X

Neuquén: nuevos despidos generan incertidumbre y condicionan cumbre de Pereyra con Triaca

El titular del gremio se encontrará con funcionarios nacionales para buscar la “mejor” salida. Dos empresas presentaron quiebra.
Redacción 04/01/2017 11:02

La Crisis Petrolera que impacta de lleno en la cuenca neuquina se cobró, según denunciaron trabajadores de la empresa de servicios Halliburton, nuevos puestos de trabajo sumándose así al medio centenar de cesanteados en la firma Schlumberger que tantos dolores de cabeza la generan al experimentado dirigente sindical Guillermo Pereyra. Al respecto, el también senador nacional por Neuquén (MPN) anticipó que la forma de la protesta “no fue” la indicada y condicionará la reunión con Jorge Triaca este mediodía.

La ola de despidos avanza a paso firme en la formación Vaca Muerta. Al problema de los más de 1500 obreros de YPF en la calle se sumó el anuncio de la presentación a concurso preventivo de las empresas SP Argentina (servicios petroleros) y la operadora Argenta Energía. Esto provocó un nuevo sismo en la estructura de la explotación de hidrocarburos: llegaron 200 telegramas anunciando la salida. Según publica el diario Río Negro, Argenta es parte del grupo Azabache y arrastra serios problemas desde hace tiempo.

“Tenemos 822 despidos registrados con las empresas que presentaron los listados en el Ministerio de Trabajo. En el medio de la conciliación obligatoria los compañeros hicieron una retención de tareas por una supuesta mala liquidación que generó como consecuencia nuevos despidos con causa", explicó Pereyra, en declaraciones a LU5 (AM 600).

"Nosotros no vamos a permitir los nuevos despidos planteados por Halliburton y Schlumberger, lo vamos a plantear con el ministro (Jorge) Triaca y esto seguro va a entorpecer la parte final de la conciliación. No sé cuántos telegramas entregaron en las últimas horas, pero estamos trabajando en el tema, y esto no va a quedar así", advirtió en la radio.

RECLAMO. El senador fue convocado por el presidente Mauricio Macri, junto al gobernador Omar Gutiérrez, para discutir la situación de la importación de combustibles a finales de noviembre. Allí, tras el compromiso del  Gobierno para controlar el ingreso, el poderoso dirigente que maneja el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, anticipó un escenario complejo. “Si hay despidos, hay conflicto”, advertía.

Pereyra, que llegó a la reunión en la Quinta de Olivos para analizar el tema de la importación de combustibles tras obtener dictamen favorable ayer su proyecto, para derogar el Decreto 272/15 en el Senado, no eludió la responsabilidad de plantear medidas de fuerzas. “Hemos buscado una definición política del presidente de la Nación -acompañado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren- y nos fue bien porque obtuvimos su compromiso de que sacará una resolución donde no quedará tan liberado el ingreso”, explicaba.