12|8|2022

A 19 años de la Ley de Cupo, la Legislatura sólo tiene 26% de mujeres

08 de marzo de 2016

08 de marzo de 2016

Tanto en el Senado como Diputados los hombres siguen siendo abrumadora mayoria. La norma de 1997 fija un piso de 30% de participación femenina en las listas de candidatos.

En el año 1997 y a través del decreto 493 quedó reglamentada la llamada “Ley de Cupo” en la provincia de Buenos Aires. Es la que obliga a los partidos políticos a integrar a las mujeres en el armado de listas. De esta manera quedó establecido que cada boleta deberá tener como mínimo el 30 por ciento de representación femenina. Sin embargo actualmente, 19 años después, sólo el 26 por ciento de las bancas de la Legislatura provincial está ocupada por mujeres. La Ley sólo garantiza que la mujer ocupe el tercer lugar de la lista. En las últimas elecciones por ejemplo, de las tres fuerzas de mayor representación legislativa (Cambiemos, Frente para la Victoria, Frente Renovador) sólo en la boleta de Cambiemos por la Sexta sección electoral encabezó una mujer: Nidia Moirano. Por eso, el mínimo del 30 por ciento no se traduce a la composición de las cámaras, y la Ley funciona más como techo que como piso. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En Diputados el 26 por ciento de las bancas están ocupadas por una mujer. El bloque que más representación femenina tiene el Frente para la Victoria. De treinta y seis lugares, once son mujeres. Lo sigue Cambiemos con ocho bancas para el género femenino de un total de veintiocho manos; significa un 28 por ciento.  Más atrás aparece el Frente Renovador. La representación femenina se traduce al 20 por ciento del bloque. De veinte bancas, sólo cuatro son ocupadas por mujeres. 

 

El bloque del FAP, liderado por Margarita Stolbizer, tiene cuatro diputados: todos hombres. El espacio Justicialismo Bonaerense tampoco tiene presencia femenina: dos diputados. La banca rotativa del FIT deberá esperar al cambio de nombres para ser ocupada por una mujer. Mientras que Mónica López con la bancada Peronismo Bonaerense le aporta cuota femenina a la Cámara.

 

En el Senado la ecuación no varía. En la Cámara alta, la representación femenina tampoco llega al 30 por ciento. Del total de bancas –cuarenta y seis- sólo doce son ocupadas por mujeres; también llega al 26 por ciento del total.

 

Allí el FpV también lidera. De las ocho bancas que posee, tres son representadas por mujeres. Lo que significa el 37 por ciento composición femenina en la banca kirchnerista. En Cambiemos, de doce integrantes, cinco corresponden al género femenino y siete al masculino. Es el 31 por ciento de mujeres en la bancada.

 

El bloque del PJ tiene nueve lugares, pero sólo uno es ocupado por una mujer: Carolina Szelagowski. En el Frente Renovador de nueve bancas, dos son ocupadas por mujeres: Malena Baro y Lorena Ferraro Medina.  Significa el 22 por ciento. 

 

El monobloque, Néstor Kirchner está integrado por una mujer, María Fernanda Campos. Los bloques, Justicialismo Bonaerense y 8 de Enero no tienen participación femenina.Suman tres senadores varones entre las dos bancas. 

 

La disparidad también se traduce en el Ejecutivo provincial. Pese a que la gobernación es ocupada por una mujer, de los once ministerios que tiene la provincia en su nuevo organigrama apenas uno tiene conducción femenina: Zulma Ortiz en Salud. Por su parte, las seis secretarías provinciales (General, Legal y Técnica, Derechos Humanos, Cultura, Comunicación y Medios) todas dirigidas en su totalidad por hombres.