieron Peña y Pompeo, para posicionar a Buenos Aires como vanguardia de una agenda de desarrollo sustentable. Rodríguez Larreta tejió durante todo el año para lograr sentar a los principales líderes en el primer encuentro formal, que sería en la Ciudad dentro de un año. En paralelo a las conversaciones de los “sherpas” (se denominan al igual que los representantes de los miembros del G20), el alcalde se puso la negociación al hombro e hizo usufructo de su vínculo con Joao Doria (San Pablo), Michael Müller (Berlín), Rahm Emanuel (Chicago), Manuela Carmena (Madrid) y la propia Hidalgo.

Con la parisina y con su par paulista cosechó una relación personal. Se vio más de tres veces en menos de un año con cada uno. El porteño viajó, pero también lo hicieron Doria e Hidalgo. La alcalde francesa estuvo en la Jefatura de Gobierno en 2016 para pedir apoyo al Comité Olímpico Argentino para la votación de los Juegos Olímpicos de 2024, que finalmente ganó la Ciudad Luz. Además, Larreta se trasladó a Paris junto a un grupo de funcionarios y legisladores en mayo de este año. El paso por Francia quedó retratado mediante una foto de alcaldes en la que sonríen ante una placa que presenta a la ciudad francesa como organizadora de los JJOO 2024.

 

Larreta se entrevistó en junio de 2017 con la alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo (FOTO: PRENSA GCBA)

 

En los márgenes del Río Sena, durante la caminata por la nuevas arterias peatonales, Larreta hizo gestiones para la Casa Rosada: logró el compromiso de Hidalgo para que Paris apoye la candidatura porteña para la Expo Internacional 2023. Festejó Hernán Lombardi, otrora rival larretista en la interna por la Jefatura de Gobierno, que enfrentó en 2015 al entonces jefe de Gabinete y a Gabriela Michetti. En esa comitiva también estaba el entonces embajador argentino en Francia Jorge Faurie, actual canciller y encargado de anunciar, junto a Lombardi, que Argentina albergará la exposición mundial de innovación, ciencia y artes dentro de seis años.

El mismo vínculo se gestó con el mandamás de San Pablo, que estuvo hace pocos meses en Buenos Aires junto a Macri y también tuvo su entrevista personal con Larreta. Joao Doria recibió a Larreta en la ciudad paulista durante el mes de agosto y el alcalde porteño aprovechó para insistir con el desarrollo de la iniciativa Urban 20. La relación con el prefeito devino en que se llamen "amigos" y se tiren flores en público, como cuando, durante una reunión en Buenos Aires con empresarios de ambos países, Doria subrayó la "eficiencia" del metrobus y los "procesos digitales" de la administración pública. Además, el alcalde paulista destacó la "informalidad" de la vestimenta de los funcionarios del PRO y propuso imitarla. Cuestión de corbatas.

 

Rodríguez Larreta y el alcalde de San Pablo, Joao Doria, recorrieron la sede del Gobierno porteño de Parque Patricios en septiembre de 2017, tras un viaje relámpago del porteño a la ciudad paulista en agosto (FOTO: PRENSA GCBA)

 

Larreta aprovechó su vínculo con Doria e Hidalgo para encontrar apoyo interno en C40 y volcar ese respaldo en la organización de Urban 20. También, fue clave la relación con sus pares de Chicago, Nueva Orléans y Milan, con quienes compartió un largo almuerzo en la cumbre bianual de C40, realizada en Ciudad de México. Con el alcalde demócrata de la ciudad estadounidense de Chicago, Rahm Emanuel, lo une un interés político: antes de gobernar la ciudad más poblada del estado de Illinois fue jefe de Gabinete de Barack Obama y asesoró a Bill y Hilary Clinton.

El Gobierno porteño tiene previsto realizar actividades durante dos días para llevar a cabo Urban 20. Durante la primera fecha habrá paneles y visitas a lugares icónicos del distrito, para culminar al día siguiente con la firma de documentos que serán entregados al presidente del G20, que desde el primero de diciembre de este año está en manos de Macri.

Se barajan tres escenarios para los encuentros de alcaldes: Usina del Arte, el auditorio del subsuelo de la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios y el Centro de Convenciones de la Ciudad, donde actualmente se desarrolla la conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Hasta ahora, esta es la nómina de ciudades que se comprometieron a asistir: San Pablo, Paris, Berlín, Madrid, Toronto, Montreal, Chicago, Seúl, Río de Janeiro, Milán, Yakharta, Sidney. La Ciudad negocia un acuerdo para que estén presentes Londres, Roma, Ciudad de México, Tokio, Melbourne, Moscú y Hamburgo. Todas recibieron la carta de invitación y ahora comienza el proceso de “convencimiento” o “follow up”, que consiste en un intercambio de llamadas y cruce de correos electrónicos para explicar y “vender mejor” la iniciativa. El lanzamiento formal de U20 este martes en Paris es un trabajo de más de un año, cimentado bajo una relación personal y alianza política entre Rodríguez Larreta e Hidalgo.