X
Menéndez, Gray y Espinoza firmarán la lista única que competirá en la elección del 17 de diciembre. Los detalles de un acuerdo que tendrá su reflejo en la futura composición legislativa.
Por 24/11/2017 11:21

Este viernes, pasado el mediodía, se reunirán en la sede del PJ bonaerense, en Matheu 130, los integrantes y apoderados de la lista única que se presentará en las elecciones partidarias fijadas para el próximo 17 de diciembre.

Estarán los candidatos a la presidencia, Gustavo Menéndez (Merlo) y Fernando Gray (Esteban Echeverría) que jugarán un formato de jefatura alternada, uno por año durante los cuatro que comprende el mandato.

Estará, en el otro extremo de la mesa, el todavía jefe del Partido, Fernando Espinoza, junto a la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario. El diputado nacional electo figurará como titular del Congreso partidario, y Magario será una de las consejeras por la mujer. Es el acuerdo que el pasado jueves, por la noche, y luego de varios días de tironeos, cerraron ambos sectores, por teléfono.

Ahora se verán las caras para concretar en papel lo que acordaron de palabra. También, según indicaron fuentes del sector a Letra P, se buscará organizar todo el proceso electoral que comprende una campaña territorial para activar el Partido y sumar a sectores que se encontraban aletargados, o que se habían alejado.

La idea es además ordenar un mensaje común, y respetar cierto orden de voceros.

 

 

El encuentro de este viernes resulta la conclusión de un proceso muy conflictivo, donde sin internas reales hubo igual ganadores y perdedores. Y donde no está claro si podrán lograr el cometido de la ahora anunciada unidad.

Los intendentes de la primera sección, representados por Menéndez, y los de la tercera, por Gray, excluyendo claro a La Matanza, lograron por primera vez desde 2015 encontrarse en una posición común. La condición de unidad como única fórmula para la búsqueda del poder en 2019. Una búsqueda que en muchos casos significa resistir el avance de Cambiemos en sus municipios.

Esa partida, que era resistida por un Espinoza aferrado a su vieja estructura, fue ganada por los jefes comunales, que ahora hablan de “renovación”.

Cuando el matancero planteó su reelección, un mes atrás, contaba con el aval de la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y con ella los integrantes de La Cámpora, además del apoyo de los jefes comunales, Jorge Ferraresi (Avellaneda), y Walter Festa (Moreno), entre otros. El lanzamiento de Menéndez no alteró estos números, pero si modificó la perspectiva de los avales.  

“Si hay lista de unidad la apoyo, si hay internas no participo, no cuenten conmigo para una interna porque no voy a ser parte de esa locura” cuenta un jefe comunal que le dijo CFK durante una reunión en el Instituto Patria.

La orden de la senadora nacional electa fue clara, y tuvo una repercusión directa cuando Máximo Kirchner no solo ordenó la “abstención” de La Cámpora, sino que le indicó a Festa que desista de acompañar a Espinoza. Ferraresi no precisó ningún llamado, se apartó solo de la interna.

El panorama se complicaba para Espinoza que llegó al final de la negociación con la dote que siempre ofrece el distrito más poblado de la Provincia, como es La Matanza y el acompañamiento de algunas figuras de la super estructura como Cristina Álvarez Rodríguez, que no podían aportar territorio para sumar.

 

 

El jueves fue el golpe de gracia. En medio de las negociaciones cruzadas por la nueva conformación de las autoridades de las cámaras parlamentarias, los intendentes del conurbano, junto a legisladores provinciales y nacionales, se reunieron en Florencio Varela para dejar en claro la potencia de la nómina que encabezan Menéndez y Gray.

La balanza se inclinó de modo estrepitoso y obligó a Espinoza a resolver el tema en pocos minutos.

Espinoza tendrá entonces la presidencia del Congreso, que es el máximo organismo partidario encargado de dictar las normas por las cuales se regula el Partido, como por ejemplo autorizar las alianzas y elegir apoderados.

Aunque el rol es fundamental, no sirve de mucho si no se tiene la mayoría de los congresales. Un dato que será clave en las vísperas de la elección de 2019.

En tanto, el futuro presidente, Menéndez, junto a quien lo sucederá en 2019, Gray, esperan iniciar a partir de este fin de semana una serie de recorridas por diferentes distritos bonaerenses. Ramallo y Bolívar serán los primeros municipios, dos comunas cuyos intendentes perdieron en la pasada elección.

 

 

Y en el caso de Eduardo “Bali” Bucca (Bolívar) fue electo diputado nacional por Cumplir, aunque ahora participa de esta “renovación” de los jefes comunales.

Los intendentes que comandarán la nueva estructura del PJ bonaerense tendrán su réplica en la legislatura provincial, que a partir del próximo 10 de diciembre renueva sus bancas.

En diputados el bloque estará presidido por el ex intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, y cuenta hasta el momento con al menos cinco integrantes, aunque podrían sumarse los representantes del movimiento Evita, como el caso de Patricia “Colo” Cubría, quien va en la lista partidaria como consejera por la mujer y le quedan aún dos años de mandato parlamentario.