Legislatura BA

Vidal quiso coparle la paridad de género a Massa, pero el FR le ganó la pulseada

Otra vez una guerra de cartel entre Cambiemos y el Frente Renovador. Había dos proyectos iguales, terminaron juntando las iniciativas y votando por unanimidad. Galmarini llenó los palcos.

En la sesión del Senado bonaerense de este miércoles se aprobó el proyecto de ley que obliga a una paridad de género en el armado de las listas electorales en un “50 y 50” y establece la alternancia: una mujer-un hombre o un hombre-una mujer. La votación amagó con trabarse cuando Cambiemos avisó que la gobernadora María Eugenia Vidal había girado una iniciativa similar a la que el Frente Renovador quería votar sobre tablas y que ya tenía el despacho de una comisión. Tuvieron que juntar todos los proyectos porque se iba a complicar el acompañamiento al blanqueo. 

 

“Teniendo en cuenta que hay cosas en la política que no solo se declaman sino que se hacen, es un pedido especial que nos hizo la gobernadora en el día de hoy”, explicó en el recinto el presidente del bloque Cambiemos, Roberto Costa. El legislador daba cuenta que finalmente –como había anticipado Letra P- la mandataria preparaba una iniciativa en la misma sintonía que el massismo sobre equidad de género en la representación política. 

 

Bajo este contexto, el Frente Renovador veía amenazada la posibilidad de sancionar su propio proyecto, que contaba con el despacho de la comisión de Reforma Política, presidida por el cuñado de Sergio Massa, Sebastián Galmarini. 

 

Es que había dos proyectos iguales listos para ser aprobados y para ambos se necesitaban los dos tercios de los votos. En el medio, el Frente para la Victoria aprovechó para pedir un cuarto intermedio para intentar ordenar la situación. Logró incluir el proyecto que había trabajado la senadora mandato cumplido Marina Moretti, que también habilitaba la paridad.

 

“Necesita profundidad un proyecto de estas características”, decía el senador kirchnerista Santiago Carreras, a la par que alertaba que “no se puede imponer un proyecto que ni siquiera tiene entrada en esta cámara”, en referencia a la iniciativa que Vidal giró a la Legislatura y que Cambiemos pretendía votar. 

 

Entonces se llamó a un cuarto intermedio. Luego de media hora de negociación, se acordó finalmente fusionar todos los proyectos. El del Ejecutivo, el de Galmarini, el del FpV y uno de la senadora Fernanda Campo, del monobloque PJ-Néstor Kirchner. 

 

La pausa legislativa sirvió para calmar los ánimos. Es que el Frente Renovador copó los palcos del Senado. La principal presencia fue la de Malena Galmarini, quien, escoltada por las diputadas provinciales Valeria Arata y María del Huerto Ratto, siguió la sesión minuto a minuto. Las bancas de los massistas se decoraron con carteles violetas con la leyenda “Paridad”. Para no ser menos, en la banca del jefe del bloque de Cambiemos también había un cartel, solo que el color elegido fue el amarillo. 

 

“Reparamos un acto de injusticia histórica que sufren las mujeres. La Ley de Cupo del 30% se había transformado en un techo de cristal y hoy con esta votación, logramos que la lucha de las mujeres que dieron y siguen dando su vida para que las mujeres tengan una representación política justa tenga un hito histórico”, dijo Galmarini al cerrar su discurso. 

 

Finalmente, el proyecto final, con la inclusión de todas las iniciativas, fue votado por unanimidad. Ahora continuará su recorrido en la Cámara de Diputados y, en el mejor de los casos, en las elecciones legislativas del año que viene se podrá visualizar un esquema de una mujer - un hombre. Actualmente, la ley electoral -que es la que fue modificada con esta iniciativa- garantiza el 30 por ciento de presencia femenina en las listas, aunque la actual composición legislativa llega apenas al 26 por ciento de representación femenina en el Parlamento provincial. De convertirse en ley lo aprobado este miércoles, habría real paridad de género. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar