X

El intendente de Azul del FpV formalizó su acuerdo con Vidal y, en diálogo con Letra P, anticipó: "Muchos compañeros tienen pensado hacer lo mismo".

Redacción 05/07/2016 18:20

El intendente de Azul, Hernán Bertellys, formalizó durante este martes su pase a Cambiemos desde el Frente para la Victoria. Destacó la voluntad de la gobernadora María Eugenia Vidal y sus funcionarios. En ese sentido, subrayó la apertura que notó tanto en el gobierno provincial como en el nacional, en el marco de las reuniones que ha mantenido para poner en marcha iniciativas y proyectos para el desarrollo de su distrito. "Nosotros somos peronistas y, como peronistas, tenemos vocación frentista", justificó y adelantó: "Muchos compañeros tienen pensado hacer lo mismo".

El año pasado, Bertellys destrozó a José Inza en la interna K de agosto, relegándolo para competir en octubre. En ese entonces, el candidato sciolista de Peronistas sin Fronteras dejó segundo a Caputo, tercero a Inza y cuarto a Conti. El entonces jefe comunal de aquel distrito tenía un panorama muy complicado que venía desde antes, cuando estuvo en jaque dos veces al ser interpelado en sus cuatro años de gestión, por sospechas de corrupción.

Este martes, a poco de haberse cumplido los primeros seis meses de gobierno, se pasó a Cambiemos. Vidal recorrió Azul junto a Bertellys, la ministra de Salud provincial, Zulma Ortiz; el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell, y el secretario de Interior de la Nación, Sebastián García de LucaLetra P habló con el intendente minutos después de formalizar el acuerdo.

-¿Cómo fue el encuentro con María Eugenia Vidal de este martes?

-Hablamos mucho de gestión, como por ejemplo de un aporte importante que va a hacer la Provincia para la terminación de una obra en el hospital Ángel Pintos. La gobernadora se comprometió a asistirnos con la plata que hace falta. El secretario del Interior Sebastián García de Luca confirmó también el inicio de obras de pavimento para dos barrios, que implica una inversión de 9 millones y medio de pesos.

-¿Y políticamente de qué hablaron? ¿Formalizó su pase a Cambiemos?

-Sí, quedó cerrado oficialmente. A ver, nosotros somos peronistas y, como peronistas, tenemos vocación frentista. En este caso, teniendo en cuenta cómo nos han atendido, desde Vidal, (el presidente de la Cámara de Diutados) Emilio Monzó, (el ministro de Gobierno bonaerense, Federico) Salvai, Campbell, (el diputado) Manuel Mosca, García de Luca y demás, nosotros encontramos un equipo de trabajo con el que desde la primera hora nos hemos entendido políticamente. Nos trataron muy bien y tuvimos coincidencias desde el primer día. Para nosotros fue una doble satisfacción que hayan venido los dos grupos que están armando en la provincia de Buenos Aires, tanto la gente de Vidal como la de Monzó. Eso es una señal, acá no hay un Boca - River, estamos trabajando en conjunto.

-¿A partir de esto hay posibilidades de más pases de intendentes peronistas?

-Los compañeros que nos han llamado nos dijeron que lo que habíamos hecho es una situación que muchos también están pensando hacer.

-¿Cuál es la diferencia entre este gobierno provincial y el anterior, de Daniel Scioli?

-Un ejemplo es lo que sucedió el viernes pasado, cuando la gobernadora no pudo venir e inmediatamente llamó por teléfono, explicó que no había podido venir, nos dijo que apenas podía, venía. Antes no pasaba eso. Estos son detalles que nos hacen ver que tiene la vocación de armado territorial. Nosotros vemos que al territorio se le da importancia y que al que lo conduce, también. En política es bueno sentirse cuidado.

-¿En qué situación está el municipio de Azul?

-Si esto se lo traslada a lo que es una empresa, nosotros recibimos una empresa quebrada. La anterior gestión había dejado 9 millones de pesos, solo para pagar sueldos. Teníamos tres días para cubrirlos, así arrancamos. Una deuda flotante de 70 millones, con proveedores a los que no se les pagaba hacía meses. Se les debía parte de los sueldos, el hospital sin anestesistas, todo era anárquico y caótico. Hoy hemos ordenado un poco esas cuestiones. El equipo económico nuestro nos habla de que salimos del coma 4 y ahora estamos en coma 3.

-¿Cómo queda el clima en el Concejo Deliberante con sus concejales?

-Nosotros hablamos con todos. Justamente, recién hubo una reunión de bloque. Han entendido la decisión y hasta ahora están acompañando.

-Teniendo en cuenta el apoyo que en su momento le brindó el ministro de Infraestructura de Scioli, Alejandro Arlía, ¿habló con él? ¿Está en contacto?

-Nosotros siempre decimos que si hay alguien a quien le debemos algo es a Arlía, pero bueno, cuando se fue a Washington dio libertad de acción, que cada uno haga lo que quisiera y pudiera.