X
En 2014 el alcalde de Bahía Blanca, Gustavo Bevilacqua, se tomó licencia y el interino echó a tres funcionarios. Ahora, el provisional de Carlos Bevilacqua, en Villarino, dejó el bloque oficialista.
Por 18/01/2017 13:08

La renuncia de dos funcionarios y el portazo de un concejal, cristalizaron las serias diferencias políticas del frente electoral que llevó a Carlos Bevilacqua a la intendencia de Villarino. Sin embargo, esta crisis en el equipo es solo una parte del problema que sobrevuela en la administración local, teniendo en cuenta que el edil que se marchó es el primero en la línea sucesoria en caso de que el jefe comunal tome licencia. La situación recuerda lo padecido por Gustavo Bevilacqua en Bahía Blanca.  

 

 

RENUNCIAS EN VILLARINO. Los funcionarios que dieron el portazo a la administración municipal - la secretaria de Gobierno, Laura Trelles; el director de Producción, Ignacio Gaggioli - y el edil Horacio Brion, quien ahora estará en una banca unipersonal en el Concejo Deliberante, son integrantes de uno de los sectores que en 2015 coincidieron en un frente electoral que llevó al triunfo de Carlos Bevilacqua.

En 2015, Bevilacqua llegó a un acuerdo electoral con Trelles y Brion, dirigentes de origen radical, que habían sido parte del Gabinete de Raúl Mujica, que estuvo en el municipio entre 2005 y 2011. En aquella administración, el actual intendente fue secretario de Gobierno y a nivel local se mostraban como los radicales K, en el marco del acuerdo que el FpV alcanzó con el sector de Julio Cobos a nivel nacional. Sin embargo, en 2009 se alejó y en 2011 armó un frente vecinalista, Acción por Villarino.

De los renunciantes, el portazo que más ruido provoca es la del concejal Horacio Brion, no solo porque fue uno de los impulsores del frente vecinal Acción por Villarino, con el lograron vencer a Patricia Cobello (FPV), sino porque es el primero en la línea sucesoria en caso de que Bevilacqua deba dejar su cargo o tome licencia, aun cuando su rol en el deliberativo ya no sea desde el oficialismo.

EL CASO DE BAHIA BLANCA. En 2014, en momentos en que el entonces intendente massista de la ciudad de Bahía Blanca, Gustavo Bevilacqua – hermano de Carlos - se tomó unos días de licencia, asumió como intendente interino el concejal por el Frente para la Victoria Ramiro Villalba.

Villalba una vez en el poder despidió a tres funcionarios: al secretario privado de Bivilacqua, al secretario de Obras Públicas, y a su subsecretario, por considerarlos responsables de la muerte de Daiana Herlein, una joven que había fallecido meses antes por la caída de un árbol en un reconocido parque de la ciudad.

Villalba reemplazó a Bevilacqua debido a la ubicación que ocupó en la lista del FpV, por la que el intendente había ganado las elecciones, pese a que éste tiempo después pegó el salto al massismo, situación que le trajo duras críticas de diversos sectores políticos.

La jugada del concejal devenido en intendente sólo duró hasta que Bevilacqua volvió a funciones. “Volvimos el gabinete al día que me fui”, dijo el jefe comunal tras su regreso de Europa.

 

UN LUGAR EN EL MASSISMO. Gustavo Bevilacqua se sumó al Frente Renovador después de llegar a la administración municipal de Bahía Blanca por el Frente para la Victoria. Carlos, por su parte, también se sumó a ese espacio tras triunfar con la lista vecinalista Acción por Villarino.

 

CARRERA DE CABALLOS. Aunque las diferencias en la aplicación de diversas medidas desde hacía tiempo estaban haciendo mella en el equipo de Carlos Bevilacqua, el punto de inflexión habría sido una carrera de caballos en la localidad de localidad Mayor Buratovich, territorio de origen de los que ahora pegaron el portazo.

Desde Villarino explicaron a Letra P que si bien este evento estaba organizado por una institución local tenía el respaldo de los ahora renunciantes. De hecho, al parecer, habían logrado la habilitación vía la secretaría de Gobierno, área conducida por Trella. Pero Bevilacqua no estaba de acuerdo con el espectáculo y el curso de una denuncia por supuestas irregularidades en las condiciones de seguridad y reglamentación, avalaron su posición y evidenció una crisis que trascendía el programa de fin de semana.

Finalmente, pese al tironeo, la carrera se desarrolló pero no evitó el avance de la ruptura del frente oficialista.

REEMPLAZOS. Los lugares que quedaron vacantes en el Gabinete ya tendrían nombres. Gonzalo Silva se haría cargo de la secretaría de Gobierno. En tanto, en lugar de Gaggioli, en la dirección de Producción, se desempeñará Sergio Damiani, que viene del FPV.