X
La pelea por 2019 se vive desde inicios de año. El peronismo, con aliados, comienza la senda para recuperar la provincia que sólo tuvo por 21 días. Cambiemos, el rival.
Por 23/10/2017 0:49

Martín Soria largó su campaña a gobernador. Con el triunfo de su hermana este domingo, que se impuso en los principales distritos de Río Negro, el intendente de General Roca y presidente del Partido Justicialista (PJ) dio otro paso para recuperar la provincia que su padre, Carlos Soria, gobernó por 21 días hasta su trágico final. El 49,37% (189.092 votos) a favor del peronismo, contra el 31,97% (122.460 votos) de Cambiemos, marcó una división que se acentuó por la huida del oficialismo provincial y le allanó el camino en la interna peronista para 2019. 

La estrepitosa salida de Juntos Somos Río Negro (JSRN), el partido del gobernador Alberto Weretilneck, aclaró el escenario. El Frente para la Victoria (FpV), ese acuerdo entre el PJ y otros partidos que llevaron al triunfo a Néstor Kirchner y Cristina Fernández, se mantuvo en el formato para revalorizar un apotegma del justicialismo: ganar. Así, Cambiemos se transformó en el único rival posible para arrebatarle una de las dos bancas en juego.

 

 

“Pasamos del 41 por ciento de agosto a unos nueve puntos más”, celebró Soria este domingo. En diálogo con Letra P, luego de los festejos del triunfo en el local y centro de cómputos en Roca, describió cómo desarrollaron una campaña “en contra de todos”, porque en Río Negro estuvo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y hasta el rabino Sergio Bergman, hoy a cargo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable. “Le faltó disfrazarse de arbolito”, soltó. “Vinieron todos a tratar de dar vuelta un resultado. Hasta le hicieron bajar la lista a su socio, el gobernador Weretilneck”, insistió.

San Carlos de Bariloche, Villa Regina, Cipolletti, Viedma y San Antonio Oeste respaldaron la lista azul peronista. Lorena Matzen, la candidata que impuso el viejo operador Daniel “Fino” Sartor, esperó en Allen (a 25 kilómetros de Roca) el resultado final con todos los delegados de Balcarce 50 en la provincia, intendentes del riñón macrista y la vieja guardia que desempolvó la boina blanca.

 

 

“Hoy, muchos compañeros deben estar analizando su conducta. Aquellos que más selfies se sacaron con Macri (…) espero que reflexionen. Ahora, con más fuerza que nunca, continuaremos trabajando”, resaltó el intendente Soria, que ya trabaja para la elección provincial.

MALDONADO. En el discurso triunfalista, María Emilia Soria reclamó "justicia" para la familia de Santiago Maldonado. Justamente cuando votaba, el jefe de campaña PRO y legislador nacional Sergio Wisky fue noticia por advertir que el joven artesano “estaba delinquiendo” cuando protestaba en la ruta nacional 40.

El triunfo de Soria abrió la campaña para la Gobernación en Río Negro

La pelea por 2019 se vive desde inicios de año. El peronismo, con aliados, comienza la senda para recuperar la provincia que sólo tuvo por 21 días. Cambiemos, el rival.

Martín Soria largó su campaña a gobernador. Con el triunfo de su hermana este domingo, que se impuso en los principales distritos de Río Negro, el intendente de General Roca y presidente del Partido Justicialista (PJ) dio otro paso para recuperar la provincia que su padre, Carlos Soria, gobernó por 21 días hasta su trágico final. El 49,37% (189.092 votos) a favor del peronismo, contra el 31,97% (122.460 votos) de Cambiemos, marcó una división que se acentuó por la huida del oficialismo provincial y le allanó el camino en la interna peronista para 2019. 

La estrepitosa salida de Juntos Somos Río Negro (JSRN), el partido del gobernador Alberto Weretilneck, aclaró el escenario. El Frente para la Victoria (FpV), ese acuerdo entre el PJ y otros partidos que llevaron al triunfo a Néstor Kirchner y Cristina Fernández, se mantuvo en el formato para revalorizar un apotegma del justicialismo: ganar. Así, Cambiemos se transformó en el único rival posible para arrebatarle una de las dos bancas en juego.

 

 

“Pasamos del 41 por ciento de agosto a unos nueve puntos más”, celebró Soria este domingo. En diálogo con Letra P, luego de los festejos del triunfo en el local y centro de cómputos en Roca, describió cómo desarrollaron una campaña “en contra de todos”, porque en Río Negro estuvo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y hasta el rabino Sergio Bergman, hoy a cargo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable. “Le faltó disfrazarse de arbolito”, soltó. “Vinieron todos a tratar de dar vuelta un resultado. Hasta le hicieron bajar la lista a su socio, el gobernador Weretilneck”, insistió.

San Carlos de Bariloche, Villa Regina, Cipolletti, Viedma y San Antonio Oeste respaldaron la lista azul peronista. Lorena Matzen, la candidata que impuso el viejo operador Daniel “Fino” Sartor, esperó en Allen (a 25 kilómetros de Roca) el resultado final con todos los delegados de Balcarce 50 en la provincia, intendentes del riñón macrista y la vieja guardia que desempolvó la boina blanca.

 

 

“Hoy, muchos compañeros deben estar analizando su conducta. Aquellos que más selfies se sacaron con Macri (…) espero que reflexionen. Ahora, con más fuerza que nunca, continuaremos trabajando”, resaltó el intendente Soria, que ya trabaja para la elección provincial.

MALDONADO. En el discurso triunfalista, María Emilia Soria reclamó "justicia" para la familia de Santiago Maldonado. Justamente cuando votaba, el jefe de campaña PRO y legislador nacional Sergio Wisky fue noticia por advertir que el joven artesano “estaba delinquiendo” cuando protestaba en la ruta nacional 40.