Plan V. Lo que viene.

Presupuesto 2018: el FR pone el ojo en el revalúo inmobiliario

Dicen que la decisión de Vidal les trae “profunda preocupación por las consecuencias que ocasionaría la implementación del revalúo inmobiliario”, ya podrían llegar a aumentos del 1750 por ciento.

“Es un presupuesto prolijo”, le dijo días atrás un diputado el bloque del Frente Renovador a Letra P cuando lo consultó sobre las reuniones que habían mantenido con los ministros de la gobernación bonaerense. Sin embargo aseguraban que el el aumento al impuesto a la propiedad era excesivo. Y este lunes, desde el bloque de Sergio Massa, emitieron un comunicado en el que expresan su “profunda preocupación por las consecuencias que ocasionaría en el pueblo de la provincia la implementación del revalúo inmobiliario”.

 

“Tal como figura en el proyecto de Ley Impositiva enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal a la Legislatura, la implementación del revalúo inmobiliario podría llegar con aumentos que del 1750%”, explicó el diputado massista, Pablo Garate

 

Sin embargo Garate, con el resto de los legisladores que responden a Massa, va a votar el presupuesto que pide la mandataria Vidal. Así lo definieron la semana pasada en un almuerzo que mantuvieron en la residencia de la Cámara de Diputados, legisladores de los bloques del Frente Renovador con Massa. Allí se acordó armar una comisión de enlace entre intendentes y legisladores para negociar –en el margen que se pueda - el proyecto de ley del Presupuesto, la ley impositiva y la ley de responsabilidad fiscal para los municipios con el Ejecutivo. 

 

 

Puntualmente la jugada de Garate es mostrarse ajeno a un acompañamiento hacia Vidal pese a que luego el FR acompañará la ley de leyes, tal como ya lo hizo en para el Presupuesto 2016 y 2017. 

 

Si bien se establece en el proyecto que el aumento del impuesto inmobiliario urbano no podrá exceder, respecto del determinado en el año 2017, los porcentajes que varían de un 40% a un 75% dependiendo de su valuación fiscal, Garate destacó que  “si el revalúo alcanza esta magnitud, ello repercutirá sobre muchos bonaerenses que comenzarían a tributar bienes personales y se produciría un aumento en las expensas y en los alquileres en términos proporcionales, puesto que los propietarios trasladarían los aumentos a los inquilinos”.  

 

En el proyecto que mandó el Ejecutivo se privan de hablar de un aumento pero justifican que en 12 años no se realizó este cálculo, en referencia a los gobiernos provinciales de Felipe Solá y los dos mandatos de Daniel Scioli

 

Garate insistió con que “aumentaría visiblemente el costo de sucesiones y escrituraciones ya que todos los gastos que ello demanda están signados por un porcentual de las valuaciones", y que "igualmente impactaría en tarifas de servicios públicos que van atadas al precio de las valuaciones fiscales o al del metro cuadrado edificado. También tendría consecuencias negativas en las finanzas de los municipios, estimando una baja en la recaudación de las tasas municipales y un detrimento en la prestación de los servicios”. La intención del Ejecutivo es aprobar el Presupuesto la semana que viene en Diputados. 

 

 

El expresidente planea reorganizar las sucursales del PRO en la provincias. En Córdoba, jugará con Soher El Sukaria.
otra baja en el gobierno de milei: la ministra pettovello echo a pablo de la torre

También te puede interesar